Inicio Fitness & Yoga Fitness mental: las claves para empezar hoy

Fitness mental: las claves para empezar hoy

fitness mental

Es posible que no hayas oído hablar del fitness mental, pero tiene sentido. Al hacer ejercicio nos centramos en el plano físico, como reducir grasa o fortalecer la musculatura. Pero la salud mental también es clave para el bienestar.

Lo de hacer deporte no se convirtió en un hábito generalizado hasta los años 80, cuando comenzaron a popularizarse los vídeos de aerobic y otras disciplinas similares para hacer fitness en casa. Es el momento de dar el siguiente paso y entrenar la mente tanto como el cuerpo, aunque al hacer el cardio y los ejercicios de fuerza habituales también se obtengan beneficios a nivel psicológico.

Qué es el fitness mental

El fitness mental es el que persigue la estimulación cognitiva a través del ejercicio físico y mental, y lo pueden practicar personas de todas las edades. El psicólogo Rafael Santandreu explica que el entrenamiento mental produce en el cerebro cambios profundos y permanentes.

Hay que partir de que solemos un hábito de pensamiento, sea en positivo o en negativo. Esa forma de pensamiento va produciendo algo similar a unos surcos en el cerebro por los que tiende a pasar el procesamiento mental. Es decir, una vez te acostumbras, existen caminos por los que circula tu manera de pensar.

Sin embargo, el cerebro tiene la cualidad de la plasticidad. Entrenando el cerebro correctamente, se borran esos surcos en la mente. Si los llevamos hacia la armonía y la positividad, nuestro pensamiento tenderá hacia esos caminos.

Hay estudios que comparan las ondas cerebrales de personas que realizan varias meditaciones diarias, como monjes y monjas, y tienen una frecuencia diferente al de otras personas. Sus frecuencias transmiten armonía, calma y positividad.

¿Qué beneficios tiene entrenar la mente?

El fitness mental ofrece beneficios como:

  • Prevenir la aparición de enfermedades neurodegenerativas.
  • Estimular capacidades cognitivas, como la memoria y la atención.
  • Mejorar el estado de ánimo y disminuir los síntomas de ansiedad y depresión.
  • Mejorar las relaciones sociales.
  • Aumentar la autoestima.
  • Motivar una mejora de la conducta.
  • Aumentar la capacidad cerebral.
  • Combatir los trastornos del sueño.
  • Aumentar la productividad.

Rafael Santandreu explica que volverse una persona fuerte a nivel mental y emocional te cambia la vida. Estás lleno de sosiego y armonía, algo contrario al estado general de estrés en el que nos encontramos. Eso despierta la capacidad de disfrutar de las pequeñas cosas, desde admirar los colores del paisaje urbano a una comida normal.

Además, cuando aparecen problemas o situaciones que solucionar, se resuelven de manera más efectiva. Aumenta la productividad, lo que se traduce también en nuevos proyectos y propósitos ilusionantes. Con todo, el psicólogo rechaza que sea la infancia o la adolescencia el mejor periodo para la mente: si tienes fortaleza mental y emocional, irás mejorando con la edad.

Ejercicios de fitness mental recomendados

En los últimos años se han popularizado los gimnasios para la mente. Uno de ellos es Liceum, con sede en Madrid, que se presenta como un espacio intergeneracional de actividades que promueven la gimnasia cerebral y el ejercicio intelectual. Se persigue así el desarrollo cognitivo y el bienestar.

¿Qué ejercicios se pueden encontrar en un lugar como este? Veamos algunos ejemplos:

  • Clases de ajedrez. Entre las inteligencias lógico-matemática, la espacial y la intrapersonal, y procesos como la comprensión, el razonamiento, el análisis, la creatividad o la resolución de problemas.
  • Clases de teatro. Una actividad que implica varias inteligencias múltiples, y favorece especialmente la percepción, la memoria, el lenguaje o la creatividad.
  • Juegos inteligentes, como Go o Backgammon. Se entrenan funciones y procesos cognitivos como la atención, la concentración, la percepción, la memoria, el lenguaje, etc.
  • Yoga. Una de las mejores actividades a practicar para conseguir la unión entre cuerpo, mente y espíritu. Más que ejercicio y más que relajación.
  • Mindfulness. Engloba técnicas de meditación y relajación para controlar la respiración y desarrollar la conciencia plena.
  • Laboratorio matemático. No son clases de matemáticas al uso, sino juegos de ingenio de carácter lúdico en los que se plantean problemas y retos a resolver mediante la lógica y el cálculo.
  • Gimnasia de mantenimiento. Propone ejercicios adaptados al estado físico de cada persona, sin grandes esfuerzos, con o sin aparatos.
  • Ejercicios de memoria y estimulación cognitiva. Se utilizan diferentes herramientas y juegos visuales y amenos en grupos reducidos, adaptados a cada franja de edad.

Las clases se dirigen a todos los grupos de edad. El centro las divide en clases de talla S, M/L o L/XL (niños, adultos jóvenes y adultos y mayores). A ellos se une la talla U, que engloba actividades para todos.

Si no puedes acudir a un centro especializado o prefieres investigar por tu cuenta cómo mantener la mente fit, hay ejercicios sencillos que puedes practicar en casa usando solo las manos. Veamos algunos ejemplos:

  • De pie y con las manos en alto a la altura del pecho, cierra y abre alternativamente una mano y la otra, cerrando y abriendo el puño.
  • Con la misma posición de partida, la secuencia es: cerrar los dos puños, abrir uno, sacar el pulgar del otro, cerrar de nuevo ambos y hacer el mismo movimiento con la mano contraria (la que antes de abierto por completo ahora solo tiene que sacar el pulgar, y viceversa).
  • Desde la misma posición y con las palmas abiertas, se trata de despegar los dedos índices y pulgar de una y otra mano alternativamente.
  • También con las palmas a la altura del pecho, otra opción es tocar tu nariz con una mano y la oreja con otra, yendo al lado opuesto. Después vuelve a abrir y haz lo contrario (con la mano que antes tocaste tu nariz ahora tocas la oreja, y viceversa).

Puedes verlos todos en este vídeo.

Consejos para practicarlo en casa

Los consejos para practicar fitness mental en casa persiguen un objetivo: ayudarte a instaurar el hábito. Realizar estos ejercicios es agregar otra tarea más al día a día, lo que no siempre es fácil. Veamos cómo conseguirlo:

  • Reserva entre 15 y 20 diarios a realizar ejercicios de fitness mental. Recuerda que no conllevan mucho esfuerzo.
  • Elige un lugar propicio para realizar las actividades, en el que puedas concentrarte sin molestias excesivas.
  • Trata de pensar en positivo para construir esos nuevos surcos en el cerebro que cambien el procesamiento mental. Así aprovecharás la plasticidad del cerebro.
  • Abre tu mente a aprender cosas nuevas día a día, mediante la lectura o juegos como el sudoku o los crucigramas.

La promoción del fitness mental no es un fenómeno nuevo, ya que psicólogos, neurólogos y otros especialistas invita a hacerlo desde hace décadas. Se está llevando a otro nivel gracias a iniciativas como los gimnasios cerebrales, aunque se puede practicar cómodamente en casa. Y gracias a las propiedades del cerebro, los resultados se acabarán notando si eres constante.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad