Cómo abordar el estreñimiento

Cómo abordar el estreñimiento

1428
0
Compartir

En los países occidentales, uno de los trastornos intestinales que más frecuentemente se padece es el estreñimiento, definido habitualmente como deposiciones dificultosas o infrecuentes.

Es importante tener en cuenta que los hábitos intestinales no son iguales para todos. El hecho de no ir todos los días de vientre no significa que vayas estreñido.En personas adultas, la frecuencia normal varía entre 1 deposición cada 3 días hasta 3 deposiciones al día. Y el tiempo normal de tránsito por el tubo gastrointestinal oscila entre 18 y 48 horas.

En cambio, en los niños las deposiciones son más frecuentes, de 2 a 3 deposiciones al día durante los primeros meses de vida y cerca de 1,5 deposiciones al día a los 3 años. Cabe destacar que, hasta un tercio de los niños de 6 a 12 años, padecen de estreñimiento en un año determinado.

¿Cuándo se considera que se está estreñido?

Podemos considerar que vamos estreñidos si cumplimos, como mínimo, dos de los siguientes requisitos:

  • evacuar menos de 3 veces por semana
  • una cuarta parte de todas nuestras deposiciones son especialmente duras (normalmente en pequeñas porciones de bolitas)
  • que la expulsión requiera fuerza
  • que solo se consiga evacuar con ayuda
  • no sentirse totalmente vacío al salir del lavabo

Para determinar de forma más adecuada si existe estreñimiento o solo debemos observar la frecuencia con que vamos al lavabo, sino cuánto nos cuesta ir.

Existen diferentes niveles de estreñimiento

  • Estreñimiento temporal al ir de viaje, principalmente durante los primeros días debido a los cambios de rutina, ya que el intestino tiene su “rutina” y también hay muchas personas que van estreñidas de viaje por el “síndrome de este no es mi baño”
  • Estar enfermo
  • Durante fases de estrés
  • Estreñimiento persistente que puede convertiste en un problema grave

Causas de estreñimiento

El estreñimiento puede ser causado por algunos factores de nuestro estilo de vida como la alimentación inadecuada, la baja hidratación o la ausencia de ejercicio físico. Pero también puede estar causado por tratamientos médicos.

En el siguiente cuadro puedes ver algunas de las causas de estreñimiento:

ESTILO DE VIDA
·         Escasa actividad física o falta de ejercicio

·         Ignorar la necesidad de defecar

·         Ingesta de fibra insuficiente

·         Abuso de laxantes

TRASTORNOS DE LA MOTILIDAD
·         Seudoobstrucción intestinal crónico

·         Hipotiroidismo

·         Trastornos metabólicos

USO CRÓNICO DE OPIÁCEOS (como codeína o morfina)
·         Pacientes oncológicos

·         Pacientes con dolor crónico

·         Síndrome intestinal por opiáceos

MODIFICACIONES DEL SUELO PÉLVICO
·         Gestación

 

En el caso del abuso de laxantes, este puede causar estreñimiento debido a que estos pueden alterar la estructura y la inervación del intestino grueso, de modo que es muy importante no abusar de estos y solo usarlos en caso de mucha necesidad. Si dependes de laxantes para poder evacuar, procura usar laxantes más suaves e ir reduciendo la dosis de estos hasta conseguir suspenderlos.

La regla de los tres días:

El intestino grueso tiene tres porciones: intestino grueso ascendente, transverso y descendente. Al ir al baño, la parte que evacuamos es la que se encuentra en la última porción de intestino, y esta no se vuelve a llenar hasta el día siguiente, comenzando el ciclo de nuevo.

En el caso de usar laxantes, si son fuertes, lo más probable es que vaciemos el contenido total del intestino, es decir, de las tres porciones. De modo que para que este se vuelva a llenar, deben pasar unos tres días. Así que, si usas laxantes, no te asustes si después de defecar después de su uso. no vas al baño durante unos días.

Por lo tanto, después de tomarte un laxante, dale un respiro a tu intestino y espérate al menos tres días.

Trucos para personas en fases breves o leves de estreñimiento:

  • Añadir fibras alimentarias: al no digerirse en el intestino delgado, llegan al intestino grueso y pueden “golpear” sus paredes. Para mejores resultados puedes usar cáscaras de las semillas de Plantago ovata o ciruelas, ya que también contienen principios activos que atraen más líquido al intestino, proporcionando una consistencia blanda al contenido del intestino. Cabe destacar que no se obtiene una evacuación inmediata, sino que pueden pasar entre 2 y 3 días. También, para obtener más fibra en tu dieta, puedes aumentar el consumo de cereales integrales, verduras, hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos y semillas.
  • Beber suficiente agua: si ya bebemos lo suficiente, el cuerpo no notará mejoría, pero si no es el caso, la cosa cambia. Cuando en nuestro cuerpo no hay suficiente agua, el intestino extrae esta agua del bolo alimenticio, dificultando de este modo la evacuación. Por este motivo es tan importante beber las cantidades adecuadas de agua.
  • Intentar no reprimir muchas veces las ganas de ir al baño.
  • Uso de prebióticos y probióticos: las bacterias sanas y vivas (probiótico) y su comida (prebiótico) pueden ayudar al intestino “cansado” a mejorar su tránsito. Un ejemplo serían los yogures y leches fermentadas.
  • Movimiento: si no movemos menos de lo que hacemos habitualmente, nuestro intestino puede volverse “perezoso”, disminuyendo de este modo nuestra frecuencia de evacuación.
  • Establecer horarios: dedícale un tiempo concreto a ir al baño, para de este establecer unos horarios regulares para la evacuación

Otras técnicas para evacuar adecuadamente:

Una técnica poco convencional pero efectiva que puedes usar es intentar balancearte mientras estas en cuclillas, es decir, te sientas en el retrete e inclinas el tronco hasta que este quede por delante de los muslos, y a continuación volver a moverlo hacia atrás hasta la postura sentada erguida. Repite esta operación unas cuantas veces para obtener un buen resultado.

Para hacerlo de un modo más sencillo, prueba a ponerte un pequeño taburete bajo los pies.

En el caso de que el estreñimiento persista, aun siguiendo las recomendaciones, entonces acude a tu médico para ver cuál puede ser la causa de este y que te recomiende un laxante adecuado a tu situación.


Fuentes:

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad