Inicio Noticias & Blog De Adrián Ben nunca te puedes fiar 

De Adrián Ben nunca te puedes fiar 

EFE
Ningún español ha logrado ser finalista olímpico en 800. Y en una distancia en la que se ha corrido en 1’43” en la previa, parece hasta una injusticia pensarlo. Pero de Adrián nunca te puedes fiar.  

Todos creemos que no.

Que parece una misión imposible.

Que ningún español lo ha logrado.

Que en una prueba en la que habitan gente como Nijel Amos, Korir, Murphy, Jewett, Hoppel,  Arop, Giles, Dustin o Dobek hasta parece una injusticia pedirle eso a Adrián Ben, a los 22 años.

Que en una prueba en la que Ferguson Rotich ha corrido en 1’43″75 en la previa parece hasta casi inhumano.

Pero estos son los momentos que convierten a un atleta en legendario.

Y, qué queréis que os diga, en una carrera que no se ha corrido nunca puede pasar de todo.

Hay exageraciones felices.

Lo más fácil es decir no, pero siempre nos queda la incertidumbre, que puede ser muy interesante.

Hoy mismo me lo decía por escrito Tomás de Teresa, que fue finalista en 800 en el Mundial de Tokio 91:

“Veo al menos 12 atletas mejor que él. Pero lucha y garra tiene y los estados de forma siempre son una incógnita”.

Además, ¿quién le iba a decir a Adrián Ben que iba a ser finalista en el Mundial de Doha?

Recuerdo que entonces, en la semifinal, su entrenador Arturo Martín le dijo:

“Adrián, sólo debemos salir a correr, ir a nuestro ritmo y no suicidarnos”.

Aquella semifinal fue una carrera en la que el catarí Abdallah salió a matar (23’11” los 200 y 48’70” los 400) y en la que Adrián Ben supo ir a lo suyo.

Pasó el 400 en 50’96”  y, al final, se metió por tiempos: 1’44″97

¿Y ahora?

Todos firmaríamos que se repitiese ese tiempo.

Podría darle alguna opción.

Insistir en que es muy difícil es lo mismo que no decir nada. 

Aquí estamos para ser optimistas sin dejar de ser realistas.

Arturo, su entrenador, es un hombre que dice, “el 800 es una prueba para jóvenes que ha de correrse joven”, y Adrián cumple primorosamente esa regla.

Aún no tiene ni 23 años: los cumple el 4 de agosto.

Siendo tan joven, Adrián Ben reúne casi todas las condiciones para clasificarlo como un killer.

Ya he recordado lo de Doha.

Sólo me queda añadir que de esta gente nunca te puedes fiar. 

A su edad, le sobra personalidad: lo racional no choca con lo emocional.

Los grandes momentos también fortalecen su energía.

Creer en él es creer en un tipo que nos ha dado motivos para creer.

-Mira, muchacho, aquí no todo es el talento -le dijo Arturo Martín cuando llegó a Madrid-. Hay algunos que salen adelante y otros que no. Sobre todo, tienes que estar preparado si algún día te lesionas porque entonces la Blume se puede hacer eterna, interminable.

El año pasado Ben estuvo lesionado y también supo ganar esa batalla.

Lo mejor de él está por conocer.

“Un atleta tarda ocho años en hacerse al alto rendimiento”, recuerda su entrenador y Adrián Ben está en ese proceso.

Arturo Martín también repite una frase que lo hace diferente:

“El trabajo ya lo he hecho. Quiero suerte”.

¿Y por qué no la suerte no va a acompañar a Adrián Ben hasta la final olímpica?

“Yo mismo hubiese dicho que sería imposible pasar a la final”, admitió Arturo Martín al regreso del Mundial de Doha 2019.

Y, sin embargo…

Las cosas están claras.

Las cosas están claras desde que  ese joven llegó con 19 años a Madrid desde Viveiro, “donde eras una estrella”, le hizo ver el entrenador. “Tu nombre salía casi todos los días en los periódicos regionales, hay una carrera popular que lleva tu nombre, el polideportivo de tu colegio y, sin embargo, aquí en Madrid el centralismo nos mala. A los atletas no los conocen ni en la Junta Municipal de sus barrios”.

Pero Adrián Ben, lejos de hacerse pequeño ante la inmensidad, sigue desafiando a la historia.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad