Inicio Noticias & Blog “A mitad de carrera me noté que estaba empapadísimo; fue una final...

“A mitad de carrera me noté que estaba empapadísimo; fue una final de desgaste”

Mayo, después de correr la final en Tokio / Reuters

Valiente. Un competidor nato. Agresivo. Carlos Mayo está viviendo unos últimos meses brutales. No deja de crecer como atleta y en la final del 10.000 del pasado viernes protagonizó un estreno olímpico espectacular. 13º de 26 participantes, tercer europeo y aguantando con bravura en el grupo de cabeza hasta prácticamente los últimos 800 metros en un Estadio Olímpico de Tokio vacío.

Una carrera que se terminó llevando Selemon Barega con un cambio de ritmo tremendo y en la que completaron el podio el plusmarquista mundial Joshua Cheptegei y su compatriota, el ugandés Jacob Kiplimo, que partía como gran favorito. Una prueba marcada por una humedad bestial y un termómetro que rozaba los 30 grados. Condiciones durísimas que no impidieron a Mayo rendir a un gran nivel y terminar en 28:04. Pero en este caso, obviamente, la marca es lo de menos puesto que la inmensa mayoría estuvo bastante por encima de sus mejores registros personales.

Mucha humedad y sangre fría

El propio Carlos nos cuenta un poco su crónica personal de la carrera más especial de su carrera deportiva: “La carrera fue complicada tácticamente, con muchos arreones, vueltas rápidas, vueltas lentas y eso al final va desgastando. Estábamos a 30 grados en la pista y había mucha humedad, aunque yo no tenía la sensación de ir incómodo. Pero sí  es cierto que a mitad de carrera me di cuenta de que iba empapadísimo en sudor y a nivel muscular eso se notaba, que cuando metías una vuelta un poco más rápida no te respondían tan bien las piernas”.

“En general, las sensaciones fueron muy muy buenas, me encontré bien, si hubiera salido un ritmo más exigente de inicio podría haber hecho una marca mejor todavía. Estoy muy contento, lo he vivido como una experiencia única, que es lo que es. Con calma de haber tenido la sangre fría de estar ahí atrás y aguantar un poco a que fuera pasando la carrera, intentar ganar algún puesto. Teniendo en cuenta cómo venía de marcas personales el resultado es para estar muy satisfecho”. Y ojo, que falta el 5.000.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad