Correr con alergias

Correr con alergias

Compartir

Asma, bronquitis, rinitis, alergia al polen…Todas estas afecciones que provocan molestias relacionadas con nuestro sistema respiratorio son especialmente molestas para los corredores. Y es que salir a correr con congestión nasal, picor de garganta y ojos llorosos no es lo más divertido pero eso no significa que sea algo imposible. Por eso, si eres de los que no puede abandonar su rutina de entrenamiento porque te ves afectado por alguno de estos síntomas te van a interesar los consejos para correr con alergias que te vamos a dejar a continuación.

Sin embargo, antes de nada, lo primero de todo es saber si los síntomas que estás experimentando se corresponden realmente con una alergia al polen o al polvo urbano. Decimos esto porque es muy habitual confundir los síntomas de la alergia con los síntomas de un asma: tos seca, dolor en el pecho, insuficiencia respiratoria.

Por otro lado, también se dan casos en los que la falta de aire durante la carrera está relacionada con una mala condición física y no con ningún tipo de afección de las comentadas anteriormente.

Por todo ello, lo más recomendable es acudir al médico para efectuar una revisión y estar seguros del tipo de afección que estamos experimentando.

Consejos para correr con alergias

En caso de que el médico confirme nuestra alergia al polen, al polvo urbano o a cualquier otro elemento natural o te preocupes porque el running no habrá terminado para ti. De hecho, es posible continuar tu entrenamiento a pesar de la alergia e incluso puede resultar beneficioso. Esto se debe a que correr con alergias puede fortalecer los músculos respiratorios, mejorar la capacidad aeróbica y reducir los bronco-espasmos por debajo de lo normal. Eso sí, no todo será de color de rosas puesto que el frío excesivo o la falta de calentamiento puede causar la aparición de los síntomas justo antes o durante el entrenamiento.

Entonces, ¿quieres saber cuáles son los consejos que recomendamos para correr con alergia o con asma? Pues vamos allá:

  1. En caso de que el corredor tenga asma se recomienda utilizar el inhalador justo 30 minutos antes de comenzar a correr. Además, es fundamental realizar un buen calentamiento.
  2. Es importante evitar salir a correr durante los días más secos y por los lugares más contaminados de polen: los parques y ciertas calles y avenidas concurridas.
  3. Los síntomas de alergia suelen aparecer una hora después del entrenamiento. Por eso, se recomienda una ducha y cambio de ropa tras el mismo.
  4. En caso de cansancio o fatiga extrema es mejor posponer el entrenamiento. Esto se debe a que nuestro sistema inmunológico reaccionará más rápidamente a los factores alergénicos si estamos cansados.
  5. En los días más secos, en caso de no poder abandonar la rutina de entrenamiento, puedes cubrir tu boca y nariz con una mascarilla. Así, disminuirá la cantidad de contaminación o factores alergénicos que entran en las vías respiratorias.
  6. Si la alergia ataca a tus ojos y sientes picazón lo mejor es que salgas a correr con gafas de sol. Además, puedes utilizar unas gotas para los ojos 30 minutos antes de salir a correr.
  7. Evitar salir a correr a primera hora de la mañana y a última hora de la noche dado que son las horas en las que existe un mayor nivel de polen en el aire.
  8. En los días de lluvia puedes salir a correr mientras llueve, con un chubasquero, o también puedes salir justo después de la lluvia.
  9. En los días con mucho viento lo más recomendable sería no salir a correr. Si hay poco viento y quieres arriesgarte lo mejor es que corras en la misma dirección del viento.
  10. Modificar la dieta alimenticia también afecta positivamente a los corredores con alergia. Comer más fruta y verdura, beber más agua y eliminar el exceso de ácido es primordial a la hora de combatir los síntomas de cualquier tipo de alergia.

Evidentemente, esta es una lista genérica de consejos para correr con alergias pero lo mejor es siempre consultar con el médico especialista que será el que realmente nos dé las recomendaciones oportunas y nos recete, en caso de ser necesario, el antihistamínico apropiado.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad