Cómo gestionar el estrés con Rodiola, una planta adaptógena

Cómo gestionar el estrés con Rodiola, una planta adaptógena

198
0
Compartir
Beneficios de la Rodiola

Como ya os hablé en el artículo “El Ginseng como adaptógeno”, las plantas adaptógenas aumentan la resistencia de nuestro organismo al estrés.

El estrés es algo cada vez más natural en nuestras vidas y/o trabajos. Es un proceso natural que responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno, pero a la larga puede ser perjudicial para nuestra salud, tanto física como mental.

Una pequeña cantidad de estrés es bueno para nosotros ya que permite que nuestro cuerpo reaccione adecuadamente a factores del entorno y nos permite adaptarnos a retos y a cambios de la vida diaria. Esta es una respuesta fisiológica y psicológica de nuestro organismo al adaptarse, pero cuando esta se prolonga o se intensifica, nos puede afectar negativamente.

Cuáles son las señales más típicas del estrés:

  • Emocionales: irritabilidad, ansiedad, miedo, confusión…
  • Dificultad para concentrarse, olvidos, preocupación, autocrítica, pensamientos repetitivos…
  • Dificultades en el habla, trato brusco en las relaciones sociales…
  • Aumento del consumo de tabaco, alcohol…
  • Cambios físicos: dolor de cabeza, fatiga, problemas digestivos, problemas de espalda o cuello…

Rodiola, un adaptógeno contra el estrés

La Rodiola (Rodiola rosea), también es conocida como la raíz de oro o raíz ártica es una planta de la familia de las Crassulaceae.

La parte de la planta que se usa es la raíz debido a que es la parte en la que se encuentra mayor cantidad de principio activo. Los constituyentes de esta planta, responsables de sus propiedades, son:

  • Fenilpropanoides (rosarinas): rosavina, rosina y rosarina
  • Derivados de fenieltanol: salidrósido y tirosol
  • Flavonoides
  • Monoterpenos, Triterpenos
  • Ácidos fenólicos

De estas sustancias, las que se consideran más relevantes por sus acciones terapéuticas son las rosarinas.

Se le otorgan una gran cantidad de beneficios y propiedades para la salud, y ha sido aceptada por la EMA (Agencia Europea del Medicamento) por su uso tradicional para el alivio de los síntomas de astenia como la fatiga y la debilidad.

Beneficios de la Rodiola

Algunas de las acciones que se le atribuyen a la Rodiola son las siguientes:

  • Adaptógeno: normalizar las funciones del cuerpo y fortalecer los sistemas comprometidos por el estrés y la fatiga
  • Protector celular
  • Antidepresivo y ansiolítico
  • Antioxidante
  • Antiinflamatorio
  • Inmunomodulador

Como adaptógeno, la Rodiola ha demostrado ser eficaz para hacerle frente a los síntomas relacionados con el estrés, tales como la fatiga, el cansacio, la anisedad, los trastornos del sueño, el bajo rendimiento, etcétera. Tiene la capacidad de regular el organismo para que se adapte mejor a situaciones de estrés mediante la reducción del cortisol y de las catecolaminas liberadas por las glándulas suprarrenales, ya que cuando tenemos un exceso de hormonas del estrés circulando durante largos períodos de tiempo, nuestro cuerpo lo nota y se deteriora, haciendo aparecer problemas de salud, como ya se ha comentado anteriormente.

Se ha visto que la Rodiola mejora el rendimiento físico y mental en situaciones de fatiga y también en la capacidad de trabajo, ya que disminuye la severidad de la fatiga después de la práctica de un ejercicio físico intenso, a su vez reduce el período de recuperación y mejora la adaptación circulatoria al ejercicio. Esto es debido a los beneficios antiinflamatorios de la Rodiola, que participan en la recuperación muscular, haciendo que sea más rápida, y también debido a que estimula la síntesis de glucógeno tanto en músculos como en hígado, y la síntesis de proteínas musculares.

También se la considera un inmunomodulador por su estimulación y protección del sistema inmunitario, ya que restaura la regulación (homeostasis) del organismo, aumentando la producción de nuestras defensas.

En cuanto a su efecto antidepresivo y ansiolítico, se debe a que estimula la producción de neurotransmisores (serotonina y dopamina).

Otros beneficios que también se han contemplado y atribuido a la Rodiola son:

  • Mejorar la función sexual: impotencia, disminución de la libido e infertilidad asociados a la depresión y al estrés.
  • Obesidad y sobrepeso: se ha visto que la Rodiola puede aumentar el metabolismo basal.
  • Problemas cardíacos en situaciones de estrés: el exceso de catecolaminas y corticoesteroides liberados en situaciones de estrés puede causar problemas cardíacos. La Rodiola tiene la capacidad de reducir la cantidad de estas, proporcionándonos una actividad cardiorpotectora.

Si deseamos tomar Rodiola, principalmente la encontramos como suplemento, en forma de extracto, hojas secas o la raíz. Pero para que realmente sea efectiva su acción debe contener un 3% de rosavinas y un 0,8-1% de salidrósido.

La EMA ha establecido como posología para adultos y ancianos la administración de 144-400mg al día de extracto seco administrados de forma oral y el tratamiento debe ser de dos semanas. Si los síntomas persisten tras estas dos semanas se debe consultar a un profesional de la salud.

Dónde comprar Rodiola

Embarazadas, mujeres lactantes y niños no deberían tomar Rodiola debido a que no se ha establecido la seguridad de su uso en estos casos.

En resumen, la Rodiola es una buena opción si padeces de problemas de estrés, ya que es un adaptógeno natural que puede ayudarte a controlar el estrés mejorando los síntomas que produce.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad