Día 3. Zancadas de gacela

Día 3. Zancadas de gacela

242
0
Compartir

Tercera jornada consecutiva con sesión de mañana y tarde (mañana martes habrá descanso matinal), y con la participación de cuatro atletas españolas. Buen desempeño de Naroa Agirre en el grupo A de la calificación de la pértiga. Tras dos nulos, saltando a la tercera, sobre una altura asequible, como 4.30m, la donostiarra superaba los 4.45m a la primera. La final estaba más cerca, pero no conseguía Naroa superar los 4.55m, altura que le hubiese permitido saltar el miércoles. A pesar de ello, sensacional trabajo de una atleta incansable. A destacar, que la eterna cuarta Silke Spiegelburg y la actual subcampeona europea al aire libre y bajo techo, Ekateríni Stefanídi, no estarán en la final.

naroa-agirre-ayuda-colocarse-dorsal-una-rival-1440400913586

En el disco, la flamante y reciente plusmarquista nacional, Sabina Asenjo, lejos de los 61.36m que le permitieron batir hace unas semanas el sempiterno récord de Ángeles Barreiro. De haber estado por encima de los 61 metros de nuevo, se hubiera colado en la final. Fue duodécima en su serie, con 58.04m. Lejos la de Ponferrada, en la que ha sido la temporada de la confirmación. Tiene que seguir creciendo. Denia Caballero, Nadine Müller y Julia Fischer, al primer intento, y Sandra Perkovic, tras dos lanzamientos, ofrecerán una gran lucha. Sin sorpresas en las semifinales de los 3.000m obstáculos. Todas las favoritas estarán el miércoles en la final. Inexplicable (o no) descalabro ruso, en una prueba tradicionalmente muy favorable, y gran impresión la ofrecida por Ghribi, Ayalew, Chepngetich, Jepkemoi, Assefa y Coburn. Fantástica la subcampeona europea sub-23, la alemana Gesa Krause. A tener en cuenta.

En la calificación de la longitud, la sorpresa llegaba con un discutidísimo nulo (evocando a Johnson-Thompson) del norteamericando Marquis Dendy, que se quedaba con ello fuera de la final. Los tres chinos, Wang, Gao y Li, avanzan en posiciones de mérito (el primero, el mejor de su grupo de calificación). Sólo Henderson y Rutherford por encima de 8.20m (8.36m y 8.25m, respectivamente). El ruso Menkov defenderá su título ante los dos favoritos. Gaisah, el vigente subcampeón, ni siquiera conseguía el pase.

greg-rutherford-campeon-olimpico-longitud-accedio-final-sin-problemas-1440405881484
El campeón olímpico Rutherford aseguró el pase a la final

 

Y en las series del 400m femenino, una de las más rutilantes figuras, tanto de este Campeonato como del atletismo mundial, entraba en acción. La brillante Allyson Felix, paseando su exuberante elegancia, reafirma, por si había alguna duda, su favoritismo en la vuelta a la pista. Day, Ohuruogu, Miller, Jackson y McPherson lucharán por la plata y el bronce, salvo mal día de la californiana. Aauri Bokesa, séptima y última de su serie, reafirma con su resultado que este 2015 ha sido un año para olvidar. Debe seguir creciendo, camino a Río.

aauri-lorena-bokesa-debutoy-casa-1440405881482

Dos brillantes finales en saltos en la sesión de tarde. Con su 29ª victoria consecutiva (imbatida desde que fuera derrotada por Rypakova en la final olímpica de Londres, el 5 de agosto de 2012), la colombiana Caterine Ibargüen reclama su lugar como absoluta estrella del panorama atlético internacional. Una figura sobrecogedora, colmada de temperamento, potencia y fuerza, y técnicamente brillante. Arrolladora. Plata para la ucraniana, nacionalizada israelí, Hanna Knyazyeva-Minenko, y bronce para la vigente campeona olímpica Olga Rypakova. Batacazos estrepitosos de Olga Saladukha, sexta, y especialmente de la campeona mundial y europea bajo techo en vigencia, Ekaterina Koneva, séptima. La segunda final en saltos, la de pértiga. Con el gran Lavillenie como claro favorito, la sorpresa arruinó, de nuevo, una medalla de oro del todopoderoso ‘crack’ francés. Ni Wojciechowski ni Lisek (que compartirán el bronce con Renaud), ni el vigente campeón Holzdeppe (plata). Las miradas, en un chico nacido en Nuevo México, de 21 años recién cumplidos. El canadiense Shawnacy Barber. Único pertiguista que superaba los 5.90m a la primera, en un concurso impoluto hasta los 3 nulos sobre la barrera de los 6 metros. Nuevo reinado mundial para un joven de fantástico presente y sobrecogedor futuro. Renaud Lavillenie, incapaz de nuevo de alzarse con el único oro que le falta en su abrumador palmarés.

joven-canadiene-cima-pertiga-mundial-1440426416371

En la jabalina, la gran sorpresa fue la eliminación del campeón olímpico Keshorn Walcott, que al igual que en Moscú, curiosamente, no estará en la final. Y hablando de finales, apasionantes las dos que veremos el miércoles: tanto la de 400m (con James, Van Niekerk, Makwala, Merritt, Santos, Masrahi…), como la de 400mv, con un quinteto demoledor a por las tres medallas: Hejnová, Tate, Spencer, Little y Petersen. Una ofensa perdérselo.

Brillantísimo retorno de Vivian Cheruiyot tras su maternidad, venciendo en el 10.000m, en apretado y bello ‘sprint’ a Gelete Burka. La anécdota, en el bronce, donde una confiada Molly Huddle levantó los brazos antes de tiempo, viéndose superada en el último metro por su compatriota Emily Infeld. Una de las imágenes del Campeonato. 16ª la española Trihas Gebre, aquejada de un proceso febril durante la semana, y que estuvo cerca de sus registros habituales en la distancia. Buena prestación.

En la esperadísima batalla de los 3.000m obstáculos, Conseslus Kipruto tomaba el mando de las operaciones desde el pistoletazo. Atentos Birech, Brimin Kipruto y Jager, y agazapado Kemboi, la carrera no se movió hasta los últimos compases. Sin Birech tirando, como de costumbre, y con Jager a la expectativa, arremetió contra todos el más inteligente (y rápido) en los últimos 300 metros. No se lo puso fácil Conseslus apenas hasta el último obstáculo, donde se reflejó la descomunal diferencia técnica entre uno y otro. Impagable asistir a la extrema velocidad de su salida de obstáculo en el último giro. Soberbio asistir a su último desempeño en la ría. 2 veces Campeón Olímpico. 4 veces consecutivas Campeón Mundial. Rendimos pleitesía al inmenso Ezekiel Kemboi.

Como broche de oro a un completo día de competición, la neerlandesa Dafne Schippers volvía a brillar. En apenas dos horas (‘semis’ y final), pulverizaba por dos veces su récord nacional (10.83 y 10.81). Su progresión, meteórica desde que decidiera sacrificar las combinadas por la velocidad. Magnífica elección, visto lo visto. No era suficiente, sin embargo, para detener a ese diminuto prodigio de la naturaleza de nombre y apellido compuestos. Potencia y explosión. Fuerza descomunal en el hectómetro (no estará en la media vuelta a la pista para intentar revalidar título). El máximo exponente de la velocidad mundial en los últimos años. La ‘Usain Bolt’ del atletismo femenino, salvando las distancias entre temperamentos y formas de actuación. Renovando mismo color de presea que en Moscú hace dos años, y consiguiendo su séptima medalla (6ª al aire libre) en Campeonatos Mundiales, la sensacional Shelly-Ann Fraser-Pryce. Como ayer comentábamos de Bolt, la Reina ha vuelto. Sin duda, larga vida a la Reina.

Fotos: Diario SPORT ·AFP
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad