Inicio Entrenamientos Cinta antigravedad Alter G, la máquina de correr milagrosa

Cinta antigravedad Alter G, la máquina de correr milagrosa

Hoy vamos a hablaros de una máquina que hemos probado y que está revolucionando la manera cómo se corre en cinta, a la vez que abre un abanico de nuevas posibilidades impensables hasta no hace mucho. Se trata de ALTER G Anti-Gravity Treadmill®, una cinta de correr que utiliza un sistema anti gravedad originario de la NASA. Éste te permite reducir la gravedad a la que habitualmente estás sometido y, por tanto, tu peso al correr.

Efectos del peso al correr

Está demostrado por infinidad de estudios a todos los niveles, que el peso de los corredores en el momento de impactar contra el suelo aumenta. Puede llegar a hacerlo de dos veces y media a tres veces y media (es decir, que un corredor de 75 kg. de peso puede llegar a impactar en el suelo con una carga de más de 250 kg…. ¡en cada zancada!). En ello influyen factores como la velocidad y la propia técnica de carrera.

Esto es un problema puesto que no sólo hemos de aguantar el impacto a nivel articular, tendinoso y muscular, sino que debemos hacerlo miles de veces en un rodaje estándar. Si llevamos una zancada de más o menos un metro: unos 10.000 impactos aproximadamente en un 10k, ya sea entrenando o en competición.

Por eso es tan importante la mediasuela en una zapatilla. Sobre todo a nivel de amortiguación y estabilidad: ha de absorber el máximo posible ese impacto…

¿Cómo funciona ALTER-G?

Hemos dicho que ALTER G nace en la NASA: En concreto surge de la necesidad de readaptar y devolver el tono muscular a los astronautas que regresan del espacio. Esto es así por la conocida atrofia muscular que padecen por exposición a la falta de gravedad. Históricamente les podía tener en el dique seco durante meses (cosa que la NASA no podía permitirse dada la necesidad y el capital invertido en esas personas, a las que necesitaba tener de nuevo operativas lo antes posible).

El modelo Alter G M320 que hemos probado puede ajustar el peso corporal en una franja que va del 100% hasta el 20%, en saltos de 1 en 1%. Esto es que para un corredor de 75 kg., al 20% estaría corriendo como si sólo pesara 15 kg. El tapiz rodante puede llegar hasta los 19km/h (3’09” el mil, aprox.) y alcanzar una inclinación del 15%. Los usuarios pueden tener un perfil que vaya de los 38kg a los 181kg y de 120cm a 205cm de altura. A pesar de la aparatosidad de la máquina en las fotos, sólo pesa 340 kg. y tiene una medida de 203×95 cm (como una cinta convencional).

La gracia del invento está en la presión del aire, que además es uniforme dentro de la cápsula que forma la bolsa. Ésta tiene unas grandes ventanas laterales transparentes que permiten hacer un seguimiento del uso y de la terapia, según el caso.

Alter G controla el peso de manera precisa ajustándolo con tan sólo apretar un botón. Es una gran diferencia respecto al uso de arneses o correr en el agua, dado que en ambos medios, la variación real de peso es aproximada. En el caso del agua, es la que es: siempre la misma, independientemente de si necesitas algo más o algo menos de resistencia al peso.

También a diferencia del agua o del uso de arnés está el hecho de que al ser una cinta de correr, puedes reproducir el patrón motriz natural de la carrera a pie, braceo incluido.

Beneficios que proporciona ALTER-G 

El principal obviamente es que al ser capaz de reducir el peso de quien la está utilizando, reduce también el efecto que produce el impacto el organismo. Esta reducción está regulada en todo momento por el corredor que la está utilizando, con lo que puede ajustarla exactamente a sus necesidades, diferentes ritmos y obtener el beneficio sobre todo a nivel articular de esa reducción.

Alter G correr antigravedad025

¿Cuáles son las diferentes aplicaciones?

La verdad es que son muchas, y no sólo las referidas al beneficio deportivo en general y específicamente al correr. Vamos a verlas.

En el mundo del deporte permite:

  • Prevención de lesiones. Hay momentos en que la carga de trabajo de un corredor es máxima. Todos sabemos que, sobretodo preparando carreras de largas distancias, como una maratón, los kilómetros que hay que ir acumulando son muchos. A veces, a pesar de asimilar los rodajes bien, el riesgo de lesión planea sobre el corredor (y no digamos ya, si dobla entrenamientos). En esa situación, intercalar algún rodaje en esta cinta permite realizar el mismo trabajo cardiovascular, pero minimizando el impacto y, por tanto, finalizando mejor físicamente el mismo. Permite, además, estar en mejores condiciones para la siguiente sesión de entrenamiento.
  • No parar pese a estar levemente lesionado. Esto no es magia, simplemente es que aquellas pequeñas lesiones o molestias en las que incide directamente el impacto (por ejemplo, relativas a la rodilla), al verse reducido, es posible encontrar un punto en que la carrera se realice sin molestias. El beneficio directo es doble: permite no tener que parar de correr (y, por tanto, no perder entrenamientos) a la par que no se agrava la molestia que se padece.
  • Rehabilitación-readaptación mientras se está lesionado o saliendo de una lesión. Lo más habitual estando lesionado es tener que parar. Cuando eso sucede, volver a recuperar la forma y el tono muscular se antoja una montaña muy difícil de subir. Sobre todo por lo lento y porque hay que ir lidiando con la propia evolución de la lesión… En situaciones en que la reducción del impacto ayude, la máquina ALTER-G permite recuperarse bastante más rápido, puesto que posibilita minimizar ese impacto producido por la gravedad. Esto se logra al seleccionar cualquier peso entre el 100% y el 20% del peso del corredor subido en ella. Se consigue así ganar más tono muscular y también más rápidamente. La recuperación de lesiones de rodilla (ligamento lateral cruzado, por ejemplo) es un ejemplo de uno de estos usos. Recuperaciones de rotura del tendón de Aquiles, esguinces de tobillo,…

Rehabilitación no deportiva:

  • Microfracturas, fracturas.
  • Mejora la movilidad, la fuerza y la seguridad de personas con enfermedades neurológicas.
  • Ayuda a recuperarse de lesiones en las extremidades inferiores con menos dolor y menos impacto.

En el mundo de la tercera edad:

  • Hay gente (sobre todo de edad avanzada) con problemas de movilidad. También con problemas concretos como osteoartritis (artrosis) en la rodilla. No poder reforzar el entorno de la rodilla porque te molesta la propia rodilla realmente puede llegar a ser el pez que se muerde la cola. Personas con problemas de ese tipo, pueden llegar a reforzar y/o ganar tono muscular que de otra manera les resultaría muy difícil. Así pues, al trabajar sobre la cinta rodante reduciendo el peso, se logra minimizar una limitación que les atenaza y ganar poco a poco ese tono muscular en las piernas y que necesitan después para el día a día.
  • Prevenir el deterioro funcional al permitir la movilidad que quizás sin el efecto de la reducción de la gravedad no sería posible.
  • Mejorar la salud general, al realizar el trabajo de movilidad y cardiovascular.

Dietas y control de peso:

  • La persona con sobrepeso y que tiene dificultades para moverse, puede hacerlo sobre la cinta ALTER-G como no podría hacerlo en ninguna otra circunstancia.
  • El controlar la reducción del peso con que se corre, sirve para tomar confianza a la persona que está inmersa en un control de dieta. Ésta podría graduar la máquina para experimentar cualquier peso, y esto incluye el peso objetivo, cosa que actúa como elemento motivador.
  • Permite correr durante más tiempo del que lo haría fuera de una cinta de este tipo y por tanto llega a quemar más calorías a la par que aumenta la capacidad pulmonar.

Vamos a probar la cinta de correr Alter G

Yo soy atleta. A mi lógica curiosidad deportiva por el invento se le une que estoy saliente de una rotura de menisco, producida en una competición de campo a través… Por todo ello voy a ser aún más exigente con lo que pueda aportar esta cinta de correr de apariencia extraña.

Alter G correr antigravedad barcelona

Por tu parte no necesitas llevar ropa que no sea la que utilizas habitualmente. Eso sí, sea lo que sea lo que lleves puesto, has de ponerte encima un pantalón de neopreno con forma de mallas cortas. La gran diferencia con unas mallas está en que a la altura de la cintura sobresale bastante un anillo con cremallera. Subes a la cinta de correr (desde la parte trasera, puesto que en los laterales hay unas barras que sostienen el conjunto), se eleva una gran bolsa que te rodea todo el tren inferior y entonces descubres en la máquina el otro lado de la cremallera. Cuando unes la mitad de la cremallera de tus mallas de neopreno a la mitad de la bolsa de la cinta de correr y la cierras quedas, literalmente, unido a la máquina.

Alter G correr antigravedad004

Lo siguiente que se realiza es presionar Start. No empiezas a correr, lo que sucede en ese momento es un calibrado. Permaneces inmóvil, con los brazos en cruz mientras la cinta valora tu peso a la vez que infla y desinfla la bolsa en ese proceso de calibración. Esta bolsa es la que va a aislar tus piernas del ambiente que las rodea. Todo esto sólo dura unos segundos y a partir de ahí ya puedes comenzar a correr.

Cuando observas los botones de control de la cinta ves que es mucho más sencillo de lo que imaginas. Hay dos claras zonas. A la derecha del panel están los controles de cualquier cinta convencional: un selector de velocidad y otro de inclinación. La pantalla es un LCD de dígitos convencional, donde puedes seleccionar ver: Tiempo, Distancia, Inclinación, Calorías, Frecuencia Cardíaca y Ritmo… Vamos, hasta ahora, es como la de cualquier gimnasio… Pero cuando observas el lado izquierdo del panel y ves destacado el Control de Peso éste te pone realmente en situación.

Alter G correr antigravedad003

A 100% de peso corporal corres como en cualquier otra cinta. En cambio, cuando comienzas a darle al botón de reducir el porcentaje de peso, notas cómo la máquina comienza aumentar la presión dentro de la bolsa.

La sensación no es tanto de flotar como de resistencia a la caída. A 90% ya lo notas claramente. El impacto se ha reducido notablemente. A 85%, y no digamos a 80%, el cambio es aún más acentuado. Hago una pausa aquí para destacar que, en el caso de que te encuentres en perfecto estado físicamente y sólo la estés utilizando a modo preventivo y para no cargar mucho, no es necesario pasar de este punto del 80%. Hasta aquí hay una relación óptima entre el esfuerzo de correr y el impacto que generas con la carrera. A partir de este porcentaje sólo sería recomendable para situaciones concretas en que sí fuera necesario reducir drásticamente el impacto.

Pero seguimos. A 80% ya no noto nada en mi maltrecha rodilla y apenas tampoco desgaste en las piernas. Cierto es que voy a un ritmo lento, pero es que todavía estoy asimilando toda la información que estoy obteniendo a nivel de sensaciones.

Comienzo acelerar a ver cómo se comporta la máquina y descubro que todo es bastante progresivo y suave. No acelera bruscamente. Aunque no la pongo al límite poco a poco me acerco bastante y ya estoy rodando a 3’20” el mil. Llevo más de 20’ y nada de desgaste. Incluso mantengo la conversación con Albert Puig, de Gravedad 0 y auténtico especialista en la materia, sin relativos problemas. El trabajo cardiovascular está ahí. Y el sudor que expulso me recuerda que a pesar de no parecerlo, le estoy dando candela a las piernas. Mi rodilla va perfecta.

Quiero jugar ahora con la gravedad. Reduzco la velocidad para centrarme en ello y comienzo a bajar. A 50% de mi peso (actualmente estoy en 75 kg.) realmente tienes la sensación de casi no pisar el suelo. Sigues corriendo y empalando como al principio, pero el impacto es muy breve y liviano. A la hora de forzar la máquina y ponerla al 20% (¡sólo peso 15 kg!) estoy corriendo casi de puntillas, porque casi no me da tiempo a caer sobre ella… Esto confirma lo que explicaba antes de que si quieres correr y mantener un equilibrio entre gravedad y carrera, mejor no pasar del 80% y dejar valores más bajos para situaciones que realmente lo requieran de manera específica.

Alter G correr antigravedad008

Dejar de utilizar la reducción de la gravedad me devolvió a la niñez. Cuando, sin dejar de correr, el display marcó de nuevo el 100% y por tanto recuperé mis 75 kg., fue una sensación muy similar a cuando de niño saltaba en la cama elástica y llegaba ese momento en que bajabas de ella. Esa sensación de pesadez y de dureza del suelo, y, sobre todo, las ganas de volver a subir en la lona elástica y volver a brincar eran casi idénticas.

Con la máquina parada, abres la cremallera del neopreno, bajas la bolsa que mantenía el aire y sales de nuevo por la parte trasera. Al bajar, te quitas el neopreno y no tienes la sensación de haber estado 45’ corriendo y menos con momentos incluso por debajo de los 3’30”.

¿Quiénes la están utilizando?

La cinta es utilizada básicamente en entornos médicos, Universidades y en el deporte profesional. La utilizan en clubes como F.C.Barcelona o Real Madrid, además de otros importantes a nivel europeo. Y sobre todo en la NBA: LA Lakers, Chicago Bulls, Houston Rockets, Dallas Mavericks,… (algo con mucho sentido puesto que los gigantes del baloncesto sufren muchas lesiones en el tren inferior y no dejan de ser auténticas moles que superan de largo los 100 kg. en la mayoría de los casos). A nivel de deportistas mediáticos que ya la hayan utilizado tenemos a Rafa Nadal y Pau Gasol, como deportistas destacados.

Aunque realmente los que le pueden sacar más jugo a esta máquina son los atletas, ya sean de élite o amateurs. Éstos la pueden utilizar no sólo para recuperaciones, sino como parte de su entrenamiento habitual. Es así como ya hemos visto utilizarla también a atletas de élite como Mo Farah o Carles Castillejo, entre otros.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

14 Comentarios

  1. Hola Alejandro.

    De momento sólo la fabrica una compañía: Alter G. El sistema lo desarrolló Robert Whalen, un ingeniero de la NASA. Éste y la NASA vendieron en 2005 la licencia de la patente a Alter G, que es quien la fabrica (como la propia NASA explica en: http://www.nasa.gov/offices/oct/home/tech_life_alterg_prt.htm )

    En Alter G no publicitan el precio, pero te podemos decir que el distribuidor en exclusiva en España, según la propia web de Alter G, es Lunasolutions: http://www.alterg.com/buy-alterg-and-accessories-international-sales

    • Hola Luisa,
      El distribuidor en España es Lunasolutions. Ellos te podrán orientar de dónde existen máquinas con acceso libre mediante pago (tienes que tener en cuenta que muchas de ellas pertenecen a clubes privados, como los de futbol, por ejemplo).
      La que nosotros hemos probado está en Barcelona.

      • Luisa yo en Gijón la uso en la clínica de fisio San Agustin. La verdad que una pasada, yo pude seguir entrenando mientras recuperaba de la tendinitis de la rodilla.

    • Hola Luisa, yo en Gijon voy a la Clinica Roza, en el coto, y con una metatarsalgia importante estoy
      Volviendo a correr gracias a la AlterG.

    • Hola Lluis, los primeros prototipos se vendían por unos 18.000€. Desconocemos el precio actual y los diferentes modelos. En la web oficial puedes encontrar más información http://www.alterg.com/. El distribuidor en España es Lunasolutions.

  2. Luisa yo en Gijon la uso en la clínica San Agustín, la verdad que una pasada me permitió seguir entrenando mientras recuperaba de una tendinitis

  3. Buenas tardes y me gustaría probar la máquina altera en abril estaré en Barcelona, si alguien sabe la dirección de el lugar donde pueda probarla por favor le a agradecería que me lo pasen, soy de Buenos Aires Argentina y también me gusta saber si tienen contacto para poder distribuirlas en mi País .gracias

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad