Inicio Noticias & Blog Bruno Hortelano planta cara a los más rápidos de los 200

Bruno Hortelano planta cara a los más rápidos de los 200

EFE (SPORT)
  • Hortelano, gana su serie y pasa semifinales con 20.12, nuevo récord de España
  • David Bustos, subcampeón de Europa, clasificado para la semifinal de 1500

Muy pocos minutos antes de las cinco de la tarde en España, Bruno Hortelano rompía por enésima vez los prejuicios de los más pesimistas. El campeón de Europa no podía dejar mal a los europeos y en su serie se enfrentaba a Yohan Blake, cuarto en los 100 m de Río 2016, a Ameer Webb, mejor marca de 2016 con 19.85 y al sudafricano Jobodwana (octavo en Londres y bronce en el mundial 2015 de Pekín). Voló por la calle ocho y batió el récord de España, parando el crono en 20.12, en una pista olímpica, algo que no se veía en un tartán desde Atlanta’96 (María José Mardomingo) y en marcha desde Pekín 2008 (María Vasco).

Desafiar la lógica, correr sin límites y estar convencido de sus posibilidades le ha llevado a creer, “sí, bajaré de los 20 segundos”. Sus parciales, 10.2 en los primeros 100 y 9.9 segundos en el segundo hectómetro certifican el excelente estado de forma con el que llega a estos juegos, convirtiéndose en un rival a tener en cuenta por el resto de velocistas, como candidato a la final. Con una gran salida (reaccionó en 0.161 milésimas) que le llevó a dominar a sus competidores, pisó fuerte en sus primeros apoyos y tomó la curva por la peor de las calles, pero con una ventaja que supo administrar hasta el punto de desacelerar a tiempo para cruzar la meta “sin prisas”, al más puro estilo Usain Bolt.

El jamaicano, leyenda viva de los 100 m, realizó en su serie una marca por debajo del español (20.28), pero es que Bolt entró una vez más posando para la galería, guardando fuerzas para lo que le queda por afrontar. Ya que De Grasse, bronce en la carrera que le dio el tercer oro consecutivo a Bolt, dominó las series con la mejor marca del año, con un contundente 20.09.

En la madrugada del miércoles al jueves, correrán las semifinales todos los favoritos: Merritt (20.15), Gatlin (20.42), Ashmeade (20.15) o Edwrad (20.19) y donde Hortelano parte como el indiscutible número uno de Europa por delante de los británicos Gemili (20.20), Mitchell-Blake (20.24) y Talbot (20.27) y del francés Lemaitre (20.28) y el holandés Martina (20.29).

David Bustos clasificado para la semifinal de 1500, Mechaal eliminado

david-bustos-accedio-por-tiempos-las-semifinales-1500-metros-1471356464447
EFE

David Bustos, plata en Ámsterdam 2016, pasó apuros para remontar hasta el séptimo puesto en su serie (3:39.73) y clasificarse por tiempos. Fue la serie más rápida de las tres, donde el francés Florian Carvalho marcó el ritmo (59.52 al paso por los 400 y 1:59:94 al paso por los 800) hasta que en el marroquí Fouad Elkaam le tomó el relevo marcando en los 1200 2:57:68. Siempre marcados muy de cerca por el oro olímpico de Pekín 2008, Asbel Kiprok, que finalmente ganó la serie con 3:38:97. Fueron algo más de 41 segundos agónicos en 300 metros para Bustos que finalmente pudo aprovechar ese punto de sprint final que le llevó también a la plata en los europeos.

En la primera de las series de los 1500 reaparecía en público el subcampeón de Europa de 5000, Adel Mechaal, tras los hechos desvelados por La Bolsa del Corredor sobre la incoación de un expediente sancionador en materia de dopaje.  Sus “despistes”, erróneamente justificados por la Federación española, en palabras de Ramón Cid, le han llevado a una situación que mentalmente afecta a cualquier atleta que desee hacer algo importante con su carrera. Meechal está a la espera de la revisión de su caso, por incumplir el artículo 32 del reglamento antidopaje de la IAAF por tres ausencias injustificadas a solicitudes de control antidoping. Los precedentes no le favorecen, y el más reciente y similar, el del corredor de 3000 obstáculos, Jamel Chatbi, generó un debate nacional en Italia que finalmente le dejó fuera de los Juegos.

Mechaal: “Nunca me he dopado y nunca me he escondido”

Meechal, inscrito para la prueba olímpica de 5000 que se correrá a partir de mañana y eliminado en el 1500 de hoy con un tiempo de 3:48.41 y que se expone a una sanción de dos años se defendió, haciendo valer una presunción de inocencia, muchas veces tirada por tierra: “Ha sido duro porque sé que soy inocente. Nunca me he dopado y nunca me he escondido. El que se escapa de un control no va a competir a una competición internacional, el que se escapa de un control no manda tres correos pidiendo por favor que me hiciesen un control y no avisa con 13 días de antelación que el 24 de enero iba a estar en Elgoibar. Las pruebas ahí están. El que se las quiera creer, que se las crea. De momento no he querido hacer alegaciones porque estoy esperando a los abogados. Después mostraré todos mis documentos para demostrar que no soy un dopado, no he dado nunca positivo y nunca me he escapado de ningún control”.

Los “despistes” aludidos inicialmente pasan ahora a un nuevo capítulo, el atleta no llegó a recibir una carta certificada por un cambio de domicilio. En cualquier caso, el asunto seguirá dando que hablar en los próximos días, cuando a partir del 18 de agosto venza el segundo plazo que le ha dado la IAAF para presentar las alegaciones aunque sus abogados sí parecen tenerlo todo claro.

La serie de Mechaal fue ganada por el argelino Taoufik Makhloufi, polémico campeón olímpico de 1500 en Londres 2012 (fue recalificado gracias a un informe médico de la federación argelina que justificaba su retirada del 800, en la víspera de la final del 1500, por una molestia de rodilla). El ex discípulo de Jama Aden, plata en 800 en Río 2016, hizo un tiempo de 3:46:82, en una carrera dominada en su totalidad por el keniano Manangoi y en la que el campeón de Europa de 2016, Filip Ingebrigtsen, quedó apeado de las semifinales por descalificación. El noruego, en su pugna por una posición de ventaja, obstaculizó al británico Grice que a pesar de ser sexto pasó a semifinales.

Al igual que el mayor de los Ingebrigtsen, Henrik, campeón de Europa de 2012, que se clasificó en la tercera de las series preliminares. Hizo quinto con 3:38:50, por delante del medallista de plata de Pekín, Nick Willis en una carrera marcada por el ritmo de Benson Kiplagat, y que explotó en la recta final donde venció el checo Jakub Holusa (3:38:31), con nueve hombres en el mismo segundo. Ronald Kwemoi y Abdalaati Iguider tampoco se dejaron sorprender.

@FerminCBIoI


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad