Ciclismo y running: ¿disciplinas compatibles o incompatibles?

Ciclismo y running: ¿disciplinas compatibles o incompatibles?

1244
0
Compartir

Muchos deportistas se preguntan acerca de la compatibilidad entre ciclismo y running y sobre los beneficios o inconvenientes físicos de practicar ambas disciplinas. El entrenamiento cruzado alternando la bicicleta con la carrera a pie está ganando adeptos en los últimos años y lo que hasta hace bien poco parecía un insulto a las reglas básicas de la preparación física cada vez se ve con mejores ojos por parte de muchos preparadores físicos.

Entrenamiento cruzado

El entrenamiento cruzado conocido también como Cross Training es una combinación deportiva multidisciplinar de diferentes deportes que combinados entre sí mejoran el rendimiento físico. La combinación entre bicicleta y correr es un buen ejemplo de entrenamiento cruzado: bajo control y en su justa medida el ciclismo es bueno para el running y el correr es bueno para el ciclismo.

Como es lógico el deporte principal sobre el que queramos mejorar es el que marcará el camino. Si eres ciclista el running será un simple complemento sobre el que apoyarse de forma ocasional una vez o dos veces a la semana y exactamente sucederá lo mismo en caso de ser un apasionado “runner” que monté en bicicleta para desconectar y hacer algo de trabajo compensatorio.

Practicar de forma activa diferentes deportes es beneficioso a nivel físico y mental.

Beneficios

  • Efectividad: El running es mejor que el ciclismo en términos de tiempo invertido y rendimiento. La carrera a pie requiere de menos tiempo que el ciclismo y en apenas 50 minutos se puede hacer un gran entrenamiento. Por este motivo el running puede resultar para personas con poco tiempo como una práctica deportiva más efectiva. Correr una hora es más efectivo que pedalear una hora.
  • Beneficio psicológico y mental: Alternando ambas modalidades desconectas de la rutina y consigues evadirte de la tónica habitual del entrenamiento. Recuerda que mantener la motivación alta y estar “fresco” psicológicamente es fundamental para llegar a tus objetivos y poder dar el máximo en los entrenamientos y en la competición.
  • Bajar de peso: Para aquellas personas que duden entre ciclismo y running como mejor deporte para bajar de peso, decirles que si se dispone de poco tiempo el running puede ser más efectivo que el ciclismo. La combinación de ambas disciplinas es perfecta para trabajar todo el cuerpo y mantener el peso a raya.
  • Adaptación cardiovascular: Para personas de nivel medio o bajo ambas modalidades son buenas para mejorar la condición física en términos cardiovasculares. Una vez la condición física del deportista ya es más elevada los beneficios en este aspecto ya quedan bastante más limitados.
  • Tonificación muscular: La combinación de las dos disciplinas te permite trabajar prácticamente todos los músculos del cuerpo, tonificar algo más y conseguir una mejor condición física general.

Precauciones

  • Compatibilidad progresiva: Practicar un entrenamiento cruzado progresivo es de vital importancia para evitar lesiones. Si llevas toda la vida practicando ciclismo no te pongas a correr un maratón el primer día y exactamente lo mismo en caso de ser un buen “runner”. Haz una práctica progresiva para acostumbrar la musculatura, minimizar el riesgo de roturas musculares.
  • Obsesiones: Recuerda que haces deporte por placer y por salud. Las obsesiones deportivas nunca son bienvenidas y el entrenamiento cruzado debe ser visto como una actividad diferente y divertida. Olvídate de comparar los tiempos de la modalidad cruzada con los de otros deportistas.
El entrenamiento cruzado es ideal para disfrutar y desconectar de la rutina.
  • Deja claras tus prioridades: Si buscas tener un buen nivel deportivo en alguna de las dos disciplinas es importante tener claras las prioridades. Las dos disciplinas son compatibles pero para alcanzar una buena condición física es importante el trabajo específico. Las series siempre deben hacerse en el deporte prioritario y la otra modalidad debe quedar rezagada a un segundo plano y en una práctica ocasional.
  • Riesgo articular y muscular: Las personas con un importante sobrepeso es mejor que empiecen haciendo algo de bicicleta estática y entrar en el running de forma progresiva. Sus articulaciones y sus músculos lo agradecerán. El ciclismo no tiene impacto directo en las articulaciones y es mucho más agradecido a nivel muscular. La natación es otra excelente modalidad deportiva para la práctica del entrenamiento cruzado.
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad