Entrenar el placer sexual: mejores ejercicios y consejos útiles

Entrenar el placer sexual: mejores ejercicios y consejos útiles

Compartir
coreorgasm_ orgasmo y ejercicio

¿Alguna vez has tenido sensaciones que se asemejan a un orgasmo mientras practicas ejercicio?, ¿has alcanzado el clímax en el gimnasio con determinados movimientos y repeticiones?

¡Enhorabuena! Has tenido un coregasmo.

¿Cómo?, ¿que aún no sabes lo que es?

Si quieres saberlo todo sobre sexo y deporte y sobre cómo entrenar el placer sexual te recomendamos seguir leyendo.

¿Qué es el coregasm o coregasmo?

Se trata de ejercicios de entrenamiento del core enfocados a fortalecer la musculatura de la pelvis, abdomen, espalda y recto abdominal.

Pero no te creas que el concepto de coregasmo es algo nuevo porque ya en 1953 un famoso sexólogo Alfred Kinsey, lo mencionó en su libro Sexual Behavior in the Human Female. En este mismo libro él aseguraba que el 5% de las mujeres que entrevistó habían tenido orgasmos durante la práctica de ejercicio físico.

¿Sirve cualquier deporte o cualquier ejercicio físico?

Por supuesto que no.

Y tampoco estamos hablando de un orgasmo sexual en toda regla.

Sin embargo, las mujeres que se sometieron a entrevistas relacionadas con el estudio de este coregasmo afirmaban que sentían la misma sensación que sienten cuando tienen un orgasmo durante el sexo, concretamente, en la zona baja abdominal.

Es más, la atleta Sharon Ugg también comentó en la revista CrossFitJournal que se trataba de una sensación muscular que, una vez comienza, puede finalizar en el clímax si sigue repitiéndose el mismo movimiento y que se puede parar cambiando de ejercicio.

¿Cómo tener un orgasmo en el gimnasio?

Evidentemente, el mismo ejercicio no va a causar las mismas sensaciones en todas las mujeres dado que hablamos de distintas anatomías, estados emocionales y fuerza muscular. Sin embargo, sí se cree que es la fricción entre el recto y los abdominales que se da en determinados ejercicios la que provoca este placer sexual en mujeres.

Muchos expertos también sostienen que el spinning es el ejercicio rey cuando se trata de friccionar recto con abdominales y que, justamente, en esa actividad no se han encontrado mujeres que aseguren tener un orgasmo.

Por otro lado, existe la hipótesis de que todo esto viene causado por el retroceso que tiene lugar en el suelo pélvico cuando se producen las repeticiones del ejercicio, lo cual implica un incremento de la presión en ciertas terminaciones nerviosas, que a su vez desencadenan contracciones con cada repetición del ejercicio.

En todo caso, hablamos todo el tiempo de mujeres, pero el coregasmo puede darse también en hombres, pero con otro tipo de ejercicios. En este caso, ganarían los ejercicios cuyos movimientos estimulan la próstata.

¿Se puede entrenar el placer sexual?

Por supuesto que se puede.

Ya no es que existan ciertos ejercicios que pueden provocar la aparición de orgasmos en hombres y mujeres, sino que el ejercicio físico en sí es un gran influenciador del estado mental y emocional de las personas.

Se recomienda realizar ejercicios de suelo pélvico para fortalecer y tonificar esa musculatura y así tener un mayor control también durante las sesiones sexuales con tu pareja.

Mejores ejercicios para ganar fuerza y resistencia

Valorando las respuestas de las mujeres entrevistadas en distintos estudios sobre el coregasmo se ha llegado a la conclusión de que el mejor ejercicio para tener un orgasmo mientras se realiza ejercicio es la famosa “silla del capitán”.

Se trata de un ejercicio para tonificar abdominales y es muy sencillo porque se realiza en un aparato del gimnasio. La persona está de pie, agarrando unas asas con las manos y haciendo presión en la parte baja de la espalda que, a su vez, está apoyada sobre un apoyo acolchado. Pues bien, se trata de elevar las rodillas hasta el pecho y hacer descender las piernas hasta que conformen un ángulo de 90 grados con el suelo.

El placer comienza tras realizar varias repeticiones, así que…¡todo el mundo a tonificar abdominales en el gimnasio!

En cualquier caso, hay muchos otros ejercicios que pueden desencadenar el placer sexual. Por ejemplo, las sentadillas con o sin peso, los abdominales hipopresivos o el llamado yoga sexual.

Además, cualquier ejercicio que sirva para fortalecer y entrenar el suelo pélvico será de gran ayuda en el objetivo de entrenar el placer sexual y, con varias repeticiones, puede terminar en un clímax de gimnasio. Así, puedes probar a realizar levantamientos de glúteos con peso. Solo tienes que tumbarte boca arriba, colocar el peso en la zona inferior del abdomen y levantar el “culete” apretando glúteos y abdomen.

Abdominales hipopresivos

Ahora ya sabemos que los abdominales son el ejercicio estrella a la hora de producir placer, pero en el caso de los abdominales hipopresivos la cosa va todavía más allá.

Básicamente, estos ejercicios utilizan el diafragma y pueden influir en el deseo y el control sexual mediante la modificación del riego sanguíneo y la aparición de ciertas sensaciones en la zona genital. Por ejemplo, puede practicarse con bolas chinas en el caso de las mujeres o unas simples flexiones en el caso de los hombres (aumentan fuerza abdominal y resistencia en brazos).

Por último, otro factor importante a la hora de entrenar el placer sexual tiene que ver con la flexibilidad, así que realizar estiramientos con el objetivo de entrenarla será una buena idea si lo que quieres es ampliar tu catálogo de posturas sexuales. Para esto el yoga o el pilates son actividades perfectas que, además, te ayudarán a trabajar la postura.

Neotantra, el yoga sexual

Deseo enfocado a la realización personal. Así, resumiendo.

Si quieres mejorar tu autocontrol y entrenar el placer sexual, el neotantra es una de las disciplinas deportivas (y mentales) que puede ayudarte a lograrlo.

Hay multitud de talleres sobre masajes tántricos a los que puedes acudir para inspirarte y conocer los mejores ejercicios para entrenar el placer sexual con yoga moderno.

Mindfulness sexual

Seguramente ya has oído hablar del mindfulness a estas alturas, ¿pero sabías que también puede aplicarse al deseo sexual y al deporte?

En este caso, hablamos de técnicas para focalizar y utilizar la atención plena en lo que estás haciendo con el objetivo de disfrutar de un placer más intenso, de un orgasmo más prolongado o de una erección de las buenas. En el caso del deporte, también en una mayor concentración.

No todo iba a ser trabajo físico cuando se trata de sexualidad porque el cerebro también juega un papel fundamental. Pues bien, en el caso del mindfulness sexual la cosa va de respirar relajadamente, fortalecer la musculatura con ejercicios de Kegel y prestar atención para aprender de la experiencia (sensaciones y sentidos).

Así, a grandes rasgos, para que se entienda, el mindfulness sexual es eso.

Y hasta aquí todo lo que teníamos que contarte sobre deseo, entrenar placer sexual y ejercicios que provocan orgasmos, ¿tienes algo que añadir al respecto? Habla ahora o calla para siempre.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad