Inicio Ciclismo El Movistar se queda sin cobertura

El Movistar se queda sin cobertura

Movistar team sin cobertura tour de francia 2020

Si el Fútbol Club Barcelona copa la polémica futbolística, el Movistar Team hace lo propio en el mundo del ciclismo.

La escuadra telefónica se encuentra de lleno inmersa en uno de los peores momentos de su historia y es que la estructura de Unzué ha visto como tras el regreso a la competición se intensificaban las críticas de unos aficionados que consideran inaceptable la situación deportiva del equipo.

El critérium de Dauphiné, que finalizaba el pasado domingo, no hacía más que confirmar lo que el equipo venia apuntando en Burgos y en otras competiciones.

El Movistar Team parece haberse quedado definitivamente sin cobertura y en una especie de apagón general nadie se atreve a coger el toro por los cuernos.

La situación empieza a ser realmente preocupante y es que más allá de la falta de resultados o de la incapacidad por encontrar un gran líder, lo que genera más crispación entre el público es la falta de actitud.

El equipo español ha pasado de ser el gran estandarte del ciclismo español a ser la risa de las redes sociales. Todo el mundo los cuestiona y las mofas se suceden constantemente dentro del universo twittero.

El porqué de esta situación es difícil de diagnosticar. Un cumulo de errores y de desafortunadas elecciones es lo que nos ha llevado hasta este punto.

Un punto que a día de hoy parece de no retorno y es que a poco más de 10 días para que empiece el Tour de Francia, se intuye complicado que alguien pueda dar la vuelta a la tortilla.

Hoy mismo el equipo anunciaba que Alejandro Valverde no iba a defender su título de campeón de España y que la elección del 8 definitivo para el Tour de Francia saldría de los 10 corredores que se han concentrado en los Alpes.

Movistar tour de francia 2020
Complicado lo tiene el Movistar en el próximo Tour de Francia

La lista de posibles elegidos la conforman Alejandro Valverde, Enric Mas, Marc Soler, Carlos Verona, Imanol Erviti, Dario Cataldo, Jurgen Roelandts, Antonio Pedrero, José Joaquin Rojas y Nelson Oliveira.

10 apellidos que cualquier director deportivo hubiese querido tener en su equipo hace 3 o 4 años pero que a día de hoy parecen insuficientes para competir contra equipos tan sólidos como Ineos, Jumbo Visma o Astana.

Con el Movistar a uno le termina dando la sensación de que las decisiones y los fichajes llegan siempre a toro pasado.

¿Por qué no se ficho a Dario Cataldo en 2014,2015 o 2016, cuando el italiano era uno de los mejores gregarios y caza etapas del pelotón? ¿Por qué Jurgen Roelandts no llegó en 2018 cuando el Tour tenia tramos de Pavé y Mikel Landa o Nairo Quintana echaban en falta un corredor de clásicas? ¿Por qué a Valverde no se le ha dado absoluta libertad en calendario y táctica hasta los 40? O ¿Por qué llevan tres años renovando a un corredor tan  poco profesional como Carlos Betancur?

Estas preguntas son solo un claro ejemplo de que las decisiones siempre han tenido un papel conservador dentro del equipo.

Afortunadamente, desde el año pasado y por primera vez en mucho tiempo, la dirección deportiva parece haber tomado conciencia de la situación, y los fichajes de Cortina, Mas o Jorgenson ilusionan en vistas a temporadas venideras.

El Movistar Team siempre ha corrido a no perder la carrera y en contadas ocasiones le hemos visto tomar un papel de actor principal en las grandes citas del calendario.

Si sales a ganar puedes perder, pero todo el mundo sabe que si sales a verlas venir en un mundo tan competitivo como el actual se te comerán vivo.

Y esto es exactamente lo que le está pasando al equipo telefónico. La marea azul se los está comiendo y mucho cambian las cosas o el Tour de Francia puede convertirse en un auténtico suplicio para corredores y Staff.

Es evidente de que la dirección del equipo no tiene ninguna culpa de qué el #sueñoamarillo de Nairo Quintana se evaporará o de que Mikel Landa no cuajase dentro del equipo.

Seria mentir si ahora no reconociera que ambas decisiones me parecieron en su día acertadas. Además, el inmenso presupuesto de otras estructuras le ha mermado seriamente un equipo que veía como perdía figuras de la talla de Richard Carapaz, Andrey Amador o los hermanos Izagirre.

Pero más allá de encontrar argumentos que justifiquen una situación límite, que dicho de paso ya era previsible cuando decidieron rejuvenecer la plantilla, lo que deberían hacer es empezar a tomar cartas en el asunto.

Creo que nadie puede pensar que Movistar Team aspira a ganar el Tour de Francia 2020. Las opciones de podio son más que mínimas y las llegadas masivas siguen siendo una asignatura pendiente en el equipo.

A merced de estas circunstancias y ante la amenazante critica de los aficionados, a Unzué no le queda otra que reinventarse, aceptar la situación y planificar una táctica totalmente nueva para el equipo.

Nadie con cordura y empatía les va a exigir ganar este año el Tour, pero si que se les va a exigir mejorar la imagen, filtrarse en las escapadas y adoptar un papel de equipo peleón en todas las etapas.

Ahora es el momento de sacar pecho y hacer valer el #rodamosjuntos que acompaña permanentemente la imagen del equipo.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad