Inicio El Taller del Corredor Condromalacia rotuliana y las lesiones más comunes del corredor

Condromalacia rotuliana y las lesiones más comunes del corredor

condromalacia rotuliana inicidencia

Ante el crecimiento del número de corredores de los últimos años, ha aumentado también el interés de los sanitarios y científicos que se dedican al mundo del deporte y de la salud. Esto se ha traducido en un aumento exponencial de los datos epidemiológicos de los que disponemos a día de hoy y que nos sirve para vislumbrar cada cuanto se lesiona un corredor, de qué tipo de dolencia estamos hablando y cuáles son los principales factores de riesgo.

Tal como indican estos datos, la condromalacia rotuliana, también denominada condropatía rotuliana, es una de las lesiones más comunes del corredor, aunque existen otras que tienen un elevado grado de incidencia en la actualidad y que veremos en profundidad a continuación.

El grado de incidencia de lesiones en el mundo del running

Antes de entrar de lleno en las lesiones más comunes dentro del ámbito del running, debemos identificar cuál es el grado de incidencia que tienen en la actualidad. Diferentes estudios demuestran que, por cada 1000km recorridos, un corredor tiene una media de una lesión. Así lo indican los resultados obtenidos en el estudio realizado por Videbaek en 2015, que concluía que, por cada 1000h de práctica se reportan hasta 8 lesiones, en corredores experimentados.

Por otro lado, si hablamos del caso de los corredores inexpertos, las lesiones aumentan notablemente hasta las 18 lesiones en el mismo rango de tiempo. Ahondando más en estas dolencias, tal y como recoge Lopes en 2012, se sabe que la causa del 80% de estas lesiones se debe al sobreuso, mientras que el 20% restante se debe a causas agudas.

“Cuando hablamos de sobreuso estamos hablando de lesiones generadas por microtraumatismos repetitivos que, si fuesen aplicados de modo aislado, pocas veces serian problemáticos. El problema es que al aplicarse de modo continuo pueden derivar en una lesión de mayor importancia”, afirma Miguel Ángel Martínez Nogales, fisioterapeuta fundador de FisioPremià y colaborador de Fisiofocus, escuela especializada en cursos de fisioterapia.

Síndrome de condromalacia rotuliana, lesión principal del runner

Si hay una parte especialmente sensible en el esquema físico del corredor es la rodilla y así lo demuestra la cantidad de lesiones que se focalizan en esa zona. Y es que se calcula que más del 40% de las lesiones de los corredores inciden en esta área tan delicada.

Si nos adentramos en el listado de las lesiones más comunes del mundo del running, se observa que la dolencia que tiene más incidencia es el síndrome de condromalacia rotuliana o dolor femoropatelar. Esta lesión, también conocida comúnmente como rodilla del corredor, tiene mayor incidencia en mujeres de entre 15 y 30 años de edad. La sintomatología se resume en un dolor difuso y que afecta al individuo con la flexión repetitiva o mantenida en un tiempo prolongado de la articulación.

La segunda lesión del “ranking” por detrás de la condromalacia rotuliana, es la tendinopatía del tendón de Aquiles. En el caso del deportista esta suele asociarse en la mayor parte de los casos a una incorrecta adaptación de carga por sobreesfuerzo o a una técnica deficiente a la hora de correr. Esta es una lesión muy extendida entre runners, corredores y atletas profesionales.

Y, por último, en la tercera posición nos encontraríamos un empate entre la fascitis plantar, el síndrome de cintilla iliotibial y la periostitis tibial.

La primera de ellas implica la inflamación de la planta del pié debida al impacto contra el suelo. En cuanto al síndrome de cintilla iliotibial, este se caracteriza por dolores punzantes en la cara externa de la rodilla al realizar un ejercicio físico. Esta dolencia suele venir originada por un deficiente estado de forma física, por el uso de un calzado inapropiado o por la fatiga ocasionada por un sobreentrenamiento.

La periostitis tibial, por su parte, ocasiona un dolor localizado en la zona de las espinillas y viene originado por la suma de diversos factores como son el impacto contra el suelo, la técnica que emplea el corredor y la postura que utiliza en carrera.

Factores de riesgo más comunes

 En cuanto a los factores de riesgo más comunes, las investigaciones apuntan a diversos frentes relacionados con algunas malas prácticas y costumbres, y también con una insuficiente preparación física.

Así pues, entre los principales figuran el sobrepeso que tiene una mayor incidencia de la que podríamos pensar en un primer momento. También son factores muy relevantes el cambio brusco de ritmo y el aumento repentino de kilómetros recorridos, lo que casa con un sobreesfuerzo al que nuestras articulaciones no están acostumbradas.

La debilidad de los músculos abductores de cadera, especialmente el glúteo medio, juegan también un papel fundamental en determinados tipos de lesión, así como el ataque de talón que, según palabras de Miguel Ángel, este “aumentaría considerablemente el impacto que recibe la extremidad inferior al chocar con el suelo, sobre todo si lo comparamos con el tipo de pisada cuando lo hacemos con el medio o antepié”.

Por último, cabe señalar que, según la evidencia científica actual, parece que el tipo de pie, ya sea pronado, neutro o supinado no es determinante como factor para originar una lesión.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad