Nacidos para correr (y para no dejar de hacerlo)

Nacidos para correr (y para no dejar de hacerlo)

Compartir
beneficios correr

Correr es una forma ancestral de nuestro comportamiento humano. Nuestros antepasados introdujeron el correr como un método de supervivencia. Aprendimos a correr para cazar y para no ser cazados. Los corredores originarios se pusieron a competir directamente con los animales carnívoros que poblaron la sabana africana. Dejamos de vivir colgados en los árboles para pasar a disfrutar de la carrera a pie, pasando de ser cuadrúpedos a bípedos.

Según el estudio del antropólogo Dennis Bramble de la Universidad de Utah ‘Endurance running and the evolution of Homo’ publicado en la revista Nature, correr grandes distancias ha marcado la evolución hacía el hombre moderno. Correr nos volvió humanos -sobretodo en el sentido anatómico- siendo uno de los eventos más transformadores de la historia humana: I Run, therefore i am.

nacidos para correr

Características en la evolución de los humanos que nos ayudan a correr:

  1. Nuevas características del cráneo que ayudan a prevenir el sobrecalentamiento mientras corremos. La evaporación del sudor de nuestra cabeza ayuda a enfriar la sangre que fluye hacia el cerebro
  2. Una cabeza más aerodinámica para correr (cara más plana, dientes más pequeños, y nariz más corta) que desplazan el centro de gravedad de la cabeza hacía atrás ayudando a un mejor equilibrio
  3. Los hombros se desacoplan de la cabeza y del cuello, el cuerpo gira mientras la cabeza sigue apuntando hacía adelante mientras corremos
  4. Crecemos, nuestro cuerpo dispone de más piel que le permite enfriarse más durante la carrera a pie. También permite que la parte superior y inferior del cuerpo se muevan de forma independiente ayudando a contrarrestar fuerzas.
  5. Antebrazos más cortos que reducen la cantidad de potencia muscular necesaria para mantenerlos flexionados
  6. Las vértebras y los discos aumentan de diámetro ayudando a una mejor absorción de los impactos al correr
  7. La conexión entre la pelvis y la columna vertebral se fortalece proporcionando más estabilidad y mejor absorción de impactos durante la carrera
  8. Según Bramble los glúteos humanos son enormes (comparados con los monos) y “son músculos críticos para la estabilización en la carrera” al conectar el fémur con el tronco
  9. Piernas más largas que permiten dar grandes zancadas. Ligamentos y tendones mayores que actúan como resortes almacenando y liberando energía mecánica durante la carrera. Estos tendones y ligamentos provocan unas piernas menos musculadas y ligeras, necesitando menos energía para moverlas durante la carrera a pie
  10. Mayores superficies en las articulaciones de cadera, rodilla y tobillo, mejorando la absorción de impactos durante la carrera al repartir la fuerza recibida entre una mayor superficie
  11. La disposición de los huesos en el pie crea un arco estable que hace que todo el pie sea más rígido, por lo que el corredor puede impulsarse de manera más eficiente y utilizar los ligamentos en la parte inferior de los pies como resortes mecánicos.
  12. La evolución al correr nos proporcionó un hueso del talón más grande para una mejor absorción de los golpes, así como dedos más cortos y un dedo gordo orientado hacía los otros dedos para impulsarse mejor durante la carrera.

Estas son las raíces que nos han proporcionado un cuerpo diseñado para correr, pero ahora que ya no nos dedicamos a correr para sobrevivir…

¿Por qué seguimos corriendo?

¿Conservamos un instinto natural?

Los efectos secundarios del correr

¿Cuantas veces hemos oído que crisis significa oportunidad? el boom del running aquí y en Estados Unidos han coincidido con grandes crisis sociales, con recesiones y etapas de incertidumbre que posiblemente hayan despertado este instinto natural de huida, de supervivencia… y ¿qué hacíamos hace 4 millones de años cuando nos pasaba esto? ponernos a correr.

En época de crisis global -o personal- necesitamos reducir el estrés, recuperar el control de nuestras vidas y buscar objetivos. Blanco y en botella, ya que precisamente es esto lo que nos aporta el correr, nos produce unos efectos secundarios beneficiosos para el organismo que acaban convirtiendo la carrera a pies en una forma de vida:

  1. Always Look at the Bright Side of Life. Como proclama la hilarante canción de los Monthy Python, incluso en el peor momento las personas activas ven el vaso medio lleno, incluso después de haber terminado una maratón
  2. Vivir más y mejor. Los corredores a la larga tenemos mejor salud que nuestros homólogos sedentarios. A pesar de que con la edad nuestras salidas a correr puedan ir disminuyendo, los beneficios saludables de correr (en su justa medida) siguen aumentando. Nunca es tarde para empezar a correr y nunca se es demasiado viejo para dejar de hacerlo, correr retrasa el envejecimiento
  3. Mejorar la autoestima. Ir cumpliendo objetivos a base de esfuerzo y constancia -por asequibles que sean- nos ayudan a creer más en nosotros y confiar en nuestras posibilidades. Nuestras amigas las endorfinas tienen mucho que ver.
  4. Correr mantiene la mente despierta. El ejercicio nos ayuda a tener un cerebro activo, a ser corredores creativos. Como decía el cardiólogo George Sheehan en su famoso libro Running & BeingNadie debe de confiar en tener ningún pensamiento que valga la pena permaneciendo sentado
  5. Correr es barato. Si no eres de los que necesitan ir a la última o llevar el gadget más pro, correr es realmente barato, sólo necesitas unas zapatillas de correr adecuadas
  6. Luchar contra el cáncer. No lo decimos nosotros, lo dice la Asociación Española contra el Cáncer, que recomienda realizar ejercicio a diario al disponer de evidencias científicas de que el hecho de llevar una vida activa previene contra el cáncer de colon y el cáncer de mama
  7. Diversión asegurada. Correr es divertido, y si ya te aburre un poco explora nuevas formas de hacerlo. Busca un grupo de entrenamiento de running o prueba metodologías nuevas, como el fartlek, un sistema de entrenamiento ameno que estimula el metabolismo y mejora la condición cardiovascular
  8. Ayuda a eliminar el sobrepeso. Combinando una dieta equilibrada con un entrenamiento con mucho aporte de sentido común se adelgaza más que con cualquier dieta mediática
  9. Sexercise. El ejercicio mejora las relaciones sexuales, por ejemplo siendo un poco más… flexible
  10. Correr es beneficioso durante todo el año. Los beneficios del running, sus estupendos efectos secundarios nos pueden durar durante todo el año, haga lluvia, frío o calor. No hay excusa que valga para quedarse en casa y no salir a correr
  11. Nos hace sudar. Sudamos para refrigerar nuestro cuerpo mientras corremos. El sudor se encarga de intentar mantener nuestra temperatura a unos sanos 37 grados. Cuando el sudor se evapora, se elimina calor reduciendo así la temperatura. Sudando limpiamos nuestros poros y eliminamos toxinas -no a personas tóxicas- reforzando nuestra capacidad inmunológica
  12. Reduce el estrés. Salir a correr nos devuelve a la calma, a bajar de revoluciones mentales y nos hace más resistentes al estrés.
  13. Combate la mala vida. Si hay drogas malas y buenas, definitivamente correr es de las buenas, nos hace mentalmente más fuertes para combatir las malas, como el fumar o el exceso de alcohol.
  14. Desconecta. Salir a correr con música nos aísla del mundanal ruido y nos conecta con nosotros mismos. Nos puede dar incluso ese plus de energía que a veces necesitamos. Aunque también correr sin música nos puede ser muy beneficioso.
  15. La presión a raya. Correr nos ayuda a luchar contra la hipertensión, los corredores tienes niveles de presión arterial más bajos que las personas sedentarias
  16. Ayuda a combatir la depresión. Una de las enfermedades de nuestro tiempo, muchas veces invisible pero no por ello menos grave. Correr nos positiviza y nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo.
  17. Social running. Correr acompañado o en un grupo de entrenamiento de running ayuda a conseguir un mejor rendimiento -siempre tendrás a alguien que te ayude o aliente- y a aumentar la motivación, compartiendo la pasión por el correr y teniendo una sana competencia entre compañeros y compañeras de entrenamiento
  18. Salir a pasear el perro 2.0. Si correr produce unos efectos secundarios beneficiosos para los humanos, ¿para los perros también?
  19. Dormir mejor. Al correr reducimos el estrés y la ansiedad, ergo también las causas que provocan el insomnio
  20. Reducir el colesterol. El correr ayuda a reducir el colesterol LDL y a mantenerlo en un nivel óptimo

Los efectos secundarios del correr son múltiples y beneficiosos, tanto a nivel anatómico como en los aspectos que afectan a nuestro organismo y a nuestra salud física y mental.

Hemos nacido para correr y para no dejar nunca de hacerlo.

Compartir

Te puede interesar...

1 Comentario

  1. El punto 12 habla del talón como absorvedor de impactos cuando en realidad es el anclaje del mayor tendón del cuerpo humano. No está ahí para impactar.

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad