Garmin Vector 3

Garmin Vector 3

Compartir
montaje pedal potrnciómetro

Los pedales Vector 3 son la tercera entrega de la saga Vector que Garmin ideó hace algunos años con la intención de penetrar con fuerza en el sector de los potenciómetros para ciclismo.

Lo cierto es que la familia Vector no ha hecho más que mejorar en todos los modelos que ha ido sacando, aprendiendo de errores y mejorando en los pequeños detalles que le han permitido a día de hoy, precisamente de la mano de los Vector 3, ser ya un referente en calidad y fiabilidad.

Después de probar y exprimir minuciosamente los pedales podemos afirmar con todas las garantías que la tercera entrega es realmente una versión que roza en muchos sentidos la perfección y que a día de hoy nada tiene que envidiar a otras marcas y a otros potenciómetros.

Los Garmin Vector 3 son el mayor ejemplo de que el esfuerzo, la perseverancia y la dedicación terminan siempre dando sus frutos y en este sentido Garmin ha sabido ser paciente y aprender hasta conseguir una versión claramente mejorada respecto a los modelos anteriores, convirtiendo los Garmin Vector 3 en una opción a tener en cuenta por todos aquellos ciclistas que quieran comprar un potenciómetro para ciclismo. 

Los vector 3 presentan grandes cambios respecto a los antiguos vector 2

Análisis Garmin Vector 3

Garmin ha restructurado por completo el diseño de los pedales eliminando el sensor de potencia externo que ofrecían las anteriores versiones y que tanto a nivel estético como funcional generaba algunos problemas.

Ahora los pedales llevan totalmente integrado en el interior del pedal el sensor de potencia que queda más protegido y que a nivel estético no causa ningún tipo de impacto.

Este cambio, que a priori puede parecer poco importante, es de vital importancia para colocar los Vector 3 de lleno en la lucha de mejores potenciómetros para ciclismo. Una variación que permite al modelo ganar muchos puntos en un aspecto fundamental para los potenciómetros como es la compatibilidad.

No estamos para nada exagerando si decimos que nos encontramos ante el potenciómetro más fácil de montar de todo el mercado. Una instalación que tal y como analizaremos posteriormente se puede hacer en menos de 10 minutos y que no requiere prácticamente de ningún tipo de conocimiento mecánico.

Además los pedales son compatibles con prácticamente todos los modelos de bicicletas del mercado y se pueden instalar en todo tipo de biela (170, 172,5 o 175mm) y en cualquier modelo de bicicleta.  Además uno de los puntos fuertes del nuevo medidor de potencia de Garmin es precisamente la adaptación que tienen los pedales a cualquier cambio de bicicleta que pueda hacer el ciclista.

La mayoría de potenciómetros del mercado son exclusivos para un tipo de eje de pedalier determinado, para un buje de rueda concreto o para una biela de un fabricante concreto. En este sentido Garmin ha sabido ofrecer al mercado un producto tremendamente versátil que nos hará olvidar de los siempre molestos problemas de compatibilidad mecánica pudiendo adaptar el potenciómetro a prácticamente cualquier circunstancia.

La compatibilidad del medidor de potencia va mucho más allá y los pedales también han mejorado la conectividad y transmisión entre dispositivos que ofrecen el emparejamiento tanto vía ANT+ como bluetooth. Los pedales se pueden conectar además a los ciclomputadores propios de Garmin, tales como el nuevo Garmin 1030 a otros dispositivos de otras marcas.

La transmisión de datos es realmente rápida y precisa pudiendo disponer de los datos de potencia a tiempo real. Un aspecto que aunque pueda parecer una obviedad es realmente importante para aquellos que busquen entrenamientos específicos por potencia. La transmisión de los Vector 3 es prácticamente instantánea y en series cortas y a alta intensidad, tales como el entrenamiento de explosividad o sprint, es mucho mejor a la que ofrecen otros potenciómetros que presentan los datos con un pequeño retraso de tiempo.

Otra diferencia importante respecto a otros potenciómetros del mercado se encuentra en el sistema de medición. Un sistema de medición dual que mide la potencia empleada por cada una de las dos piernas de forma totalmente independiente. Un aspecto que bien justifica el precio algo más elevado que presenta el modelo respecto a otros medidores de potencia del mercado que se limitan a medir la potencia empleada en una biela y multiplicarla por dos.

En nuestro test hemos podido observar que la diferencia de esfuerzo realizado en ambas piernas es muy común entre los ciclistas que no se han hecho un estudio biomecánico:

Los Vector 3 miden la fuerza que aplicamos a cada pedal y a través de lo que se denomina “equilibrio” podemos conocer qué porcentaje de esfuerzo hacemos con cada pierna.

El test de producto que hemos podido hacer nos ha permitido detectar la importancia que tiene este dato en nuestra gestión del esfuerzo. Tras probar los Vector 3 y contrastar nuestra opinión con otros usuarios del producto y con algún biomecánico nos dimos cuenta que muy pocos ciclistas son los que emplean la misma fuerza con cada pierna y que la corrección de este aspecto mediante la incorporación de un sistema de medición dual nos va a permitir mejorar de forma notoria nuestro rendimiento.

El proceso de mejora y de equilibrio de esfuerzos va a ser lento y aunque va a requerir de bastante paciencia la mejora a largo plazo está más que asegurada. Esto vuelve a poner de manifiesto la importancia que tiene hacerse un estudio biomecánico.

Garmin ofrece también la posibilidad de comprar los pedales Garmin Vector 3S unos pedales con idéntica estética e idénticas prestaciones pero que únicamente ofrece el sistema de medición individual en uno de los dos pedales. Garmin ofrece esta opción que puede ser especialmente interesante para aquellos ciclistas que busquen familiarizarse con su primer potenciómetro o busquen la posibilidad de entrenar con un medidor de potencia a un precio bastante más económico.

Vector 3: Instalación y calibración

A nivel de instalación la mejora que ha tenido el Vector 3 respecto a sus predecesores también es especialmente destacable. Unos cambios que con la incorporación del sensor de potencia en el interior del pedal permiten instalar ambos pedales en menos de 10 minutos. Los vector 3 tienen un montaje sumamente fácil e intuitivo que no requiere de ningún conocimiento específico de mecánica. Con la ayuda de una llave inglesa o fija podremos introducir ambos pedales en la biela correspondiente. Debes prestar mucha atención en que pedal es el derecho y cuál el izquierdo, un error bastante común en los montajes de pedales es el de creer que los pedales no tienen lado de colocación específico.

Una vez tengamos enroscados los pedales (si tienes duda de montaje de pedales puedes consultar nuestra guía) únicamente nos quedará calibrar el potenciómetro. Puedes aprovechar la instalación de los pedales por aplicar una fina capa de grasa en las roscas del eje del pedal que te facilitará posteriormente su extracción. El montaje del Vector 3 es idéntico al montaje de cualquier otro pedal automático.

Para calibrar el potenciómetro lo primero que debemos hacer es emparejar nuestros pedales Vector 3 a nuestro dispositivo GPS. Para ello es suficiente con hacer una búsqueda de dispositivos que te permita sumar a los sensores habituales de cadencia, frecuencia cardiaca, o velocidad el nuevo sensor de potencia.

El emparejamiento es idéntico al de cualquier otro dispositivo con ANT +

El emparejamiento se hace en tres pasos. Una vez situado en el menú principal debes ir al apartado de sensores, posteriormente añadir sensor y buscar en sensor de potencia. Para tener claro que el emparejamiento se ha realizado con éxito el dispositivo debe aparecer como conectado. Para una calibración correcta es necesario seguir las indicaciones que va dando el dispositivo. (girar las bielas, ponerlas paralelas al suelo etc..) se trata de una sincronización rápida e intuitiva, sin mayor complicaciones.

Encontrar el dispositivo no tiene ningún tipo de complicación y la verdad es que el sistema ANT+ ofrece una conexión excelente y a lo largo de nuestro test no nos ha dado en ningún tipo de error o pérdida de conexión.

Aunque el fabricante recomienda hacer una calibración antes de cada recorrido para obtener unos resultados óptimos no será necesario puesto que tal y como hemos podido comprobar si hacemos la calibración inicial bien prácticamente no aparecen diferencias. Con calibrar el potenciómetro una vez a la semana puede ser suficiente.

Analizando los datos que hemos obtenido en nuestro test nos damos cuenta también que es un potenciómetro tremendamente preciso y fiable que mide como pocos la fuerza realmente empleada por el ciclista haciendo que cualquier cambio de ritmo se vea reflejado de forma instantánea en los datos de potencia a tiempo real.

Aunque para sacar el máximo partido al potenciómetro se requiere de cierto tiempo de uso o de haber utilizado datos de potencia con algún otro potenciómetro existe la posibilidad de obtener la potencia media a 10 y a 3 segundos una función que deberían escoger todos aquellos ciclistas que tengan en los vector 3 a su primer potenciómetro o a todos aquellos a quienes su entrenador les ofrezca los entrenamientos por potencia.

El potenciómetro Vector 3 es de los más precisos del mercado y es ideal para el trabajo específico por zonas.

La posibilidad de tener los datos a 10 y a 3 segundos de media está pensada para minimizar precisamente las oscilaciones que tiene un potenciómetro tan preciso y fiable que refleja al momento cualquier cambio en la potencia. Teniendo los datos a 10 o a 3 segundos de media podremos hacer el trabajo específico de series con mayor facilidad puesto que no notaremos tanto las altibajos y nos resultará bastante más fácil encontrar un ritmo sostenido de pedaleo.

En cuanto a instalación decir que el potenciómetro viene ya con unas calas específicas para las zapatillas con 6 grados de flotación aunque los pedales son compatibles con todo el sistema de calas Look Keo. Las calas son totalmente normales y no requieren de ningún tipo de montaje o instalación especial.

Entrenamiento por zonas: Tras un test UPF/FTP o una prueba de esfuerzo podremos introducir nuestras zonas de potencia para trabajar de la forma más precisa y exacta posible. Si no las introducimos las zonas no serán reales (caso de la foto).

Luz led del estado del pedal

Por otro lado para alertarnos de cualquier incidencia los pedales cuentan con una luz led en la parte interior que bien en color verde o en rojo nos indicará el estado en el que se encuentran los pedales.

  • 1 parpadeo en rojo indica que el sistema de potencia está activado y que funciona correctamente.
  • 3 parpadeos en verde cada 10 segundos nos indicarán que el pedal está buscando otro pedal
  • La alternancia de colores indica una actualización del software
  • 20 parpadeos en verde que el software se acaba de actualizar correctamente
  • 20 parpadeos en rojo nos alertarán de que ha habido un problema en la actualización
  • 1 parpadeo en rojo cada 10 segundos finalmente nos dirá que la batería del potenciómetro está llegando a su fin. Este mismo dato nos lo facilita también cualquier dispositivo Edge que llevemos conectado.

Dinámica de ciclismo

La gracia de tener un potenciómetro con sistema de detección doble es que gracias a la función que Garmin denomina dinámica del ciclismo podremos conocer de forma específica nuestra forma de pedalear. Entender rápidamente en que punto y como produces la energía nos va a permitir entrenar de forma bastante más eficaz y evaluar nuestra mala o buena postura encima de la bicicleta. La función de dinámica del ciclismo no está disponible en los vector 3s.

Garmin vector 3
Con la medición dual podemos saber en qué parte de la superficie de pedal estamos empleando la fuerza.

Otros datos que ofrece el potenciómetro al conectarse con un Edge interactivo como el Garmin 1030 son la fase de potencia que indica la zona de recorrido del pedal (entre el comienzo y el final del ángulo de la biela) en la que se genera de forma positiva la potencia y la desviación del centro de la superficie, que muestra el lugar sobre la plataforma del pedal en el que aplicas la fuerza. Los datos se pueden encontrar fácilmente en la pantalla de datos que Garmin ya ofrece por defecto en sus dispositivos al conectar un sensor de potencia.

Evidentemente todos los datos que se ofrecen en esta función de dinámica del ciclismo están pensados para que todos aquellos ciclistas que quieran rizar el rizo en su condición física y que busquen mimar todos los detalles, pero también pueden ser interesados para aquellas personas que tengan molestias o dolencias en las rodillas, o caderas y es que analizando nuestro estilo de pedaleo muy probablemente cualquier biomecánico especialista estará en condiciones de corregir nuestra postura y por lo tanto eliminar por completo estas siempre molestas dolencias.

Datos dinámica del ciclismo: La cantidad de datos que ofrece el potenciómetro es ideal para aquellos deportistas que busquen cuidar todos los detalles para maximizar el rendimiento

Vector 3: Sincronización Garmin Connect y  Strava

La sincronización del dispositivo con Garmin Connect te permite no solo ir actualizando el dispositivo con las nuevas versiones sino pasar todos tus datos al aplicativo propio de la compañía.

La sincronización es idéntica a la de cualquier otro dispositivo Garmin y con la apertura del Bluetooth y del emparejamiento de dispositivos es más que suficiente para tener perfectamente vinculados aparato y aplicación.


Para pasar los datos de nuestras sesiones de entrenamiento a la aplicación, tal como viene siendo habitual, no se requiere ni de conexión por cable y la conexión por bluetooth es suficiente para pasar una vez finalizado el entrenamiento todos los datos en apenas 15 segundos. La conexión por cable sigue estando disponible para conectar cualquier dispositivo con un PC.

Para sincronizar las actividades con otras plataformas externas como Strava, Training peaks o Zwift únicamente es necesario encontrar el sensor de potencia Vector 3 via ANt+ o bluetooth desde las funciones propias de estas aplicaciones.

Vector 3: Precio y Opiniones finales

Nos encontramos ante uno de los mejores potenciómetros del mercado. Existen motivos de sobras como para justificarlo con garantías. Unos motivos que en los próximos meses van a convertir a los Vector 3 en un referente del mercado.

Un modelo con importantes mejoras respecto a sus anteriores versiones que han permitido a la empresa estadounidense ofrecer a un exigente mercado un medidor de potencia de calidad, fiable y con unas destacadas prestaciones en cuanto a  compatibilidad y facilidad de instalación.

Unos pedales con medición dual que permiten al ciclista obtener a tiempo real los datos de potencia empleados por ambas piernas.

Por otro lado para mencionar dos aspectos quizá todavía mejorables encontramos tanto la autonomía de la batería que pese a ser ya de 120-150 horas y ser claramente de las más altas del mercado para mi y para muchos ciclistas, sigue siendo baja, y la fragilidad del potenciómetro en el sentido de estar expuesto a ciertos riesgos de impacto en caso de caída, bien sea en ruta o simplemente con una caída tonta al apoyar la bicicleta, un riesgo que siendo mínimo hay que asumir si queremos un potenciómetro preciso y con medición dual en los pedales.

La empresa que el año que viene cumplirá 30 años ha sabido, una vez más, interpretar a la perfección las exigencias de los usuarios que reclamaban a gritos un potenciómetro de medición dual fiable, fácil de montar y ante todo con salto claro en cuanto a compatibilidad.

En definitiva si quieres comprar un potenciómetro para ciclismo, preciso, fiable y con datos de potencia en ambas piernas difícilmente encuentres una mejor opción que la que ofrece Garmin con sus Vector 3.

El precio de venta de los Garmin Vector 3 es de 999,99 euros mientras que el de los Vector 3s  es de 599,99 euros.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad