Dieta keto o dieta cetogénica: ¿por qué funciona?

Dieta keto o dieta cetogénica: ¿por qué funciona?

9092
1
Compartir
dieta Keto

La dieta keto es una variante de la dieta Dukan que se puso tan de moda hace unos años y que tanta polémica causó, por su tremendo éxito y por la desaprobación de buena parte de los nutricionistas y especialistas médicos.

La dieta keto, que procede de la palabra ketogenic en inglés, es también conocida como dieta cetogénica, y fue descubierta en el año 1921 por el endocrino Henry Rawle Geyelin.

Esta dieta tiene como principal objetivo ingerir la máxima cantidad posible de alimentos ricos en proteínas y grasas y restringir el consumo de hidratos de carbono y azúcares. De este modo, en el organismo se genera una situación de cetosis, exceso de cetonas en sangre, similar al ayuno.

La cetosis, tirar de grasas para reducir su acumulación

El organismo, al no poseer suficientes reservas de hidratos de carbono, acude a las reservas de grasa como fuente de energía. De ese modo, se procede a su metabolización, y el resultado son cuerpos cetónicos que reemplazan a la glucosa y otros azúcares como principal combustible energético para los procesos metabólicos.

Se consideran dietas keto aquellas en las que el consumo de hidratos de carbono se sitúa entre el 5 y el 20% y las grasas alcanzan hasta el 75% del total de alimentos ingeridos. El resultado tras todo el proceso de cetosis es la quema de grasa y la pérdida de peso de manera relativamente rápida con respecto a una dieta habitual, más equilibrada.

Habitualmente, la ingesta de hidratos de carbono en una dieta keto se reduce a los 50 gramos diarios. Por contraposición, la ingesta de grasas y proteínas aumenta de manera considerable, hasta un total del 60% y 30% en algunos casos.

Qué alimentos se consumen siguiendo una dieta keto

Para alcanzar la distribución nutricional comentada, alto porcentaje de grasas y proteínas y prácticamente mínimo de hidratos de carbono, es importante aumentar la ingesta de carnes y pescados en general, huevos, queso, aguacate, frutos secos y algunas semillas.

Pirámide cetogénica

En cuanto a restricciones, hay que eliminar de la dieta habitual las legumbres, los cereales y derivados, las harinas, así como las frutas y verduras.

Diferencia de la dieta keto frente a las dietas Atkins o Dukan

Si bien se tratan de dietas hipercalóricas, en las que se consume un exceso de calorías, las dietas Atkins y Dukan pasan por ser menos saludables, puesto que la dieta keto pone el foco de atención en el consumo de grasas saludables, tales como el aceite de oliva, las semillas y los pescados azules, actuando estos productos como sustitutos de las carnes más grasas.

No obstante, esto no libra a este tipo de dietas de recibir algunas críticas. El profesor Thomas Seyfried, de la Universidad de Boston, advierte de los peligros de no realizar este tipo de dietas de manera adecuada, como por ejemplo la modificación de los parámetros de lípidos en sangre (colesterol y triglicéridos).

En caso de seguir una dieta keto, es fundamental que esté regulada, guiada y estructurada por médicos especialistas.

¿Cómo afectan las dietas keto al organismo?

En primer lugar, son una buena solución para adelgazar siempre que se realice de manera correcta, como así establece la American journal of Clinical Nutrition. A su vez, y lo que resulta más interesante en el aspecto deportivo, es que si se acompañan estos hábitos alimenticios con un entrenamiento adecuado, evita la pérdida de masa muscular mientras se queman grasas y se reducen esos kilos de más.

Sin embargo, las contrapartidas también son relevantes. La dieta keto no está libre de desventajas y efectos secundarios. En primer lugar resulta compleja de llevar a cabo y requiere la supervisión de un especialista médico o nutricional.

No es una dieta equilibrada ni que promueva hábitos de vida sana, luego solo es recomendable de manera esporádica para alcanzar ciertos objetivos. Afecta especialmente al rendimiento cognitivo, por la sustitución de cuerpos cetónicos en lugar de azúcares. Esto tiene como consecuencia mal aliento, cefaleas, mareos y náuseas.

La dieta keto en periodos de definición muscular

A menudo la dieta keto es utilizada como última etapa en el proceso de definición de los culturistas y deportistas con un control estricto del peso. Con ella se consiguen eliminar los últimos kilos o gramos de grasa, para llegar al objetivo o competición lo más fibrado posible.

Sin embargo, la dieta cetogénica solo está recomendada para personas con amplia experiencia en dietas y con niveles de grasa muy bajos, nunca por encima del 10%. Para impedir que el cuerpo pierda mucho músculo en este proceso, es importante que la dieta keto sea rica en proteínas, y que estas proteínas, mediante gluconeogénesis (formación de glucosa) se derive a las células musculares, para que exista la menor carencia de az´cares posibles.

Las dietas keto se deben realizar durante periodos cortos de tiempo, un máximo de 5 días en caso de competición deportiva cercana, y no más de tres semanas en caso de utilizarla para perder peso. Siempre bajo las recomendaciones de un especialista.

Compartir

Te puede interesar...

1 Comentario

  1. Artículo interesante, pero también hay que saber que hay situaciones donde la dieta keto no es aconsejable. La bio individualidad de las personas hace necesario establecer un ratio de macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos) de acuerdo a las necesidades individuales. Si os interesa la dieta keto os gustara leer este articulo ” Cuando la dieta keto no funciona” https://evaflech.com/cuando-la-dieta-keto-no-funciona/

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad