Dieta FODMAP

Dieta FODMAP

370
0
Compartir
dieta FODMAP

En la actualidad, hay muchas personas afectadas por enfermedades intestinales como por ejemplo la enfermedad de Crohn o bien el síndrome del intestino irritable. Los síntomas comunes en estos casos pueden ser dolor abdominal y calambres, hinchazón y gases, estreñimiento y/o diarrea, entre otros.

La dieta FODMAP se ha propuesto para reducir la sintomatología que producen estas enfermedades ya que puede ayudar a que el tracto gastrointestinal vaya sanándose poco a poco.

¿Qué son los FODMAPs?

FODMAP es un acrónimo para los oligosacáridos fermentables (fructanos y galactanos), Disacáridos (lactosa), Monosacáridos (fructosa) y Polioles (sorbitol, manitol, maltitol, xilitol e isomalt). Los FODMAPs se encuentran de manera habitual en los alimentos.

  • Fructosa: frutas, miel…
  • Lactosa: leche (en mayor cantidad en leche desnatada y semidesnatada que en leche entera)
  • Oligosacáridos: trigo, cebolla, brócoli, legumbres…
  • Polioles: sorbitol, manitol, xilitol…

La Sociedad Europea de Gastroenterología hace una recomendación sobre su empleo en alguna patología intestinal, debido a que reduce la sintomatología.

¿Para quién está indicada la dieta  FODMAP?

Esta dieta está indicada por la Sociedad Europea de Gastroenterología como apoyo en la mejoría de síntomas de colon irritable y dispepsia.

Consiste en disminuir de la dieta alimentos ricos en oligosacáridos fermentables, disacáridos, monosacáridos y polioles.

Este tipo de sustitución de alimentos o suspensión es relativa y progresiva, no siempre se debe suspender de inmediato, deberá disminuir la frecuencia en que se toman estos alimentos. Es importante conocer que los síntomas desaparecen progresivamente, si tienes buena tolerancia a algunos alimentos de los restringidos no los suspendas y disminúyelos progresivamente o, en su defecto mantenlos; en cambio si alguno de los alimentos recomendados te causa sintomatología no has de ingerirlo. En estos casos lo importante es escuchar al cuerpo, darse cuenta de cómo reacciona nuestro organismo a los diferentes tipos de alimentos que ingerimos e ir viendo la tolerancia que tenemos a cada uno de ellos.

¿Dónde encontramos los compuestos FODMAP?

Se encuentran fundamentalmente en los siguientes alimentos:

  • Trigo, centeno, cebollas y ajos: ricos en Fructo-oligosacáridos (FOS)
  • Legumbre: contiene en Galacto-oligosacáridos (GOS)
  • Lácteos (principalmente leche): contienen el disacárido, lactosa
  • Miel, jarabes, manzanas y otras frutas: contienen el monosacárido, fructosa
  • Alimentos light, edulcorantes, peras, ciruelas: contienen polioles como el sorbitol, el xilitol, el maltitol y el manitol

Existe una gran variabilidad interindividual en cuanto a la tolerancia a los FODMAPs, de modo que como ya se ha dicho, ¡escucha a tu cuerpo!

Otras recomendaciones:

  • Evitar la cerveza y las bebidas carbonatadas
  • Beber mucha agua.
  • Comer con moderación.
  • Masticar bien los alimentos.
  • Limitar los alimentos transformados (FODMAPs ocultos y sustancias irritantes).
  • Los mejores alimentos que puedes consumir son: fruta fresca, verduras y carne/pescado.
  • Llevar un diario de comidas, de este modo puede ver que alimentos y bebidas le perjudican más y cuáles menos.

A continuación, os dejamos una tabla con algunos alimentos recomendados y no recomendados en esta dieta (siempre según tu propia tolerancia):

TIPO DE ALIMENTO NO RECOMENDADO RECOMENDADO
FRUTAS

No consumir más de 1 porción por comida

 

Aguacate, Caqui, cerezas, ciruela, Albaricoque, Mango, Manzana, Melocotón, Moras, Nectarina, Pera, Sandía, Fresa Plátano, Melón, Arándano, Uvas, Kiwi, Limón, Lima, Mandarina, Naranja, Piña
VERDURAS Alcachofas, Espárragos, Remolacha,    Coles de Bruselas, Col, Hinojo, Ajo, Puerro,Cebolla,  Cebolleta, Coliflor,  Setas, Escarola Alfalfa, Col China, Brócoli, Pimientos, Zanahorias, Apio, Cebollinos, Maíz, Pepino, Endibia, Berenjena, Lechuga,Calabacín, Perejil, Patata, Calabaza, Acelgas,Espinacas, Judías Verdes
CEREALES Arroz integral o salvaje, Trigo, Avena, Cebada, Centeno  

Arroz, Maíz, Quinoa, Tapioca, Mijo,Sorgo

 

TUBÉRCULOS Boniato, Patata
LEGUMBRES Alubias, Guisantes, Garbanzos, Habas, Lentejas Soja

 

FRUTOS SECOS Almendra, Anacardo, Avellana, Cacahuetes, Castaña, Dátiles, Nuez, Orejones, Piñón, Pipas, Pistacho
LÁCTEOS Nata Leche sin lactosa, queso sin lactosa, yogur sin lactosa
CARNES Hamburguesa y salchicha de cerdo, ternera, pavo o pollo

(carnes procesadas)

Partes magras de cerdo, cordero, ternera.

Pavo, conejo, pollo

EMBUTIDOS Y DERIVADOS Croquetas, empanadillas, embutidos, fiambres
PESCADO Cantidades reducidas:  Atún, bonito, boquerón, sardina, caballa, salmón. Trucha, Dorada, pez espada, rodaballo, mero, Gallo, lenguado, lubina, merluza
HUEVOS Huevos
DULCES Bollería, caramelos, cereales del desayuno integrales o bajos en fibra, chocolate blanco o con leche, flan, galletas, golosinas, helados cremosos o de hielo, natillas y cremas, pasteles Chocolate negro
GRASAS Mantequilla Aceite de oliva, aceite de girasol, margarina
BEBIDAS Café, cerveza, destilados, licores, refrescos, té, vino, zumos de fruta envasados Agua, infusiones
EDULCORANTES NATURALES Azúcar blanco, azúcar moreno, fructosa, jarabe de agave, jarabe de arce, miel Stevia
EDULCORANTES ARTIFICIALES Eritritol E968, Isomaltosa E953, Lactitol E966, Maltitol E965, Manitol E421, Sorbitol E420, Xilitol E967, Acesulfamo K E950, Aspartamo E951, Ciclamato E952, Glucósidos de esteviol E960, Neohesperidina DC E959, Neotamo E961, Sacarina E954, Sal de aspartamo y acesulfamo E962, Sucralosa E955, Taumatina E957, Taumatina E957

Es importante destacar que no se puede llevar a cabo este tipo de dieta durante largos periodos de tiempo ya que se eliminan grupos de alimentos importantes para la salud, se debe usar únicamente para disminuir la sintomatología, pero se debe ir con cuidado para no afectar al equilibrio nutricional a largo plazo.

En caso de querer seguir este tipo de dieta debido a problemas gastrointestinales o por algún tipo de enfermedad intestinal, es importante ponerse en manos de un especialista como un nutricionista para llevar a cabo esta dieta con garantías y para que identifique qué hábitos es importante modificar.

Referencias:

https://www.health.harvard.edu/diet-and-weight-loss/a-new-diet-to-manage-irritable-bowel-syndrome

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad