Inicio Fitness & Yoga Deporte de mantenimiento: ¿cómo de estricta tiene que ser mi dieta?

Deporte de mantenimiento: ¿cómo de estricta tiene que ser mi dieta?

El deporte de mantenimiento es genial para que puedas mantener una buena condición física cuando has conseguido tus objetivos. Por ejemplo, si ya has ganado la masa muscular suficiente o tienes el cuerpo tonificado, tu meta será que todo continúe así. Pero, para ello, deporte y dieta deben ir siempre de la mano. Aunque ¿cuánto de estricta debe ser esta? Esta es la gran pregunta a la que te responderemos ahora.

Lo primero que debes saber es que no hay dietas mágicas para que puedas conseguir todo lo que te propongas a nivel físico. Todas esas supuestas dietas milagrosas tienen un efecto rebote indeseado que harán que pierdas todo lo que has conseguido. Por tanto, debes descartarlas y apostar por otras opciones. Pues, los peligros de una mala alimentación es que no cubrirán todas tus demandas nutricionales diarias.

La dieta no debe ser estricta

Esto es crucial que lo tengas en cuenta desde ahora mismo y es que en el deporte de mantenimiento tu dieta no tiene que ser estricta. No estás enfocado en ganar masa muscular, sino en mantenerla; tampoco en perder kilos o aumentarlos, sino en continuar con los que ahora tienes. Por lo tanto, lo único que debes hacer es seguir una dieta variada y equilibrada donde abunden las frutas, verduras y proteínas.

La verdad es que esto es muy positivo, porque no tendrás que pesar los alimentos como, tal vez, hayas hecho en alguna ocasión. Esto puede llevarte a extremos indeseados, donde no disfrutes de la comida. Por tanto, sin obsesionarse, debes ser capaz de comer de manera saludable dándote, muy de vez en cuando (1 vez al mes, por ejemplo) algún capricho. Pues, hay que disfrutar ¿no crees?

Debes comer de todo

Otra de las claves en el deporte de mantenimiento es que debes comer de todo. Queremos decir, variado. Para ello, hay varias recetas nutritivas y familiares que son deliciosas y sanas. Un ejemplo es el pollo guisado con 5 ingredientes y espelta. ¡Qué buen aporte de proteínas te va a dar para que lo puedas dar todo en tu deporte de mantenimiento! Asimismo, unos huevos en canasta también serán apropiados.

Hay alternativas más suculentas como la musaka clásica de berenjena o la pasta simple con castañas y setas. Si has leído alguna vez que la comida en el deporte de mantenimiento o ejercicio en general es aburrida, estabas muy equivocado. Hay platos muy ricos con los que disfrutar y, al mismo tiempo, cuidarse. Porque dieta y ejercicio, recuérdalo siempre, deben ir de la mano. En caso contrario, no habrá resultados.

Puedes hacer tu plan de ejercicios sin fallar ni un solo día, pero quizás comiences a notar cómo esos brazos están perdiendo, de nuevo, su tono. Y es que, tal vez estás cometiendo errores en tu dieta, consumiendo muchos dulces a diario que deberían ser ocasionales. Por tanto, recuerda que la clave es que no te obsesiones y que disfrutes de la comida. Con los consejos anteriores, el deporte de mantenimiento dará sus frutos.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad