Egan Bernal y el sueño de Colombia entera

Egan Bernal y el sueño de Colombia entera

Compartir
egan bernal portada ciclismo colombiano sky

El pasado domingo en la Paris Niza se volvía a repetir un año más la misma historia y es que por sexta vez en las últimas ocho ediciones un corredor del equipo Sky conseguía hacerse con el triunfo final en la carrera del sol.

En esta ocasión el triunfo fue para Egan Bernal, un corredor que lleva tiempo apuntando maneras y al que muchos se empeñan en designar como el gran candidato a dominar el ciclismo en los próximos años. El triunfo llegó, pero más allá de la victoria que ya de por si es importante, es la primera general de Bernal en la máxima categoría World Tour, lo que realmente me impacto fue la forma con la que el colombiano la consiguió.

La carrera se inició sobre el papel como una de las ediciones más abiertas de los últimos años. El recorrido tenía de todo y la incorporación de una contrarreloj más larga de lo que venía siendo habitual, auguraba una lista de aspirantes al título mucho más amplia. la lista de candidatos Sky partía con dos hombres fuertes como Michal Kwiatkowski y Egan Bernal. A priori el polaco en su manifiesta ambición de liderar algún día al mejor equipo del mundo en una gran vuelta, partía con ventaja. “Kwiato” quería y tenía que demostrar que sus capacidades van más allá de las grandes clásicas de un día. El ex campeón del mundo no lo hizo nada mal, de hecho terminó en el tercer cajón del podio, pero se topó con dos corredores que fueron mejores que él especialmente en la alta montaña. Nairo Quintana y el propio Bernal.

Los dos grandes nombres del ciclismo colombiano actual demostraron al mundo en un enfrentamiento generacional que los “escarabajos” han vuelto para quedarse. Que la vuelta de Colombia no es flor de un día y que el país sud americano es una verdadera potencia mundial en este deporte.  De hecho, toda la carrera fue un recital colombiano con la presencia destacada de otros grandes nombres como el de Miguel Ángel Lopez, Iván Ramiro Sosa o Daniel Felipe Martínez.

Tras varios años de “impasse” después de la irrupción en los ochenta de Lucho Herrera y Fabio Parra, la vuelta de Colombia al ciclismo es una absoluta realidad y todos los que amamos este deporte nos debemos alegrar en lo que a espectáculo y pelea se refiere.

El país entero lleva años esperando que un “escarabajo” consiga por fin el triunfo final en el Tour de Francia. La victoria en la “Grande Boucle” parece haberse convertido en una cuestión de estado y prácticamente en una obsesión nacional.

La victoria en la Grande Boucle parece haberse convertido en una cuestión de estado y prácticamente en una obsesión nacional.

En esta línea se inició el #sueñoamarillo, una campaña que debería llevar a Movistar y a Nairo Quintana a reinar algún día en lo más alto de los campos elíseos.  El sueño colombiano se quedó a las puertas en tres ocasiones, dos con Nairo y una con Rigoberto Urán. En todas ellas un estratosférico Chris Froome fue el encargado de impedirlo.

Ahora con Bernal el sueño revive con fuerza y en mi opinión el corredor del Sky debería ser el verdadero #sueñoamarillo de Colombia. Bernal a sus 22 años tiene todo lo que se puede pedir a un gran corredor. Es superior en la montaña, es realmente veloz en la lucha contra el crono, conserva una buena punta de velocidad de sus inicios en el MTB y lo que es aún más importante tiene una visión de carrera privilegiada y está en el mejor equipo del mundo. En mi opinión Bernal es un corredor más completo que Quintana y junto a su compañero de equipo en Sky, Ivan Ramiro Sosa, puede marcar época en el mundo del ciclismo.

eganegan bernal ciclismo colombiano
Egan Bernal lo tiene TODO para marcar una época. / Foto: Facebook Team Sky

Durante la primera semana de la Paris Niza vimos como el viento y los abanicos destrozaban a más de medio pelotón. Bernal se mostró intratable, atento y con una capacidad por dar la cara digna de un corredor veterano.

Colombia entera debe aprender de los errores y no presionar en exceso a Bernal, lo que tenga que llegar llegará, pero ciertamente se augura un gran futuro y un bonito duelo entre Bernal y un renovado Quintana, que con el reciente cambio de entrenador parece haber dejado de lado su papel de ciclista conservador.

En la Volta a Catalunya de la semana que viene es muy probable, que tengamos un nuevo episodio de la batalla colombiana. El duelo por los próximos años está servido así que aprovecho para desear una larga vida al ciclismo colombiano.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad