Inicio Entrevistas El médico que más rápido corre de España

El médico que más rápido corre de España

Foto: Ángel Villar
Para mí se ha consolidado como el mejor fondista de España. “Bueno, eso lo dice usted”, replica Carlos Mayo que, a los 25 años, ha protagonizado 2 de los grandes momentos de nuestro atletismo en 2020: el nacional de cross y la media de Valencia (1h00m06seg).

Para mí, se ha consolidado como el mejor fondista de España.

-Bueno, eso lo dice usted -replica él.

-Sí, lo digo yo porque lo pienso por edad y por futuro.

-Dentro de lo malo, 2020 ha sido bueno para mí, porque he sabido aprovechar las oportunidades. Pero ahora tengo que demostrar que esto no ha sido aislado.

Lo dice él, Carlos Mayo que, a los 25 años, es el médico que más rápido corre de España.

-Eso seguro -admite-. Si viene un paciente con coronavirus podría salir coriendo -ironiza después.

-Pero ahora la medicina no es prioritaria en mi vida -añade-. Hubo una época en la que sí, pero ahora ha pasado a un segundo plano. En el futuro habrá tiempo para estudiar, para especializarme. Pero en este momento el atletismo ocupa el 90 o el 100/100 de mi vida.

Carlos Mayo es ahora un hombre feliz.

-Pero no completamente -replica-. Nunca se puede ser feliz del todo porque el domingo en Valencia cuando vino mi representante y me dijo, ‘Toni se ha tenido que parar en el maratón‘,  me pegó un bajón y volví a recordar: ‘ qué lastima, qué injusto puede ser el atletismo, ¿por qué tienen que pasar estas cosas?’.

-En el triunfo también se debe recordar lo malo de la vida.

-Pero porque es así: yo lo he vivido. He estado a punto de dejar el atletismo por lesiones. Si lo olvidase me olvidaría de lo que me ha pasado en la vida. Por eso siempre entendí que debía buscar otro plan y, a mi edad, estoy orgulloso de tener terminada la carrera de medicina. A todo el mundo le hace falta un Plan ‘B’.

Toni Abadía celebra con Carlos Mayo en el Nacional de Cros / EFE

-¿Se lo ha explicado usted estos días a Toni Abadía?

-A Toni no hace falta explicarle nada, Toni es de los que siempre se levanta y se va a volver a levantar, ya lo verá, y lo vamos a celebrar como se merece.

Hay días que no se olvidan nunca: Valencia, domingo 6 de diciembre, a mediodía cuando todo ya ha pasado.

“Toni Abadía no vino a la comida con el grupo”, recuerda Carlos Mayo.

-Le dolía el estómago.

Carlos Mayo también veía la cara de su entrenador: Pepe Mareca.

-Se veía que había algo que le impedía estar contento.

Carlos Mayo, el triunfador, el gran triunfador de la mañana, estaba deseando ese momento que iba a llegar a la tarde cuando vio a Toni Abadía.

Y se iba a dar un abrazo mayúsculo con él, colonizado por las emociones como la música de los Beatles.

-¿Qué nos dijimos? -se pregunta.

-Tranquilo, Toni, le dije, este solo es el primer paso en el maratón, tu historia en el maratón acaba de empezar.

Toni entonces le dio las gracias a Carlos Mayo por la carrera que había hecho y le pidió que se la contase.

-Cuenta, cuenta.

-Mira, Toni, a partir del km 10 me lancé con todo lo que tenía porque hasta entonces no. Entre Javi Guerra y yo no hacíamos más que decirle a la liebre ‘more’ y ‘fast’ porque queríamos pasar a 28’30” el 10k y lo hicimos en 29’00″… Pero, mira, me salió bien, el segundo 10.000 me salió en 28’10″… Quién sabe lo que hubiese pasado si hubiésemos ido más rápido la primera media.

Qué tío, Carlitos.

-Es un atleta trabajador y cuando se pone va a por ello, sin ninguna duda -explica Pepe Mareca, el entrenador.

Nos vamos a cansar de alabar a Carlos Mayo en este relato.

Pero hay momentos en la vida.

-Los estados de forma hay que aprovecharlos -dice él-. Nunca se sabe lo que puede pasar. Cada uno tiene sus miedos: yo tengo tendencia a lesionarme cuando estoy muy en forma. Por eso es tan importante aprovechar los momentos y este año, los dos que he tenido, los he aprovechado.

Y se pregunta:

-Si lo he hecho una vez ¿por qué no voy a volver a hacerlo?

-¿Y por qué no va a bajar de los 60 minutos en media maratón?-le pregunto yo.

-¿Y por qué no? -responde él.

Un debut soñado en Valencia

Nos vamos a Bronchales entonces.

Bronchales es un pueblo de Teruel en la sierra de Albarracin en la que se concentraron este otoño los tres para que todo saliese bien en Valencia: Carlos Mayo, Toni Abadía y Camilo Santiago, el tercer hombre.

Subían a entrenar casi hasta los 1.600 metros de altitud y allí tan arriba los árboles no les impedían ver el bosque.

-Carlitos, estás tan bien que puedes acercarte o bajar de la hora en media.

Pero es que hay cosas que se ven o se sienten sin necesidad de explicarlas.

En la meta de Valencia, rodeado de la felicidad, Carlos Mayo se acordó de todos ellos.

Qué grande, Carlitos.

Qué felices nos hace la gente que hace las cosas bien.

Es una de las mejores metáforas de la vida.

-La medicina me encanta pero mi auténtica pasión es el atletismo.

Lo recordaba cada día en Bronchales cuando la gente le preguntaba:

-¿Te aburres ahí todo el día?

-No, qué va -replicaba él-. El atletismo es como el cuerpo humano. Descubres nuevos detalles continuamente. Cuanto más descansas más necesitas descansar, el hecho de estar sentado en el sofá, con las piernas en alto… El hecho de fortalecer… Cada día aprendes algo que no sabías y siempre tienes algo que hacer.

Y soñar.

-Me gusta soñar porque cuando sueño nunca tengo dudas. ¿Por qué no soñar?¿Por qué no voy a soñar con ese récord de España? ¿Por qué no voy a soñar con los JJOO?

-¿Y qué sueña cuando sueña con los JJOO?

-El momento en el que entro en la meta.

Carlos Mayo tiene 25 años: tiene, por lo tanto, todo el derecho a soñar del mundo: quitárselo es como apagar la televisión.

Vive en Zaragoza, en un piso pequeño junto a la Plaza del Pilar, donde tanta gente pone cada día futuro a sus sueños.

A veces, parece que hablar de los sueños es cosa de las películas o de las canciones: error.

Hay momentos en la vida real que también se parecen a los de las películas: la diferencia es encontrarlos como los ha encontrado Carlos Mayo en 2020.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad