Evolución natural: ¿Qué debes tener en cuenta en la transición 10k-media maratón?

Evolución natural: ¿Qué debes tener en cuenta en la transición 10k-media maratón?

Compartir
Hay que tener en cuentas muchos factores para atacar la media maratón
Hay que tener en cuentas muchos factores para atacar la media maratón

Todo tiene una evolución lógica. En todas las facetas de la vida, lo queramos o no, las cosas no se estancan, sino que van hacia adelante o, lamentablemente, hacia atrás. Pero es casi imposible que algo se quede como está por los tiempos de los tiempos. Y el ‘running’, en este caso, no es una excepción. Digamos que todo corredor pasa por una serie de etapas. Primero mira a los que corren con escepticismo, luego lo prueba, después se engancha, se aficiona a las carreras populares y llega un punto en el que quiere más. Es así, o quiere más de esta nueva ‘droga’ o ya se desvincula por completo. ¿Y cuál es el siguiente paso? Pues intentar atacar la media maratón.

Es un cambio brutal. Añadir 11 kilómetros a lo que estamos acostumbrados a correr es un salto más que considerable y muy a menudo lo hacemos mal, sin siquiera reparar en todos los hábitos que hay que modificar para prepararnos y, sobre todo, el tiempo que hay que dedicarle. El entrenador español Jerónimo Bravo, que lleva, entre otros, al hasta hace nada ‘recordman’ mundial de media maratón, nos da cuatro pinceladas sobre lo que hay y no hay que hacer en el duodécimo programa de la segunda temporada de la Radio del Corredor.

¿Qué debemos tener en cuenta para ‘atacar’ la media maratón?

“Yo pienso que las etapas se tienen que ir quemando paultinamente y evidentemente para pasar de un nivel a otro tienes que controlar el nivel en el que estás. No puede ser que corras dos 10k y ya pienses en la media. Primero, porque no conoces a tu cuerpo, cómo va a reaccionar, porque cada carrera puede reaccionar de una manera diferente. Estamos hablando de atletas recreacionales que no han tenido un pasado atlético y que han empezado a correr con 20, 30, 40 o 50 años. Las pruebas de maratón y media maratón son pruebas de ultrafondo. Los atletas experimentados se piensan si dar el salto porque primero porque es duro y segundo porque requiere un factor de maduración”.

¿Cuándo llega esa maduración para afrontar la media maratón?

“Hay un factor de riesgo. Cuanto más larga es la distancia que corres más entran en juego valores incontrolables e impredecibles que pueden significar riesgos. Pienso que cada persona tiene que conocer primero su propio cuerpo. ¿Cuánto? Depende de cada uno, pero yo pienso que una persona que comience a correr en 2019 no debería ni pensar en acometer el maratón o el medio maratón ese mismo año. Pienso que un corredor que este controlando distancias de 10-15 kilómetros debe esperar al menos dos tres años antes de empezar a pensar en una maratón o una media. Ya sé que lo que digo es la antítesis de lo que se oye o se pregona, pero es mi opinión”.

“Pero es que además esto es lo que se ha hecho siempre con atletas profesionales. Imagínate con aquel que no lo es y que además tiene menos capacidad física porque no es un atleta experimentado. De ahí al maratón pienso que debes tener un bagaje deportivo específico en correr de al menos cuatro o cinco años. Sobre todo por el mero hecho de permitirte mejorar en otras facetas. Si tú te pones ahora a correr maratones tu velocidad se va a ver disminuida sí o sí. Es decir, cuanto mejor corredor de 10.000 seas mejor corredor de media maratón serás y cuanto mejor corredor de media maratón seas en general vas a tener más recursos y habilidades para poder afrontar un maratón. A partir de ahí yo creo que sería la frecuencia más apropiada”.

Escucha la entrevista a Jerónimo Bravo en los siguientes enlaces:

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad