La crueldad se ceba con Sergio López: El campeón de España que...

La crueldad se ceba con Sergio López: El campeón de España que no fue

Compartir
Sergio López, vivió la parte más dura del deporte

Muchas caras de alegría durante la primera jornada del Campeonato de España de Atletismo en Madrid. Después de meses de incertidumbre se pudo llevar a cabo una sesión sin incidencias, completa y en cuatro sedes, un reto ambicioso para minimizar riesgos por la pandemia del coronavirus.

Alegría lógica por la serie de campeonas y campeones de España que nos dejó este primer día. Fernando Carro, Odei Jainaga, Paula Sevilla y compañía demostraron que a pesar de todas las inclemencias y el viento en contra que ha soplado este tiempo se han mantenido en forma y continúan teniendo hambre. Pero hubo una cara que era el vivo ejemplo de la desolación. Era el gran favorito para colgarse el oro en los 100 metros, llegaba como un cohete, pero la crudeza se cebó con él. Demasiado. Hablamos de Sergio López.

Campeón virtual

La velocidad se está disputando en el Estadio de Getafe. López se impuso en su semifinal (la tercera) con 10.51, la mejor marca de todos los españoles en esta ronda. Como decíamos, parecía difícil que se le pudiera escapar el oro. Se dio el pistoletazo de salida. La salida aparentemente fue buena y todos los atletas arrancaron con normalidad. Pero alrededor de los 50 metros algunos pararon. Al parecer, se dieron varios pistoletazos (tres). El cronometraje no funcionaba.

Esa final virtual la iba a ganar Sergio de calle. Cuando paró el primer atleta en el 50 iba primero con ventaja y cuando pararon dos más en el 70 la ventaja era aún más flagrante. En la retransmisión primero se comentó que iban a mantener el estatus de esa carrera, pero realmente era absurdo porque varios habían parado (uno a mitad). Y finalmente se decidió que lo lógico era repetir.

Un golpe durísimo

Y en ese segundo intento López hizo nula. Descalificado. Pasó de relamer el oro a irse para casa de vacío (Pablo Montalvo terminó proclamándose campeón de España con 10.40). Un fallo que le costó muy caro a Sergio, que estaba hundido, destrozado, después de ese cruel desenlace. Un momento durísimo porque llegaba muy muy fuerte después de una preparación buenísima. Con 21 añitos se llevó uno de los primeros grandes reveses de su incipiente carrera. Seguro que no le consuela lo más mínimo ahora, pero le servirá para el futuro.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad