Inicio Entrenamientos “Lo que vale para mi vecino igual no es lo mejor para...

“Lo que vale para mi vecino igual no es lo mejor para mi”

Con esta frase podría resumir a la perfección todo lo que a continuación voy a escribir, en un intento claro de mostrar que en el deporte la individualización del trabajo, y más si cabe en el alto rendimiento, es fundamental para lograr llegar a conseguir nuestro objetivo.

Pierre Ambroisse-Bosse y Nick Symmonds, ellos son los responsables de que decidiera ponerme a escribir este texto, bueno, para ser más precisos debería decir que sus métodos de trabajo son los que me han llevado a escribir este texto.

El francés, con una marca personal de 1:42.53 en los 800 metros (Récord de Francia de la distancia) entrenaba, hasta después de las Olimpiadas de Rio, a las órdenes de Bruno Gajer, desde el mes de Diciembre pasado quien guía sus pasos es Alain Lignier.

El ex técnico del Francés es de esos técnicos que podrías escuchar y escuchar hablar de su trabajo durante horas. Un enamorado de lo que hace, un fisiólogo que cuestionó todo método de trabajo moderno y que aplicó sus propias teorías para convertir a Bosse en toda una referencia atlética mundial, no en vano su pupilo viene  de ser 4º en las ultimas Olimpiadas, y si tengo que ser sincero y me permiten un apunte personal, creo que Bosse perdió la medalla por su ambición, fruto quizá de la filosofía con la que trabajaba bajo las ordenes de Gajer, pero el caso es que si a falta de 300 metros no saliera al cambio brusco que realizó el Keniano David Rudhisa y que llevó al Francés a entrar en los últimos 100 metros de la prueba totalmente saturado, la medalla hubiera sido suya, pero como digo, es un apunte personal, lo que nadie discute es que la temporada pasada de Bosse ha sido brillante, con récord de Europa incluido de los 600 metros con 1:13.21

En el otro punto de este texto tenemos a Nick Symmonds, el estadounidense es todo un icono atlético en USA, su marca personal, 1:42.95 en los 800 metros.

Symmonds cuenta en su haber con una medalla de Plata en la distancia en el mundial de Moscú en el 2013. Este año pasado no pudo estar en los juegos de Río por una inoportuna lesión que lo apartó de la competición en el tramo final de su preparación, no sin antes dar mucho que escribir y hablar sobre su persona por su denuncia a la USATF por prohibir a los atletas que acudían a competiciones Internacionales lucir sus patrocinadores, algo a lo que Symmonds se negó y que tuvo como consecuencia que el atleta se perdiera el mundial del 2015 en Pekín. Symmonds entrena con Sam Lapray (con el que también ha formado la empresa RUN GUM de las que ambos son propietarios). Debido a su lesión, Symmonds decidió escribir un libro en el que cuenta la preparación que llevó a cabo la temporada en la que logró ser 5º en las Olimpiadas de Londres en el 2012 y en la que consiguió romper la barrera del 1:43 en la prueba; y uno que es muy curioso, pues ha decidido leerlo.

El libro en sí, sin ánimo de despreciarlo ni mucho menos, no es gran cosa, de hecho se podía descargar de forma gratuita en la web del propio atleta, es más un cuaderno de entrenamientos que un libro en sí, pero lo que me llamó sumamente la atención es el trabajo que llevó a cabo Symmonds ese año, pues distaba mucho del que Gajer, en las muchas conferencias que pude ver, planificaba para sus deportistas y más concretamente para Bosse.

Esto me vino como anillo al dedo para ponerme a escribir esto y explicar que en muchas ocasiones, en la gran mayoría de las mismas, se puede llegar a buen puerto sin llevar el mismo camino. Tú que eres muy curioso estarás deseando leer ya las grandes diferencias entre ambos atletas ¿a que si?, pues bien, vamos allá.

Entrenamiento Pierre Ambroisse-Bosse vs Nick Symmonds 

Quede claro, antes de nada, que no voy a entrar en grandes detalles sobre las diferencias entre ambos métodos, ni tampoco voy a cuestionar uno u otro, lo expongo, con un vocabulario que todo el mundo puede llegar a entender, para que podáis ver como ambos atletas y sus técnicos ven de forma muy distinta la planificación de sus temporadas.

Pretemporada


Todos conocemos ese momento de la temporada como el inicio a una nueva temporada, en esta época de la misma el trabajo se basa en preparar tu cuerpo para poder entrenar de verdad cuando llegue su debido momento, para ambos esto es así, pero cada uno con sus peculiaridades.

En su libro, Symmonds describe esta época de la temporada con muchos “easy run”, es decir carrera continua fácil que realiza en el bosque, las distancias van en aumento desde las 4 millas en sus primeras semanas (unos 7 kilómetros) hasta las 10 millas que alcanza a la 5º semana de pretemporada (unos 16 kilómetros), Symmonds también realiza abundantes sesiones de técnica de carrera que siempre culmina con un trote descalzo por hierba o terreno sintético para fortalecer sus pies y en esas primeras semanas comienza también el trabajo de pesas, con muy pocas cargas y muchas repeticiones, a modo de circuito.

Pierre Ambroisse-Bosse © Facebook

Por su parte Bosse ya comienza la temporada de una forma distinta a la que plantea su compañero Estadounidense. Los trotes de Bosse son por tiempo, no por distancia y no hay indicaciones de ritmo, Gajer no pone énfasis en este trabajo, para el técnico Francés el corredor de 800 es un velocista de largo recorrido y no un fondista de cortas distancias, desde la primera semana de trabajo Bosse ya realiza trabajos a ritmos altos, a modo de rectas, para Gajer es muy importante que el atleta vaya adquiriendo desde el primer día la mecánica necesaria para poder ser lo suficientemente económico luego en las dos vueltas a la pista y el afirma que esto solo se logra con la repetición desde el día 1, el Francés también realiza mucho trabajo de técnica de carrera y de la amplitud de su zancada, al igual que Symmonds el gimnasio se incorpora desde la 3º semana y los trabajos son muy similares en ambos casos.

Invierno


Ninguno de los dos atletas hacen pista cubierta, y su puesta a punto invernal se centra en estar al máximo nivel en verano. Symmonds es un atleta al que le cuesta mucho estar al 100% para ser competitivo en la prueba y Bosse no se adapta a la pista cubierta. Eso no descarta que ambos atletas lleguen a correr algunas competiciones bajo techo, pero a modo de test.

Symmonds utiliza esta época de la temporada para entrenar mas como un fondista que como un medio fondista, en sus semanas de trabajo dentro de su cuaderno se pueden llegar a ver días de 8×1000 metros (a ritmos en torno a 3:10 / 3:15 cada 1000) o ritmos controlados que van desde las 4 millas (a 3:20 aprox.)  a las 6 millas (a 3:30 el mil aprox.). También fraccionados de 1 milla rápida, media milla lento, pero  siempre a ritmos que se asemejan mas a los que emplearía un corredor de largas distancias que a los que habitualmente usan los medio fondistas. En el gimnasio Symmonds aumenta las cargas de trabajo y añade ejercicios de transferencia tras las sesiones de pesas, antes de las mismas realiza mucha movilidad y flexibilidad que hace con sesiones de Streching.

Symmonds invernando en Idaho. © Instagram

Por su parte Bosse centra su trabajo ya en el rendimiento propio de un 8cientista en esta época del año. Comienza con series de 400 metros un 20% más lento que el “ritmo diana” (esta expresión la usa mucho Gajer para hablar de los ritmos de trabajo de su atleta y la basa en el análisis que el mismo hace de la prueba) esos 400 un 20% más lento que el ritmo diana suponen para Bosse hacer las series a 1 minuto aproximadamente.

Los trabajos de la economía de la carrera y la zancada cobran más protagonismo y sigue con su rutina de incorporar al menos 2 o 3 veces por semana lo que su técnico llama Rectas que van desde los 80 metros a las 120 metros ya a ritmos de competición (eso le supone a Bosse hacer rectas a ritmo de 12.8 los 100m, aún no pone clavos). Bosse también realiza repeticiones sobre distancias mas superiores, con el objetivo de que sea capaz de correr rápido sobre una distancia mayor a la que le va a competir, como su técnico dice, el apuesta por mejorar su resistencia Aeróbica usando ritmos lo mas aproximados a su velocidad especifica.

Y aquí añado una frase que me quedó marcada y le escuché a Gajer hablando del trabajo que hacía su chico en invierno:

El corredor de 800 no es un velocista al uso, pero tampoco un fondista, por lo tanto no puede entrenar en invierno lento, si en verano quiere ser rápido

Según avanza la temporada los trabajos de ambos atletas llegan a un cierto nivel de similitud, pero siempre con sus particularidades.

Tras la etapa invernal


Symmonds empieza con un trabajo en pista para comenzar su adaptación a la prueba. Realiza varias sesiones donde abundan las repeticiones sobre 200 metros con recuperaciones activas de otros 200 metros al trote (este entreno le gusta mucho a Nick y a su entrenador y en el mes de marzo lo llegan a realizar hasta en 6 ocasiones) los ritmos de la repetición rondan los 25 o 26 segundos. Symmonds también usa muchos entrenos del tipo “Time Trial”, así los bautiza él en su diario que constan de correr distancias inferiores a los 800 metros a ritmos muy cercanos a los que luego va a llevar en la competición, siempre con una repetición y luego trabajo adicional en distancias inferiores.

“El COI puede besar mi culo blanco! Al diablo con la norma 40” Nick Symmonds muy crítico con las normas de patrocinio que impone el Comité Olímpico y la USATF, su propia federación. © Facebook @nick.symmonds

Sirva como ejemplo este entreno realizado por el Estadounidense el 12 de Abril:1×400 (49.7) 8 minutes recuperación, 5×300 easy pace (45”/46”) 2 minutes recuperación”. Aunque Nick ya comienza a trabajar en ritmos altos no abandona del todo sus sesiones en ritmos más bajos (cuando digo bajos digo propios de fondistas), así en esa misma semana Symmonds realizó otro entrenamiento que constó de 5×800 a 2:20 recuperando 1´.

Bosse, tal y como dije más arriba, trabaja muy similar a Symmonds, aunque con diferencias. El Francés realiza muchas repeticiones de hasta 300 metros a ritmos altos con pausas activas posteriores, su técnico busca que el sistema aeróbico sufra una subida repentina en sus demandas y sea capaz de alcanzar sus máximas prestaciones en cortos espacios de tiempo. Los ritmos que utiliza para sus series son bautizados como “Ritmos 1500” así los llama a pesar de que el atleta no ha corrido nunca un 1500, algún entrenamiento de Bosse en esta época:

8×400 con recuperación activa de 100 metros a 59”
15×200 Ritmo 2º vuelta recuperación 100 metros andando
Facebook @Bosse Pierre-Ambroise

Con todo esto llegamos a la tercera fase, la fase de agotamiento

Llegados a este punto poco hay que decir, y es que ambos atletas buscan en sus sesiones el mismo objetivo, llegar al agotamiento total, sus trabajos son muy similares, repeticiones a ritmos altísimos con pausas suficientes para poder realizar alguna más hasta que el atleta no pueda correr a altas intensidades, es decir, quede vacío por completo. Sirvan de ejemplo algunas de las sesiones de trabajo llevadas a cabo por cada uno de ellos:

Symmonds: 600 (1:15”)8 minutos recuperación 2×300 (38”) 2 minutos recuperación
Bosse: 4 o 5 x 400 Ritmo 400 intermedio del 800 recuperación 5 minutos

A partir de aquí las sesiones de trabajo, una vez concluidas las fases de preparación,  se basan en recordatorios y la propia sesión fuerte de trabajo es la propia competición.

Conclusiones

  • En el trabajo inicial en el que predominan las sesiones aeróbicas las diferencias entre ambos atletas son abrumadoras. Mientras que Nick Symmonds trabaja en esta época más como un fondista, con ritmos lentos y muchos trotes y series en grandes volúmenes de trabajo y a intensidades moderadas, Bosse trabaja desde el inicio con ritmos e intensidades muy cercanas a los que luego va a emplear en la competición.
  • Ambos deportistas dan mucha importancia al trabajo de pesas en el gimnasio y sus sesiones en el mismo son muy similares.
  • Symmonds no deja de lado la técnica, pero no la trabaja de forma tan metódica como lo hace el francés, estas sesiones para Bosse y su entrenador son claves
  • Bosse no usa como referencia para sus ritmos de trabajo su Vo2max, trabaja en ritmos que su técnico le indica y aunque al principio tanto atleta como entrenador reconocen que les cuesta, al final llega la adaptación, que como dice Gajer es el objetivo del entrenamiento. Symmonds sin embargo si usa sus valores de Vo2max como referencia para fijar los ritmos de sus sesiones de entrenamiento, de ahí que a principio de temporada sus repeticiones sobre 400 metros las realiza a 65” mientras que Bosse lo hace a 60” en parecidas cargas de trabajo.
  • Ambos atletas muestran en la pista, a la hora de competir, que su forma de entrenar también es similar a la forma de competir, así, Nick que entrena de forma más prudente por decirlo de alguna manera también compite así, cerrando el grupo y buscando remontar en los tramos finales. Por su parte Pierre siempre suele situarse en cabeza de las competiciones y en muchas ocasiones es el que suele lanzar el ataque definitivo, al igual que en sus entrenamientos, el Francés también es agresivo en competición.

Esto que acabo de hacer daría para un análisis más profundo y exhaustivo, probablemente hasta para un bonito debate, pero con estos pequeños fragmentos queda claro que en el deporte, en el atletismo (y más en el alto rendimiento) la individualización es la clave del éxito. ¿Correría Bosse en 1:42 entrenando como Symmonds o viceversa? Pues no lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que cada uno a su manera han logrado llegar a un mismo puerto.

@Kidzapatillas


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad