Inicio El Taller del Corredor Cómo cuidar tus lesiones deportivas con productos naturales

Cómo cuidar tus lesiones deportivas con productos naturales

Ampollas, rozaduras, erupciones...no todo es tan bonito en el running
Ampollas, rozaduras, erupciones...no todo es tan bonito en el running

Aunque muchos piensen que las lesiones deportivas deben ser rehabilitadas por profesionales, los productos naturales pueden ayudar a prevenir y mejorar muchas de estas dolencias de manera natural y sin efectos secundarios.

Prueba de ello es el gel de masaje efecto frío de Bonflex, un producto de uso tópico que recupera la musculatura después del esfuerzo físico y la prepara antes de cualquier actividad, proporcionando una gran sensación de frescor y bienestar rápidamente. Este laboratorio farmacéutico está especializado en elaborar complementos nutricionales de origen natural para todo tipo de afecciones y molestias.

Si eres un atleta profesional o un guerrero de fin de semana, sabrás que lesionarse es una pesadilla. Para un atleta profesional, una lesión puede significar no participar en muchas competiciones o incluso al final de su carrera. Igualmente, para aquellos a quienes les gusta jugar fútbol como hobby, una lesión en el campo puede tener un efecto grave en su vida profesional, familiar y en sus relaciones personales.

El proceso de rehabilitación describe el proceso que atraviesa una persona para recuperar su función completa después de haber sido lesionada. Dependiendo de la lesión que sufra el deportista, los pasos exactos que seguirá para recuperarse pueden variar, aunque en muchos casos se recomienda las terapias de efecto frío. En la mayoría de los casos, se incluye la recomendación de realizar ejercicios, simulacros y estiramientos.

Tratamiento de las lesiones deportivas con efecto frío

¿Por qué el hielo reduce el dolor? La razón detrás del alivio del dolor de las lesiones deportivas con la terapia de frío no está completamente clara. Existen muchas teorías y es posible que varios de los mecanismos propuestos en combinación tengan un efecto anestésico. Algunos de los posibles mecanismos incluyen los siguientes:

  • Disminución de la transmisión nerviosa en las fibras del dolor.
  • Reduce la actividad de las terminaciones nerviosas.
  • El frío eleva el umbral de dolor.
  • Provoca una liberación de endorfinas. 
  • La sensación de frío anula la sensación de dolor. 

La terapia de frío reduce el sangrado y la hinchazón

Al enfriar la superficie de la piel y los tejidos subyacentes, el frío hace que los vasos sanguíneos se estrechen. Esto se conoce como vasoconstricción. Por lo tanto, la vasoconstricción conduce a una disminución en la cantidad de sangre de la zona afectada. Como resultado, reduce la hinchazón. 

Vasoconstricción y vasodilatación

Después de varios minutos, los vasos sanguíneos se vuelven a abrir o dilatar permitiendo que la sangre vuelva a la zona afectada. A esta fase le sigue otro período de vasoconstricción. Este proceso de vasoconstricción seguido de dilatación.

Aunque la sangre todavía fluye hacia el área, la cantidad de inflamación es significativamente menor que si no se aplica frío. Esta disminución de la hinchazón o edema permite más movimiento en el músculo y, por lo tanto, disminuye la pérdida funcional asociada con la lesión. 

Beneficios de respuesta inflamatoria y terapia de frío

La hinchazón asociada a la respuesta inflamatoria también provoca un aumento de la presión en los tejidos. Esto provoca que la lesión se vuelva más dolorosa. El dolor se intensifica por ciertas sustancias químicas que se liberan en la sangre cuando se daña el tejido. Por lo tanto, la vasoconstricción por la aplicación de hielo también disminuye el dolor.

Reduce los espasmos musculares

Otra ventaja de la terapia de frío es la reducción del espasmo muscular. Esto suele ser una respuesta al dolor, ya que los músculos que rodean la lesión se contraen para protegerla. Debido a que el hielo tiene un efecto analgésico, el músculo se relaja como resultado de la disminución del dolor. 

Sin embargo, también se cree que los espasmos musculares no agudos también pueden beneficiarse de la aplicación de la terapia de frío. Se cree que se debe a que el frío reduce la velocidad de conducción de los nervios sensoriales y motores. Además, la actividad de las células del huso muscular disminuye. Los husos musculares son sensores en el músculo que detectan el tono muscular. 

Objetivos de la rehabilitación

La rehabilitación es tan importante como el tratamiento que recibe un paciente después de su lesión, pero, desafortunadamente, a veces se pasa por alto. Este proceso tiene dos objetivos clave: ayudar al paciente a recuperar sus niveles de resistencia física y condición física previos a la lesión y fortalecer al individuo para prevenir futuras lesiones.

En la mayoría de los casos, se aconseja a un paciente que comience los ejercicios de rehabilitación de lesiones lo más rápido posible. Esto generalmente significa justo después de que la fase inflamatoria inicial haya disminuido.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad