La loca carrera inglesa en la que hay que atrapar a un queso despeñándose por una colina

Compartir

¿Creías que lo habías visto todo en el mundo de las carreras? ¿pinturas?, ¿obstáculos?, ¿carreras de zombies solidarias? nada de especial en comparación con la locura de echar un queso de 4 kilos por una colina y ponerte a correr detrás de él -por decirlo de alguna manera- dando más vueltas de campana que zancadas.

Esto es la Cooper’s Hill Cheese Rolling, el festival del ‘queso rodante’ que se celebra desde 1836 -uno de los eventos más antiguos de Gran Bretaña según sus organizadores- durante el último lunes de mayo en GloucesterInglaterra.

El desarrollo de la Cooper’s Hill Cheese Rolling es simple pero efectivo si de lo que se trata es de soltar adrenalina. Una multitud aulla “Roll that Cheese” hasta que el jefe de ceremonias pone en marcha la primera de las carreras lanzando desde lo alto de la colina un quesito Double Gloucester que pesa cuatro kilos. El primer participante que a base de volteretas se haga con él (o que se quede cerca como mínimo) recorriendo los 182 metros cuesta abajo por la colina, se hace con el gran premio (el propio queso).

Como se pueden ver en las imágenes (abstenerse gente que se impresione con facilidad) los golpes y las roturas de huesos son muy frecuentes.

Este año, el campeón ha sido Chris Anderson (ha ganado 2 de las 4 carreras que se disputan) y ya acumula la friolera de 22 victorias (y aún sigue vivo) superando así, la marca de Stephen Gyde, histórico corredor de esta prueba (20 triunfos).

Créditos fotos y web oficial de la Cooper’s Hill Cheese Rolling: www.cheese-rolling.co.uk

Compartir

1 Comentario

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad