Claves del entrenamiento de velocidad en atletismo

Claves del entrenamiento de velocidad en atletismo

Compartir
Estela García, una de las pupilas de Ricardo Diéguez / Instagram

Una soleada y calurosa mañana del mes de marzo desde la Bolsa del Corredor decidimos hacer una visita al probablemente grupo español de velocidad de más postín de nuestro atletismo. Un mito como entrenador como Ricardo Diéguez y las tres mejores velocistas españolas de la actualidad: Estela García, Jaël Bestué y Cristina Lara. La veteranía, la juventud y el descaro y la sonrisa y el tesón se juntan bajo las órdenes de uno de nuestros técnicos más laureados y respetados.

Toca entrenamiento específico de velocidad: técnica y salidas de tacos. Aprovechamos mientras las chicas se dejan el alma sobre el tartán para charlar con Panther (como es conocido en este mundo) y ‘abusar’ un poco de él para que nos explique las claves del entrenamiento de velocidad y no hable también de sus pupilas.

¿Qué entendemos por el concepto de velocidad?

“La velocidad antes que nada hay que definirla. Velocidad es fuerza. Con el concepto de velocidad, si no tienes fuerza no puedes ser rápido. Primero hay que tener muy buenos pies, ser reactivos y luego trabajar esa fuerza en función de la velocidad que ya tienes innata”, nos comenta Ricardo a modo de introducción.

“El entrenamiento de toda la temporada va a ir evolucionando hacia ese entrenamiento de fuerza. En mi caso son tres días a la semana. Lunes y viernes el trabajo muy específico de fuerza y el miércoles hacemos un trabajo más general. Lunes y viernes hacemos trabajo de ejerciciso de fuerza relacionados con la velocidad: arrancadas, cargadas, medias sentadillas, etc.”.

“El entreno fundamental de la temporada son cinco semanas de trabajo”

“Cuando planifico la semana 1 de entrenamiento es la última semana de la competición y de ahí tiro hacia atrás hasta el comienzo de temporada. Mi plan de trabajo son tres semanas de entrenamiento donde una semana es fuerte, la otra es de carga máxima y la otra de recuperación y así va evolucionando a lo largo de la temporada”, añade el Panther.

“Luego hay unos ciclos de trabajo específico donde ya es la parte fundamental del entrenamiento, entre 10-12 semanas depende de cómo estemos trabajando. De cara a pista cubierta o de cara al verano. El entreno fundamental de la temporada son cinco semanas de trabajo. Hay que mentalizarse para soportar esa carga de esfuerzo. Durante el periodo competitivo es mucho más importante la intensidad y la recuperación”.

Te invitamos a escuchar toda la entrevista completa con Ricardo Diéguez, tanto si quieres mejorar en esta faceta de la velocidad o simplemente quieres comprender y aprender muchas cosas sobre una de las ramas del atletismo más determinantes.

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad