Campeonatos de Europa Indoor en Praga

Campeonatos de Europa Indoor en Praga

155
0
Compartir

En año de Mundial Absoluto al aire libre, marzo se encomienda al máximo espectáculo continental en pista cubierta. El fantástico O2 Arena se vestirá, a partir del jueves, con las mejores galas para albergar la trigésimo tercera edición de los Campeonatos de Europa Indoor en Praga. El imponente recinto, con capacidad para 18.000 personas, será privilegiado testigo de una nueva entrega de esta siempre interesante competición. Y cierto es que habrá de todo. Pruebas con favoritos claros, pruebas más que abiertas y de complicado pronóstico… Tras ello, un grupo de 32 españoles (30, tras la triste baja de Eusebio Cáceres y Olmedo por lesión) con el afán de continuar con la ilusión que generó Antequera. Sin previsión clara de medallas, la dificultad y el sensacionalismo de tratar de predecir un número concreto de preseas y finalistas no fue del agrado del director técnico, Ramón Cid, que prefirió apoyarse en la rueda de prensa de presentación del combinado en conceptos como “juventud”, “novedad” o “ilusión”.

Sin afanarnos en dar pronósticos concretos, especialmente complicados a nuestro entender, trataremos de esforzarnos en esbozar las diferentes posibilidades en las diferentes pruebas, atletas a seguir, ausencias, mejores marcas durante este invierno, y opciones españolas.

HOMBRES

La velocidad bajo techo es una de esas pruebas complicadas de predecir ya de por sí, pero quizá no sea este el caso. No veremos en Praga al líder europeo del año, James Dasaolu (6.52), pero sus compatriotas Richard Kilty y Chijindu Ujah partirán como favoritos. El campeón del mundo Kilty se ha prodigado poco este invierno, pero es el único inscrito sub-6.50 (6.49 en Sopot). Los alemanes Christian Blum, Lukas Jakubczyk y Julian Reus serán la alternativa. Ángel David Rodríguez tendrá carísima la final, ante lo que tendríamos que ver su mejor versión.

En las dos vueltas a la pista, un favorito tremendamente claro. Y es que todo lo que no sea una victoria del local Pavel Maslák será una sorpresa mayúscula. Brillante vencedor en el Mundial de Sopot, pero ausente por lesión en Zurich, estará escoltado por su compatriota Jan Tesař (46.21 este año, 2º de Europa). Quizá una de las pruebas más claras de antemano. Samuel García, a confirmar su gran Europeo en Zurich, y Pau Fradera, a sumar experiencia internacional, lo tendrán complicado en una prueba que se iguala mucho tras Maslák. Los polacos Rafal Omelko y Karol Zalewski, y el holandés Lee Bonevacia, nombres a tener en cuenta.

Malas noticias para el espectáculo en el 800m, con la baja por enfermedad del Subcampeón Mundial Indoor y Campeón de Europa, el polaco Adam Kszczot. Y aún así, el potentísimo equipo polaco continúa colocando a uno de los suyos como gran favorito. Hablamos, cómo no, de Marcin Lewandowski. Nuestro Kevin López llega a la cita como séptimo de Europa (1:47.45), y aspira a revalidar su plata de Göteborg hace dos años. El irlandés, bronce en Zurich, Mark English (1:47.17), y el sorprendente sueco de 19 años Andreas Almgren (1:46.56) tratarán de impedirlo.

Poderosas listas en el 1.500m. Henrik Ingebrigtsen, Yoann Kowal, Andreas Vojta, Jakob Holusa, Charlie Grice, Chris O’Hare, Florian Orth, Ilham Tanui Özbilen, Valentin Smirnov… Por encima de toda esta calidad, sobresale la figura de Homiyu Tesfaye. Aún así, espectáculo asegurado. Con Mechaal inclinándose por el 3.000m, y Olmedo con problemas físicos que han dado al traste con su participación, Diego Ruiz y Marc Alcalá tratarán de mantener el tipo en una prueba de dificultad máxima. Viendo lo que se presenta, sería un logro que alguno estuviera en la final.

No es menos el 3.000m. Los turcos Ali Kaya y Halil Akkaş, el belga Pieter-Jan Hannes, los británicos Tom Lancashire, Lee Emmanuel y Philip Hurst, el francés Florian Carvalho, el noruego Henrik Ingebrigtsen y el austríaco Andreas Vojta (inscritos ambos tanto en el 3.000m como en el 1.500m), el alemán Florian Orth… Ante ello, el rapidísimo Carlos Alonso, la imperial figura del veterano Jesús España, y la irrupción desbocada de un talento en ciernes como Adel Mechaal. Los tres, en un brillante momento de forma. Una prueba de inmenso nivel. Tan bella como impredecible.

En los 60m vallas, teórico favoritismo para el tremendo cuarteto francés. Dimitri Bascou, como líder europeo, y el joven Wilhem Belocian, se unen al gran Pascal Martinot-Lagarde, irregular, eso sí, este invierno. Konstantin Shabanov, Lawrence Clarke, Balász Baji y Dominik Bochenek serán la alternativa.

En la altura, tras la renuncia del líder europeo, el italiano Marco Fassinotti, se plantean un sinfín de posibilidades en un concurso que queda muy huérfano por la irregularidad de sus contendientes. Con Bohdan Bondarenko siempre apartado de la pista cubierta, y Aleksey Dmitrik, Andrii Protsenko y Daniyil Tsyplakov lejos de sus mejores estados de forma, la ausencia de Ivan Ukhov se torna también determinante en un invierno en el que nadie ha conseguido acercarse, a nivel mundial, al qatarí Barshim. Un concurso lleno de incógnitas, y sin apuestas claras, y en el que Miguel Ángel Sancho luchará por seguir creciendo.

Más decidida parece la pértiga, con Renaud Lavillenie en plena madurez. Sólo el polaco Piotr Lisek, tras un invierno de ensueño, parece acercarse, por llamarlo de alguna manera, al plusmarquista mundial bajo techo. Los irregulares Filíppidis, Menaldo y Kudlička pelearán por lo que quede. Atención al momento del polaco Robert Sobera y del ruso Aleksandr Gripich.

En la longitud, dos ausencias sonadas: Greg Rutherford y Eusebio Cáceres. Ante tal panorama, Kafétien Gomis llega como líder europeo destacado. El sueco Tornéus, el griego Tsatóumas y los alemanes Howard y HeB, los únicos por encima de ocho metros este año. Y todos ellos, marcados por la irregularidad. Veremos hasta dónde es capaz de llegar un Jean Marie Okutu que continúa en franca progresión.

En el triple, Nelson Évora lidera el ránking (17.19m), sólo por delante del flamante plusmarquista español absoluto, Pablo Torrijos (17.03m). Los jóvenes rusos Sorokin, Fyodorov y Chizhikov plantearán cruenta batalla. Jorge Gimeno y Sergio Solanas pelearán por continuar con las fantásticas prestaciones ofrecidas hasta ahora. Torrijos puede ser una de las mejores bazas españolas de cara al oro, pero quizá resulte precipitada la etiqueta, y con ello, la presión.

El malagueño Borja Vivas, acude a Praga en plena madurez en el peso. Lanzando de manera habitual por encima de veinte metros, y llegando como sexto del ránking continental, es claro candidato a una nueva medalla. Debe refrendar que la plata de Zurich no fue casualidad. Ante ello, el gran David Storl se postula como claro favorito de nuevo. Ha sido el único por encima de los 21 metros este año (21.26m). La lucha por la plata y el bronce será cerradísima, entre el propio Vivas, el serbio Asmir Kolašinac, los locales Tomáš Staněk y Jan Marcell, el ruso Aleksandr Lesnoy, el búlgaro Georgi Ivanov… Y Toledo y Tobalina, a seguir disfrutando del mejor momento de sus carreras. Una de las pruebas más apasionantes del Campeonato.

Y en la combinada, presencia destacada con Eelco Sintnicolaas, Adam Helcelet, Ilya Shkurenkov y Gäel Querin. Junto al talento Jorge Ureña, y excepto el polaco Kazmirek, los únicos que han doblegado la barrera de los 6.000 puntos este año. Veremos hasta dónde puede llegar el joven de Onil, tras su extraordinaria actuación en Antequera, que a punto estuvo de darle el récord de España.

campeonato de europa de pista cubierta praga 2015

MUJERES

La velocidad femenina arroja una favorita clara: la neerlandesa Dafne Schippers. Líder europea con 7.09, parece que sólo la británica Dina Asher-Smith, y la alemana Verena Sailer pueden aguantar la fuerza de la que fue uno de los nombres propios de Zurich. La sorprendente suiza Mujinga Kambundji, la  noruega Ezinne Okparaebo y la ucraniana Nataliya Pohrebnyak, al acecho.

En los 400m, destaca el nombre de la única atleta que ha conseguido bajar de los 52 segundos este año en Europa: la británica Seren Bundy-Davies. La escoltarán sus compatriotas Kirsten Mcaslan y Laura Maddox, en un combinado con un tremendo nivel. Destaca la presencia de las francesas Marie Gayot y Floria Guei, así como de las locales Denisa Rosolová (oro en París ’11), y la campeona del mundo de las vallas largas en Moscú, Zuzana Hejnová (que aparece inscrita también en el 800m). Veremos de qué es capaz la pareja española, formada por Indira Terrero y Aauri Bokesa, ambas finalistas en Zurich (Terrero, bronce).

En los 800m, la única atleta capaz de bajar de los dos minutos este invierno ha sido la británica Jenny Meadows (1:59.21 en Viena). Anita Hinriksdóttir, Renelle Lamotte, Joanna Jóźwik y Selina Büchel tratarán de impedir el triunfo de la favorita. Un nivel muy parejo por detrás, en una prueba en la que Victoria Sauleda tratará de acumular experiencia tras igualar la mínima.

Y si el 800m puede presentarse muy igualado, no es el caso del 1.500m, donde todo lo que no sea una victoria de Sifan Hassan caerá dentro de la sorpresa más absoluta. Indiscutible líder del año, la etíope nacionalizada holandesa se las verá con rivales que, al menos teóricamente, no deberían plantearle demasiados problemas, si llega a su nivel, especialmente sin la presencia de Meraf Bahta. Un abanico de nombres por detrás, destacando el potente equipo polaco, con Broniatowska, Cichoka y Pliś, o la italiana Del Buono.

También aparece Sifan Hassan como inscrita en el 3.000m, prueba en la que no ha competido este invierno. Su calidad podría permitirle sobradamente luchar por el doblete. Gran nivel británico, con Laura Muir, Emelia Gorecka y Kate Avery. Prestaremos atención a la rusa Yelena Korobkina, a la también holandesa Maureen Koster (que también aparece inscrita en el 1.500m), y a la progresión de la jovencísima polaca, nacida en Marruecos, Sofia Ennaoui.

En los 60m vallas, la bielorrusa Alina Talay, plata hace dos años en Göteborg, llega como líder europea (7.88). De las participantes, tan sólo ella, la belga Erin Berings (7.95), la finlandesa Nooralotta Neziri (7.98), la alemana Cindy Roleder (7.99), y la ucraniana Hanna Plotitsyna (7.99) han conseguido romper la barrera de los ocho segundos. Curiosamente, la mejor marca de siempre de las participantes (7.84) la ostenta Josephine Onyia, séptima del ránking 2015. Caridad Jerez llega con la mejor marca de su vida (8.15).

Apasionante concurso el de altura, con una Kamila Lićwinko que llega con el récord nacional bajo el brazo, y liderando todos los ránkings con 2.02m. Parece complicado que la rusa Shkolina pueda llegar a tiempo, y serán Mariya Kuchina, Airiné Palšyté y Alessia Trost las que luchen por los metales con la polaca. Obviamente, no nos olvidamos de Ruth Beitia, que atraveisa uno de los mejores momentos de su vida, y con una capacidad competitiva descomunal. La cántabra volverá a aspirar a todo. Sería la duodécima medalla internacional para la mejor atleta española de la historia.

Dos griegas al frente del ránking europeo de pértiga, tras haber batido ambas su récord nacional este invierno, y que se verán las caras en Praga: Nikolía Kiriakopoúlou y Ekateríni Stefanídi. La alemana Lisa Ryzih, la rusa Anzhelika Sidorova, y las jóvenes Angelica Bengtsson y Marion Fiack, sueca y francesa, respectivamente, otros centros de atención de un concurso de difícil previsión.

Muy igualada se plantea también la longitud. Con Johnson-Thompson centrada en la combinada (es la líder europea tras su espectacular concurso en Birmingham), Ivana Španović, Sosthene Taroum Moguenara, Éloyse Lesueur, Aiga Grabuste o Abigail Irozuru protagonizarán un concurso muy abierto. Regresa tras sanción la turca, bronce en Berlín ’09, Karin Melis Mey.

En el triple, vuelve a ser favorita la rusa Yekaterina Koneva, que viene además de conseguir su marca personal el pasado enero en Volvogrado, con 14.68m. Sólo la joven búlgara Gabriela Petrova ha parecido acercarse este invierno (14.55m). La lucha por el bronce estará más abierta. Tanto Patricia Sarrapio como Ruth Ndoumbe lo tienen complicado si no están en sus registros o por encima de ellos.

En el peso, sólo la bielorrusa Yulia Leantsiuk ha llegado a los 19 metros. Por detrás, un abismo, en el que sólo hay cuatro atletas en los 18 metros (Anita Mártin, Radoslava Mavrodieva, Alena Abrahmchuk y Chiara Rosa). Las cinco estarán en Praga. Concurso complicado para una gran competidora como Úrsula Ruiz, que llega, eso sí, con su mejor marca personal, conseguida este invierno en Zaragoza.

Y en el pentathlon, cierta ventaja aparente en las quinielas para la holandesa, campeona mundial indoor en Sopot, y plata europea en Zurich, Nadine Broersen. Su “verdugo” en el pasado europeo, la francesa Antoinette Nana Djimou, llega, al igual que Broersen, sin haber competido en combinadas este invierno. Especial atención al excepcional momento de forma de la líder europea del año en longitud, la británica Katarina Johnson-Thompson. No nos olvidaremos de la rusa Yana Maksimava, de la húngara Györgyi Zsivoczky-Farkas, y de la ucraniana Alina Fyodorova. Baja sensible será la de su compatriota Anastasiya Mokhnyuk.

HORARIOS

11040688_10204782365811437_1250510971_n

INSCRITOS: https://media.praha2015.org/userfiles/file/EICH-FinalEntriesforwebsite_Neutral.pdf

Por: www.soycobarde.com · @SoyCobarde2

Fotos:  www.praha2015.org

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad