¿Cuál es la cantidad justa a pagar por el calzado deportivo?

¿Cuál es la cantidad justa a pagar por el calzado deportivo?

Compartir

Debido a mi trabajo debo usar zapatos de vestir. Tengo eso que la gente llama como “pies anchos” y no siempre ha sido sencillo encontrar el zapato adecuado. Pero hace ya bastantes años que encontré la solución con unos Castellanos hechos a mano. Cuero de la más alta calidad, la horma perfecta, el trabajo artesano y el ajuste como un guante. No necesito más, son mis zapatos perfectos. Cuando se estropean los sustituyo por unos iguales y así llevo más de 10 años. ¿Para qué cambiar si tengo la certeza de calzar lo que mejor me sienta de la máxima calidad?

En los últimos años he notado que el precio de mis zapatos se ha estabilizado. Básicamente están al mismo precio que hace algunos años. 130€ no es que sea un precio barato, pero lo pago gustosamente porque sé que lo que compro tiene la mejor materia prima detrás y un trabajo artesanal para unos zapatos que me durarán años.

Sin embargo, en mi vida como corredor siento honestamente que las marcas comerciales me timan constantemente, cada vez más. No logro quitarme el sambenito de “consumidor irracional” cada vez que compro un nuevo par de zapatillas. Por un lado, cada vez que encuentro un modelo que me va bien y con el que me encuentro satisfecho, me lo cambian a la temporada siguiente. Añaden algo de maquillaje, le ponen un nuevo número a la versión y sacan un modelo nuevo cada seis meses.  ¡Pero si con el modelo anterior me iba fantástico!. En el peor de los casos hacen desaparecer un modelo con el que era feliz. El mundo del calzado de Running se ha convertido en una cruenta guerra comercial para ver quién es el más rápido en sacar la última tontería. Al igual que las boutiques de moda, las marcas tampoco repiten calzado de una temporada a otra.

Y en la estructura de precios es más que evidente que se está produciendo una hiperinflación. Antes las marcas se posicionaban con calzado para todos los bolsillos y encontrabas gama baja, media y alta. Eso prácticamente ha desaparecido en el mundo runner. Hoy si quieres un nuevo par de zapatillas para correr deberás ser capaz de pagar una cifra de tres dígitos. Inaudito para algo que se produce a gran escala en países con costes de mano de obra ínfimos. Mis zapatos de cuero se hacen en España a pequeña escala y cuestan lo mismo.

Y si no te sientes suficientemente timado, la Universidad de Dundee en Escocia estudió hace muy pocos años calzado deportivo de diversas gamas, demostrando que la amortiguación de calzado de menos precio de la misma marca era igual o mejor que la del calzado de gama alta. Existe una percepción de “si pagas más obtendrás un mejor calzado para correr” que es falsa. Quizás pagando más te llevarás a casa una colección de gadgets inútiles de nombres rimbombantes, pero no vas a correr mejor ni te vas a lesionar menos que pagando una cantidad justa.

¿Y cuál es la cantidad justa a pagar por el calzado deportivo?. Las marcas son empresas y como tales tienen todo el derecho a recibir un retorno lícito de su inversión. Pero todos deberíamos de saber qué es lo que pagamos en nuestra compra de zapatillas para correr. Hace pocos años  se publicó un estudio de 11 organizaciones de consumidores sobre el coste de las zapatillas de running y el efecto de las multinacionales en los países productores. Se invitó a 10 multinacionales del calzado deportivo a participar. Adidas, Mizuno, Reebok, Puma y New Balance accedieron sin problemas, mientras lamentablemente Asics, Nike, Saucony y Brooks prefirieron no participar. Aparte de producir un extenso informe sobre factores socioeconómicos de la relación de estas industrias con los países productores, fue posible obtener datos sobre los diferentes costes implicados en la fabricación de un par de zapatillas de deporte.

  • De los 100 euros que pagas por unas zapatillas de running sólo 17 euros son coste directo, es decir lo que vale la producción incluyendo materia prima, trabajadores, margen de la fábrica y transporte.
  • De cada zapatilla de 100 euros, 0.40 euros van a pagar el salario de los trabajadores que las producen.
  • El 11% de lo pagado por cada zapatilla de deporte va a Desarrollo de Producto, es decir a esos tipos que inventan en un laboratorio los nuevos gadgets y sistemas de amortiguación que nos hacen pensar que correremos más rápido y que nunca nos lesionaremos.
  • El gasto de ventas y marketing es mayor que el coste de toda la zapatilla producida y puesta en el país del consumidor. Se gastan más en patrocinar carreras, poner anuncios de la nueva zapatilla que nos hará volar en las revistas, vallas, etc., que lo que vale en sí la zapatilla.
  • El margen medio de la multinacional del calzado deportivo es de un 32% ¿no está mal, no?

Mis zapatos Castellanos tienen una durabilidad de años y una fiabilidad fuera de toda duda. Cuando los compro sé lo que compro. Pero con las zapatillas de deporte tengo la sensación de ser un conejillo de indias que cada seis meses debe probar algo nuevo. Las zapatillas de Running son un artículo de primera necesidad y alguien se aprovecha de ello. Conviértete en un consumidor racional y no olvides que hay alguien en alguna oficina de algún país lejano para el que eres sólo un consumidor más al que creen que deben satisfacer con la última tontería sacada del laboratorio.

Compartir

Te puede interesar...

9 Comentarios

  1. Muy interesante tu reflexión Sosaku. Hace unos días tuve una conversación con un amigo de este mismo tema y recordábamos que cuando estábamos aún con las pesetas, por 10.000 ptas te comprabas unas zapatillas para correr de las buenas, y ahora por 60 € sólo encuentras basura.

    Las llamo “basura” porque tengo la sensación de que las marcas hacen las zapatillas de gama baja con hormas poco anatómicas, feas y con acabados malos a propósito para que piques y compres las de gama más alta. Tema aparte es la nueva gama de zapatillas minimalistas, que apenas ofrecen amortiguación, y cuestan lo mismo que sus hermanas más voluminosas.

    Pero lo más curioso es saber como está montado el “tinglado”. Los grandes fabricantes obligan a las tiendas a comprar la mercancía por catálogo con 6 meses de antelación. De tal forma que el fabricante sabe de antemano que va a vender todo su stock. Por tanto si la pequeña tienda ha sido demasiado optimistas en su previsión de ventas, se va a ver con el almacén lleno de zapatillas y tendrá quedarles salida en las rebajas o los outlet. Al final lo que está pasando es que las tiendas hacen pedidos pequeños para no quedarse con stock y esto provoca escasez de tallas.

    Animo a los lectores de este blog a darse una vuelta por las tiendas de deporte de su ciudad. En la mayor parte de ellas verán las mismas marcas y modelos. Existe un oligopolio entre las grandes marcas deportivas en el cual se pactan los precios de venta al público. Si un nuevo fabricante quiere ganar un nicho de mercado, necesita hacer una fuerte inversión en publicidad y además deberá poner un precio de venta al producto similar a la gama alta de la competencia si quiere que su producto sea calificado como de calidad.

    PD: Nos engañan como quieren.

  2. Se me olvidó comentar otro tema curioso del mercado “globalizado”. La mayor parte de los productos que provienen de multinacionales de EEUU se venden en Europa al tipo de cambio 1$=1€, y todos sabemos que ese no es el tipo de cambio real de mercado. Si una zapatilla cuesta en EEUU 150$, en Europa se venderá a 150€, cuando su precio debería estar rondando los 110€.

    Trasladan sus fábricas a paises subdesarrollados para que al cambio, los costes de producción sean más económicos, pero a la hora de vender no utilizan el mismo rasero con los tipos de cambio.

  3. Totalmente de acuerdo. A mi me molesta pagar tanto dinero por unas zapatillas y siempre me compro el modelo anterior.
    Ah, y lo siento por el pequeño comercio pero si por Internet me puedo comprar unas zapatillas en USD y me ahorro un pico, lo hago.
    Seguramente no soy el consumidor ideal.
    Saludos

  4. Sólo espero que se acaben posicionando las marcas blancas que ofrecen productos de similar calidad a precios razonables ya que las grandes marcas han decidido afear e incomodar sus bambas de gama media y baja para que demos el salto adelante.

    Ah, y viva el outlet donde el precio es un poco más real.

    Salud.

  5. Con paciencia en internet encuentras zapatillas por 60€ que en la calle valen mas de 100€

    Ademas yo desde q me pase al minimalismo no solo vi que las zapatillas no hacen bien sino que hacen mucho mal, no necesitamos amortiguacion ni control de estabilidad ni demas tontadas

    • seguro que no… ya me lo dirás cuando tengas 60 años y los cartílagos reventados.. entonces yo con mis asics de 130E y mis dos rodillas operadas seguiremos corriendo.

  6. Estoy totalmente de acuerdo en que el precio de las zapatillas son exageradas. Yo desde luego llevo 2 pares de zapatillas de running y las dos me las he comprado por menos de 100€, y no es que sean de gama media. Buscando modelos anteriores sacas buenas gangas, pero claro, si te vas al último modelo te clavan 130-150€ y eso es exagerado para unas zapatillas que se cambian asiduamente, que no es como los Castellanos de los que hablas, que esos duran años

  7. Pues yo he encontrado unas zapatillas por 40 euros que me van como guantes, supercomodas, con amortiguación suficiente, 200 gms. de peso y muy sencillas (sin gilipolleces), y si no estas siempre habrá otras similares

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad