Fitbit Surge, reloj-gps con pulsómetro: análisis, prueba y opinión

Fitbit Surge, reloj-gps con pulsómetro: análisis, prueba y opinión

Compartir
fitbit surge reloj gps con pulsómetro óptico integrado

Teníamos pendiente desde hace meses publicar el análisis completo Fitbit Surge, un reloj con gps de la empresa americana FITBIT, especializada en dispositivos de monitorización de la actividad diaria. Este reloj representa su primera incursión en el mundo de los relojes-gps para running y ciclismo, camino inverso al realizado por Garmin, especialista en dispositivos de posicionamiento y que actualmente ya dispone de cuatro monitores de actividad en el mercado, como ya analizamos hace unas semanas en este artículo. Junto a este análisis tardío del Surge os traemos también un avance del nuevo dispositivo presentado por Fitbit, el modelo Blaze (*), un monitor de actividad de diseño renovado, con pulsómetro óptico, pantalla a color y notificaciones inteligentes, pero sin sensor GPS.

(*) Puedes leer la review completa del Fitbit Blaze aquí.

La forma más fácil de describir este dispositivo es recordar el análisis detallado de la pulsera Chrage HR, un monitor de actividad que nos permitía, además de proporcionarnos información sobre los pasos que damos, calorías consumidas, pisos subidos o la calidad y cantidad de nuestro sueño, llevar un registro continuo de nuestro pulso tanto de día como de noche gracias a su sensor óptico de frecuencia cardíaca. Con el Fitbit Surge, además de todo lo anterior, podremos registrar carreras o salidas en bicicleta gracias al GPS, visualizando en una pantalla de mayor tamaño el ritmo al que vamos y la distancia recorrida.

Hemos podido probar el Fitbit Surge en dos ocasiones, nada más lanzarlo al mercado y tras la actualización de septiembre de 2015, donde por fin añadían funciones “imprescindibles” para que el Surge realmente fuera un reloj útil para corredores: registrar “laps” o intervalos manuales y avisos por vuelta o “autolaps”.

A continuación os detallamos nuestras impresiones tras probar este dispositivo, un híbrido entre pulsera de actividad, pulsómetro, reloj-gps y smartwatch.

Un primer vistazo al Fitbit Surge y especificaciones técnicas.

Tanto el diseño como los materiales utilizados en el Fitbit Surge nos recuerdan a la pulsera Charge HR, ambos dispositivos utilizan una hebilla metálica como cierre, disponen de botones metálicos en sus laterales y el material utilizado para la correa es un elastómero con una superficie rugosa en la cara exterior. El Fitbit Surge está disponible en tres colores (negro, azul y naranja) y en tres tallas de correa diferentes (no cambia la dimensión del cuerpo del reloj).

El contenido de la caja es bastante escueto: el propio reloj, un cable usb para carga y transmisión de datos y un adaptador usb bluetooth. Con este adaptador podremos sincronizar el reloj directamente con el PC sin necesidad de cables a través del programa Fitbit Connect, útil para aquellos que no quieran o no tengan un dispositivo móvil compatible con el que sincronizar vía bluetooth los datos que vaya registrando el Surge.

fitbit-surge-contenido

La pantalla tiene unas dimensiones de 20×24 mm, tipo LCD, monocromática y táctil, aunque el control del reloj se realiza de forma conjunta con los tres botones de sus laterales. Con el desplazamiento lateral iremos pasando las diferentes opciones y podremos acceder a cada una de ellas mediante el botón selección. Con el botón izquierdo podremos volver atrás desde cualquier punto del menú.

fitbit-surge-reloj-gps-botones

En la zona de la pantalla situada entre los dos botones de la parte derecha se ha incluido un sensor de luz ambiental que, en al tener el modo de iluminación automática, detecta si es necesario o no encender la retro-iluminación (se activa al tocar la pantalla o pulsar un botón).

El Fitbit Surge no es un reloj excesivamente grande ni pesado, el ancho es razonable: 34 mm y con  76 gramos de peso no podríamos decir que es ligero, pero tampoco pesado. Su espesor es de 15 mm en su parte más gruesa. Sus dimensiones son un fiel reflejo de este reloj, intermedias, sin destacar ni por exceso ni por defecto.

vistas-fitbit-surge

La duración de la batería de litio es de 10 horas en modo GPS (comprobadas) y de hasta 7 días en modo monitor de actividad, aunque en la realidad si hacemos uso de las notificaciones móviles y realizamos un par de actividades con gps, tendremos que cargarlo cada 3 o 4 días, siendo el tiempo de carga de una 2 horas.

La memoria del Fitbit surge permite monitorizar, minuto a minuto, 7 días de datos de movimiento con detalle y datos totales diarios de los últimos 30 días, por lo que es recomendable sincronizarlo al menos una vez a la semana si lo utilizamos sólo vía usb con el PC. Al vincularlo con un dispositivo móvil, la sincronización de datos es automática vía bluetooth por lo que no tendremos problemas con la memoria.

Como hemos comentado anteriormente, el Fitbit Surge tiene el mismo punto fuerte que la pulsera Charge HR, su pulsómetro óptico de luz pulsada. Si lo llevamos activado (se puede activar o desactivar desde el propio reloj, algo que no la Charge HR no podíamos hacer), podremos almacenar el dato de ritmo cardíaco a intervalos de un segundo durante actividades cronometradas (ejercicios) y a intervalos de cinco segundos durante el resto del tiempo. En la imagen siguiente se puede ver como muestra la aplicación móvil los registros de la frecuencia cardíaca al llevar el Fitbit Surge de forma continuada:

Registro de Ritmo cardíaco contínuo Fitbit surge

Uno de los mayores problemas o inconvenientes del Fitbit Surge es que no es sumergible, solamente es resistente al sudor y a salpicaduras. En teoría resiste hasta 5 ATM, pero Fitbit recomienda que nos lo quitemos antes de ducharnos y que no lo utilicemos para nadar.

En cuanto a avisos, el Fitbit Surge dispone de alertas sonoras y por vibración, tanto para los avisos cada kilómetro en carrera como para utilizarlos como despertador silencioso.

alarma silenciosa fitbit surge
Configuración de la alarma silenciosa del Fitbit Surge desde la web.

Además del sensor GPS, del que hablaremos más adelante,  y del sensor de pulso, que también analizaremos en detalle, el Fitbit Surge dispone de un altímetro que registra las plantas subidas (cada vez que subamos una pendiente de al menos 3 metros de forma continuada se sumará una nueva planta) y también utiliza el acelerómetro interno para poder registrar la distancia y el ritmo cuando corremos en interiores o cintas de correr.

Primeros pasos con el Fitbit Surge.

La configuración del Surge es bastante sencilla y se puede realizar tanto desde la aplicación móvil (disponible para iOS, android y Windows Phone) si tenemos un móvil compatible (puedes consultarlo aquí) o desde el propio Panel de la web de Fitbit una vez nos demos de alta y registremos nuestros datos de usuario (Edad, Sexo, altura, peso, etc.).

Al igual que para la mayoría de productos de Fitbit, en la configuración del Surge estableceremos en que muñeca lo vamos a llevar, se recomienda llevarlo en la no dominante. También podremos determinar que tipo de pantalla de reloj queremos que se muestre, aunque ninguna de ellas tiene segundero ¿?, activar alarmas silenciosas y fijar el modo de encendido del sensor de ritmo cardíaco, que también podremos cambiar desde la propia configuración del reloj al igual que las alarmas.

configuracion-básica-fitbit-surge

En el menú de “configuración personal” de la web es muy útil establecer una longitud de zancada personalizada en paseo y para carrera si queremos que los datos de distancia obtenidos por el Surge sean lo más precisos posibles (cuando no utilizamos el GPS).

Fitbit Surge como monitor de actividad diario.

El Surge hereda todas las funciones de monitorización de la actividad diaria de las pulseras Charge, mostrando en la pantalla principal los datos siguientes: pasos, distancia, calorías y pisos subidos, además del pulso en ese momento si tenemos activado el sensor óptico.

monitorizacion-actividad-diaria-Fitbit-surge

Los datos de pasos y distancia recorrida obtenidos por el Surge son bastante precisos (mejoran si personalizamos la longitud de zancada) y las calorías consumidas son más exactas al introducir en los algoritmos de cálculo el dato de frecuencia cardíaca.

La sincronización de los datos anteriores es automática si hemos vinculado el Surge a nuestro móvil compatible, al igual que sucede con la detección del sueño, ya que no es necesario cambiar de modo para que registre como de poco y mal dormimos.

Además de visualizar los datos de actividad diaria tanto en la web como en la aplicación móvil (una de las mejores del mercado), también podremos recibir un mail semanal con el resumen de nuestras estadísticas de actividad y sueño.

Captura de pantalla 2015-05-26 a la(s) 09.58.31

Fitbit Surge como pulsómetro gps para uso deportivo.

El Fitbit Surge, además de servirnos como pulsera de actividad, permite abandonar de una vez por todas las bandas pectorales de frecuencia cardíaca. Con el Surge podremos registrar nuestro ritmo cardíaco en actividades cronometradas durante cualquier ejercicio que hagamos, tanto en exterior como en interior. Pulsando el botón izquierdo accederemos al menú principal, donde si deslizamos el dedo por la pantalla tendremos los dos iconos principales: carrera y ejercicio.

segunda-capa-de-menu-fitbit-surge

Al pulsar el botón de selección (Abajo/derecha) en el modo “Ejercicio” nos aparecerán diferentes actividades, que podremos configurar cuales queremos que aparezcan desde la aplicación móvil o la web, que activarán el GPS en función de si son de exterior (Senderismo, Ciclismo, …)  o interior (Entreno, Spinning, …).  En todas las actividades se realizará un registro de la frecuencia cardíaca, mostrando en la pantalla: el tiempo que llevamos realizando esa actividad, la distancia recorrida (si es el caso), el valor del pulso y la zona de frecuencia cardíaca (*) en la que nos encontramos mediante el código que se muestra en la figura siguiente.

zonas-de-frecuencia-cardiaca-fitbit-surge

(*) Las zonas de frecuencia cardíaca se personalizan para cada usuario desde la configuración del usuario, estableciendo tres zonas principales: quema grasa, cardio y pico.

Tras la última actualización, Fitbit ha añadido una función que reconoce (y registra) automáticamente algunas actividades deportivas sin necesidad de activarlas desde el reloj. El reloj detectará que nos movemos (y el tipo de movimiento que hacemos) de forma que si hemos estado caminando durante una hora, al sincronizar el reloj, nos aparecerá esa actividad en el desglose de actividades diario.

smartTrack fitbit

He podido probar la automatización anterior en una carrera y funciona bien, registrando el tiempo exacto que estuve corriendo, pero hay que tener en cuenta que no activa el gps, sólo utiliza el sensor de pulso para registrar los datos de FC y el acelerómetro interno para estimar la distancia recorrida.

En los ejercicios que admiten gps, como ciclismo, senderismo, …, una vez sincronicemos los datos registrados podremos ver tanto en la aplicación móvil como en la web los datos totales, el detalle del recorrido realizado, las gráficas de ritmo/velocidad, frecuencia cardíaca, tiempo en cada zona de FC y el de calorías consumidas.

actividad-cilismo-fitbit-surge

Los portales Fitbit y Strava se sincronizan automáticamente si lo autorizamos en este link, por lo que las carreras o salidas en bici que hagamos se importarán a Strava y las actividades que realicemos mediante la aplicación Strava (o importemos de otros dispositivos) se incluirán en el cómputo de calorías y minutos de actividad de Fitbit.

Fitbit Surge como reloj-gps de running.

Al igual que sucede con el icono de “Ejercicio” que hemos visto anteriormente, con el modo carrera accederemos a tres opciones específicas para corredores:

  • Carrera libre.
  • Carrera a intervalos: podremos marcar vueltas pulsando el botón superior).
  • Carrera en cinta: desconecta el GPS y utiliza el acelerómetro interno para determinar el ritmo y la distancia recorrida.

fitbit surge modos carrera

El Surge nació como un reloj-gps de running bastante “básico“, aunque podíamos ver el ritmo y la distancia recorrida, y teníamos la gran ventaja de no tener que llevar bandas pectorales para registrar el ritmo cardíaco, carecía de algo tan básico como los avisos por vuelta. Gracias a la actualización de Septiembre de 2015 se añadió esta característica que permite recibir avisos (sonoros y en pantalla) tanto por distancia como por tiempo, que podremos configurar desde la aplicación móvil o desde la web, estableciendo un aviso por kilómetro (nos mostrará el tiempo invertido) o avisos cada 20 minutos que nos recuerden que tenemos que beber.

Una vez elegido el modo carrera, la pantalla de datos se divide en tres campos organizados verticalmente, dos de ellos fijos, la distancia y el tiempo de carrera, y uno inferior que cambia al deslizar el dedo por la pantalla y mostrará: el ritmo, pulso (con información de la zona en la que estamos trabajando), calorías y la hora del día.

Pantallas fitbit surge modo carrera

La iluminación del reloj se puede activar tanto tocando la pantalla como al realizar el gesto con la muñeca de ver la pantalla (si hemos activado previamente esta función).

Los datos de cada carrera, al igual que hemos visto con los modos de ejercicios anteriores, podremos analizarlos tanto desde la aplicación móvil como desde la web de Fitbit. Los parciales por vuelta sólo podremos verlos en actividades por carrera, no estando disponibles (por el momento) en modos de deporte como ciclismo.

Gráfico de carrera móvil fitbit Surge

En resumen, un reloj para correr simple, tanto en el uso como en los datos que registra, en un diseño no tan deportivo como otros relojes de running, que tiene en su sensor óptico de pulso su mayor ventaja.

Fiabilidad del gps en el Fitbit Surge.

En las primeras pruebas realizadas con el Fitbit Surge los datos obtenidos en carrera no fueron muy satisfactorios, encontrando siempre diferencias con respecto a otros relojes-gps. Diferencias no muy grandes, de 100-150 metros en carreras de 10km, y que casi siempre ocurrían en el primer kilómetro, como se ve comparando el trazado de color naranja (10,35 km) con el marcado por el resto de relojes (FR225, FR25 y FR920xt).

Prueba sensor GPS fitbit surge

Este tipo de error fue muy habitual en casi todas las pruebas, pero fácilmente resoluble. El problema reside en que el Fitbit Surge nos avisa de que ya podemos iniciar una carrera en exterior demasiado rápido, sin asegurar que la señal de GPS sea 100% fiable, haciendo que los primeros metros no tengan una buena precisión. La solución pasa por esperar un poco más de tiempo tras el aviso de que ya podemos comenzar para iniciar la carrera.

Si esperamos a que la señal sea más estable, la precisión del Surge frente a otros relojes es bastante similar, en parte porque la grabación de datos se realiza cada segundo. En una actividad en modo ciclismo (prueba) se puede ver como la diferencia con otros relojes GPS tope gama como el Forerunner 920xt (archivo de la prueba) o ciclo-computadores como el Garmin Touring (archivo de la prueba) es muy pequeña y entra dentro de lo normal para este tipo de dispositivos, sólo 100m en 35 km.

Fitbit Surge modo ciclismo

En resumen, la falta de precisión en muchas actividades de carrera o ciclismo en exterior se produce por un aviso de inicio que no se corresponde con una señal de gps estable al 100%.

Fiabilidad del sensor óptico del Fitbit Surge.

He realizado bastantes pruebas con este reloj para comprobar la precisión del sensor óptico y en general es bastante buena para ser un sensor óptico, es decir, no reacciona igual de rápido que una banda pectoral clásica a los cambios bruscos de pulso pero no tiene errores graves. La precisión de este tipo de pulsómetros no sólo depende del sensor y el algoritmo usado, la tonalidad de la piel, el pelo y la colocación del reloj (**) influyen en gran medida en los resultados medidos. 

(**) No debe dejar pasar la luz exterior y debe estar situado por encima del hueso de la muñeca).

En la siguiente imagen podéis ver la comparación entre un pulsómetro clásico (archivo 1) y el fitbit Surge (archivo 2) en un entrenamiento de carrera con cuestas, donde en casi todos los picos se queda dos o tres pulsaciones por debajo de lo que marca el pulsómetro de banda pectoral, aunque al ser cambios de poca duración las pulsaciones medias finales del entrenamiento son las mismas en ambos relojes.

Prueba pulsómetro óptico fitbit Surge en carrera con cuestas

En entrenamientos con cambios de ritmo más sostenidos (archivo 3) el sensor óptico del Fitbit Surge se comporta realmente bien comparado con un pulsómetro de banda torácica (archivo 4).

Prueba entrenamiento de series pulsómetro óptico Fitbit Surge.

También presté el reloj a otras personas de piel clara y pulsaciones más altas para comprobar si respondía bien por encima de 160 pulsaciones de forma continuada y no he detectado picos extraños en la gráfica correspondiente a una carrera a ritmo constante (archivo 5).

En resumen, tenemos un sensor con buena fiabilidad, aunque no exenta de algún error, la mayoría como consecuencia de no llevar suficientemente ajustado el reloj o en los cambios de intensidad de corta duración en deportes como carrera o spinning.

Notificaciones móviles y uso como SmartWatch.

El Fitbit Surge no llega a sacar todo el partido posible a las notificaciones móviles vía bluetooth, ya que sólo podemos activar las notificaciones para llamadas entrantes y/o mensajes de texto; si, mensajes, eso que usábamos hace años, nada de mensajería instantánea tipo whatsapp o messenger. Tampoco tenemos notificaciones por avisos de calendario.

Nofificaciones fitbit surge

Junto a las notificaciones móviles (limitadas) anteriores, el Surge también nos permite controlar la reproducción de música de nuestro móvil emparejándolo desde los ajustes del bluetooth del propio móvil (no es algo directo).

Bola EXTRA: Nuevo Fitbit Blaze.

Fitbit acaba de lanzar su nuevo smartwatch, el modelo Blaze, también con sensor óptico de frecuencia cardíaca incorporado. Si el Surge nos recordaba a las pulseras Charge, con este nuevo reloj, Fitbit rompe con su tradicional diseño introduciendo correas intercambiables y una pantalla cuadrada insertada en un marco metálico que le da un carácter bastante ligero.

Este nuevo modelo no se trata de un sucesor del Surge, más bien han lanzado un modelo intermedio donde han mejorado sustancialmente la resolución de la pantalla y la comunicación con la aplicación móvil, pero sin añadir un sensor GPS. Algo que a muchos nos puede parecer una gran laguna, pero que Fitbit soluciona de la misma forma que el iWatch de Apple, ya que el Fitbit Blaze se puede conectar con el GPS del móvil para ver las estadísticas de carrera en pantalla (ritmo y duración) y grabar la ruta por donde corremos.

La duración de la batería de este nuevo modelo se queda en 5 días, condicionada en parte por la nueva pantalla a color, que a juzgar por las imágenes parece que, junto al sensor óptico de pulso, será su punto fuerte.Nuevo Fitbit Blaze Monitor de actividad con pulsómetro óptico

Como novedad frente a la pulsera Fitbit Charge HR y el Surge, con este modelo, además de visualizar el pulso y la zona de frecuencia en la que estamos trabajando, podremos realizar entrenamientos guiados gracias a la reciente compra del portal FitStar (plataforma de vídeos de entrenamiento y yoga) por parte de Fitbit. En este vídeo se aprecia que mensajes recibiremos en pantalla con esta nueva aplicación:

El precio de salida es alto, desde 220 €, teniendo en cuenta que no dispone de GPS, y que las pulseras de la competencia, Garmin vivosmart HR [review] y Polar A360 [pre-análisis y review], tienen un coste inferior, desde 125 € y 151 € respectivamente, y disponen de las mismas funciones principales: monitorización de la actividad diaria, sensor óptico de FC y notificaciones móviles, aunque ninguna de las dos tenga realmente  la estética propia de un reloj.

Quizás es pronto para evaluar el éxito o fracaso de este modelo, pero creo que a pesar de su precio, si funciona correctamente el sensor de pulso y el manejo del propio reloj, el diseño puede acabar dejando a un lado las lagunas en cuanto a gps. Si tenemos en cuenta que cada vez hay más interés en los pulsómetros con sensores ópticos de frecuencia cardíaca, no necesariamente para uso en exteriores, por lo que no es fundamental el GPS, y que la Fitbit Charge HR quedaba descartada por muchos clientes debido a su pequeña pantalla, el nuevo Fitbit Blaze tiene un hueco en el mercado. A falta de probarlo (y de un ajuste de precios en las tiendas on-line) creo que no es una locura que Fitbit haya lanzado este modelo intermedio antes de aplicar una renovación estética profunda en un nuevo Surge.

(*) El diseño con correa metálica está muy, muy chulo, pero es muy, muy caro, hay que añadir 140 € más por la correa metálica (o sólo 15-25€ si no es la original), ya que el modelo básico viene con correa de silicona y por el momento no hay opción de comprarlo directamente con la correa que queramos. También hay disponibles correas de cuero en distintos colores: negro, gris y camel, por 99 €.

Fitbit blaze con correa metálica

Puedes leer la review completa del fitbit Blaze en este artículo.

Fitbit Surge: Precios y modelos similares.

Aunque su precio de salida fue de 249 €, ya podemos encontrarlo desde 199 € en Amazon en las tallas pequeñas (consulta aquí la guía de tallas). Si miramos la competencia, sus principales rivales son relojes-gps más orientados a corredores: el Forerunner 225 (desde 219 €) y el Tomtom Runner 2 Cardio ( desde 199 €), dos modelos que también monitorizan  nuestra actividad diaria pero ninguno de los dos registra el pulso de forma continuada.

fitbit-surge-vs-Forerunner-225-2

La decisión entre el Surge y los dos modelos anteriores debería hacerse en función del uso real que vayamos a darle. El Fitbit Surge es un híbrido cuyo principal punto fuerte es la monitorización de la actividad diaria y el control del pulso de forma continua. Por contra si buscamos un pulsómetro óptico para correr, con el FR225 tendremos más opciones para programar todo tipo de entrenamientos, y con el Tomtom Runner 2 Cardio tendremos un reloj más versátil con el que también registrar sesiones de natación (aquí no registrará el pulso) y ciclismo. Si habéis llegado al Surge buscando un reloj GPS con una estética menos deportiva, sin que el sensor de pulso sea una prioridad para vosotros, entonces el Garmin Vivoactive puede que se os amolde más en precio (desde 179 €) y en funciones (lee aquí su review).

[Actualización] Garmin ha lanzado una nueva versión del Vivoactive con pulsómetro óptico, el vivoactive HR, con una estética similar al Surge, pero con correas intercambiables y con todos las funciones que ya traía el vivoactive original. Lo podéis encontrar ya desde 240 € en Amazon y en este enlace encontraréis un análisis detallado de sus funciones.

(*) Comprando a través de los enlaces de las diferentes tiendas on-line estarás apoyando a crear contenido como el que estás leyendo. Por cada venta, la tienda nos da una pequeña comisión que permite sufragar los gastos y parte del tiempo dedicado a generar estas reviews.

Ventajas, aspectos a mejorar, resumen y algunas opiniones.

A continuación os dejamos un resumen de los puntos fuertes y carencias que hemos encontrado durante las pruebas realizadas al Fitbit Surge:

Sus ventajas y puntos fuertes son:

  • Fitbit cuenta con una de las aplicaciones móviles más completas para el registro de actividad diaria y alimentación.
  • Monitorización precisa de nuestra actividad diaria, incluyendo: pasos, distancia recorrida, escaleras subidas, registro de pulso continuo y detección del sueño automática.
  • Sensor óptico de frecuencia cardíaca que permite la monitorización continua de la frecuencia cardíaca, bastante fiable que podemos conectar y desconectar desde el propio reloj.
  • Alertas por vibración, tanto como alarma silenciosa como en los avisos por vuelta en carrera.
  • Detección y registro (sin datos GPS) automático del tiempo y el tipo de actividad física que hagamos.
  • Multideporte básico pero con muchas posibilidades: permite registrar carreras en interiores y exteriores, se han añadido entrenamientos por vueltas, podemos realizar entrenamientos de “cardio” por zonas de frecuencia cardíaca y el modo ciclismo en exteriores es bastante preciso.

Aspectos a mejorar y puntos flojos:

  • Batería algo corta. Con sólo 7 días de autonomía, si tenemos activadas las notificaciones móviles y realizamos actividades con GPS de 2 o 3 horas la duración real se quedará en 3-4 días.
  • Correa integrada. No es que sea un problema de por sí, pero no disponer de correas de repuesto en la propia web siempre penaliza este tipo de productos cuando por desgracia se rompe con el tiempo y toca “tirar” de garantía.
  • No sumergible. Aunque resistirá si se nos olvida quitárnoslo antes de ducharnos, la marca recomienda que nos lo quitemos.
  • Notificaciones incompletas. No incluir whatsapps o mensajes de FB en las notificaciones móviles deja al Fitbit Surge a medio camino de ser un verdadero smartwatch.
  • Precisión del GPS limitada por un aviso demasiado temprano de señal disponible y poca grabación de datos en modo carrera.

Los 199 € hacen que antes de tomar la decisión de adquirir este reloj tengáis muy claro que tiene todo lo que buscáis. El usuario tipo de este reloj es aquel que busca en primer lugar una pulsera o reloj de actividad con sensor óptico de FC, de diseño sobrio y características similares a la Fitbit Charge HR. Llegados a este punto, habría que valorar si estamos dispuestos a pagar un sobre-coste por disponer de GPS junto al sensor óptico o si realmente no vamos a darle uso en carreras de exterior o salidas en bicicleta, ya que con una pulsera de actividad como la Charge HR o la nueva Garmin Vivosmart HR también podremos registrar las carreras en interior de forma bastante precisa.

En resumen, la valoración del Fitbit Surge depende mucho del punto de vista con el que lo analicemos. No es un reloj-gps multideporte con el que programar entrenamientos y ni tampoco es un smartwatch con el que podamos olvidarnos del móvil. Si tuviéramos que definirlo, lo más acertado sería pensar en un monitor de de actividad diaria con sensor óptico de frecuencia cardíaca al que se le ha añadido GPS, donde el GPS se debería ver como un plus, siendo su principal ventaja frente a rivales como el Forerunner 225 o el Tomtom Runner 2 Cardio el registro continuado durante el día y la noche de la FC.

Espero que esta review os haya gustado y, como siempre, tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta o sugerencia y nuestra cuenta de Twitter @GadgetsCorredor para estar informados de todas las noticias relacionadas con el deporte y la tecnología.

PreMarathon.com @PreMarathon (Victor)

Fitbit Surge:
  • 7/10
    Precio - 7/10
  • 7/10
    Diseño, materiales y durabilidad - 7/10
  • 7/10
    Precisión y fiabilidad - 7/10
  • 8/10
    Batería - 8/10
  • 6/10
    Conectividad móvil - 6/10
  • 7/10
    Multideporte - 7/10
  • 1/10
    Funciones navegación - 1/10
  • 6/10
    Funciones entrenamiento - 6/10
  • 9/10
    Aplicación móvil - 9/10
6/10

Opinión:

Más cerca de las pulseras de actividad que de los relojes multideporte, el Fitbit Surge presenta una estética más sobria que la mayoría de relojes de running. Definitivamente un híbrido que debe enamorarnos más por su pulsómetro óptico y funciones de monitorización de la actividad diaria que por sus funciones como reloj-gps.

Te puede interesar...

14 Comentarios

  1. Estoy pensando en comprar este dispositivo ya que quiero controlar mi actividad y para salir a correr únicamente, no lo quiero para realizar otros deportes, ni tampoco tengo interés en sincronizarlo con el móvil. Se puede decir que este reloj se amolda a estas características? O que dispositivo consideras que puede cumplir mejor estas funciones. Gracias y un saludo

    • Hola Raúl,
      Si que puede ser una opción válida, pero como comento en el post, si el principal motivo es porque buscas un reloj que lleve sensor óptico integrado, si esa parte te da igual, hay relojes-gps que pueden llevar el registro de actividad diaria como el Forerunner 25, pero sin una estética tan sobria.
      Saludos.

  2. Buah, acabo de ver este post. Encima el Fitbit surge tiene pulsometro incorporado. Si tuvieses que elegir entre la Vivoactive y esta ¿con cual te quedarías? Esta tiene ambas tecnologías (pulsometro y GPS) También vale lo mismo que la Garmin.

    Como ves me gusta informarme bien de todo.

    • Entre esos dos, el Vivoactive: sumergible, más fino, más opciones de entrenamiento y correas intercambiables. Como ves, le doy poca importancia al que un GPS tenga pulsómetro óptico. Incluso veo más utilidad a la vivosmart HR que el Surge. Pero creo deberías esperar a que esté a la venta el vivoactive HR (puedes leer el adelanto aquí). Aunque te gastaras un poco más de dinero, tendrá todo lo que pides, y tiene mejores prestaciones en todo que el Surge.
      Saludos

  3. Hola. Soy usuario desde hace un año de la Fitbit Surge.

    Tengo la correa un poco rota en la parte de los tornillos.

    No he encontrado correa de repuesto en su web, sabes si la del Blaze puede valer para surge? O alguna correa no oficial válida?

    Saludos.

  4. Hola,si mi uso esta mas encarado al control de peso i nutrición cual de los modelos anteriores me aconsejas…. los garmin i sunto tambien tienen buenas aplicaciones en este aspecto?

    Gracias.

    • Hola Jordi,
      Si buscas un dispositivo con GPS con pulsómetro óptico, quizás te recomendaría más el vivoctive HR, las correas del Surge no se pueden cambiar y con el tiempo dan problemas. Si realmente sólo quieres monitorizar pulso y calorías consumidas, y la medición de distancias es secundaría, la vivosmart HR también podría ser una opción más económica.
      Saludos

  5. Estaría interesado en monitorizar mi actividad diaria, que varia, de carreras diarias o natación, bodypump, etc, nada profesional, solo llevar un “control”. con pulso metro evidentemente. había visto el vivoactive HR q acaba de salir pero no he encontrado mas de una opinión, muy negativa por cierto, si pudieras ayudarme y orientarme un poco, Muchas gracias de antemano.

    • Hola Juan,
      Si lees mi artículo, lo recomiendo con mucha cautela. Aún así, lo de llamarlo “timo” es un poco pasarse, a ver, yo lo he probado y muchos los llevan aún para correr y no es el mejor del mundo, pero tampoco mucho peor que otro. En lo que su que coincido contigo es que el peor de sus problemas es la falta de recambio y durabilidad de su correa. Gran error por parte de fitbit.
      Saludos

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad