Beneficios de correr en hierba. ¿Te apuntas?

Beneficios de correr en hierba. ¿Te apuntas?

Compartir
mejores superficies para correr

Elegir la superficie ideal para correr no es tarea sencilla pero sí importante, dado que se pueden prevenir un buen número de lesiones si se elige correctamente. Y es que no todo es cuestión de elegir el mejor modelo de zapatillas. Por eso, hoy queremos hablarte sobre los beneficios de correr en hierba. Vamos allá.

¿Cuál es la superficie ideal para correr?

Asfalto, arena o hierba. Son muchas las posibilidades a la hora de elegir la superficie mejor para correr pero la hierba destaca por encima del resto por la capacidad de atenuar el impacto de cada pisada.

Correr descalzo por la hierba

De hecho, correr descalzo por la hierba es una de las actividades más recomendadas para recuperar la sensibilidad en ambos pies y trabajar la fuerza. Además, correr descalzo sobre una superficie de hierba implica una mejora de los músculos estabilizadores gracias a que el pie se amolda mejor que en una superficie de asfalto, por ejemplo.

En este sentido, correr en hierba natural puede ser lo más recomendable dado que según estudios recientes se mejoran el impacto y las cargas. Concretamente, se reducen las cargas en antepié (metatarso y falanges) y retropié (astrágalo y el calcáneo).

Eso sí, cuando sales a correr en hierba natural debes tener cuidado porque pueden existir irregularidades camufladas que te hagan dar una mala pisada. Esto puede pasar en cualquier tipo de superficie para correr así que máximo cuidado para evitar lesiones en este sentido.

Correr en hierba artificial

Es exactamente lo mismo que en hierba natural. Las propiedades de ambos tipos de hierba son las mismas y las dos reducirán la carga y el impacto de tu pisada mientras corres, que es lo que interesa.

Eso sí, correr descalzo por la hierba artificial sí puede llegar a hacerte más daño que hacerlo por hierba natural. Ten cuidado.

Correr por tierra o por asfalto

Correr por la playa

Muchos corredores afirman que correr sobre arena mojada tiene exactamente el mismo efecto que correr en hierba. Sin embargo, es importante diferenciar y saber que correr en hierba natural siempre será mejor a nivel de amortiguación y estabilidad que hacerlo en arena, por muy húmeda que esté. En general, y debido al habitual desnivel, el trabajo de articulaciones, tendones y músculos es mucho mayor y con ello el riesgo a padecer lesiones.

Correr en la playa es recomendable para mejorar el equilibrio y la fuerza del corredor. Fortalecimiento y control neuromuscular a nuestro sistema musculoesqueletico son algunos de los beneficios que conseguiremos con series cortas, sprints, multisaltos, ejercicios de propiocepción, etc. Por eso, entre los expertos existe controversia sobre su idoneidad en el caso de las carreras continuas. También es habitual que algunos recomienden correr por la orilla de la playa a todos aquellos atletas que han sufrido una lesión recientemente y no se encuentran al 100% todavía.

Correr por asfalto

Es la superficie más utilizada para salir a correr aunque que es la superficie más dura. En esta categoría incluiríamos el hormigón y las aceras de las ciudades, siendo las segundas las menos recomendadas para correr. Esto se debe a que el hormigón tiene algo más de porosidad, pero eso no significa que sea beneficioso igualmente.

Correr por asfalto puede derivar en una serie de lesiones que afectan articulaciones y músculos, así como el tejido tendinoso de pie y piernas.

Beneficios de correr en hierba

Ahora que ya hemos visto cuáles son las diferentes opciones para correr en relación al terreno y la superficie podemos afirmar con total rotundidad que la superficie ideal para correr es la hierba natural. De hecho, correr sobre césped es la opción elegida por muchos corredores que conocen todos los beneficios que supone y que remarcamos a continuación:

  • Amortiguación mejorada de la pisada
  • Implica una menor carga muscular
  • Reduce el riesgo de lesiones
  • Correr descalzo en hierba mejora la sensibilidad del pie

Entonces, ahora que sabes que elegir la superficie para correr más adecuada influye directamente en tu entrenamiento y en tus lesiones, ¿saldrás a correr en hierba más a menudo?

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad