Adri Ben: “Nuestra generación tiene más pasión porque no hemos crecido con...

Adri Ben: “Nuestra generación tiene más pasión porque no hemos crecido con el dinero”

Compartir
Adrián Ben, en una imagen de archivo / EFE
Adrián Ben, en una imagen de archivo / EFE

Era una asignatura pendiente y en la Radio del Corredor por fin hemos podido charlar con uno de los diamantes en bruto de nuestro atletismo. Adrián Ben (Viveiro, 1998) estará (salvo sorpresa) en el Mundial de Doha y lo hará, curiosamente (y de momento) en una disciplina que no es en la que se está especializando esta temporada, en el 800. El gallego se hizo con la mínima en el Meeting de Barcelona de hace unas semanas (1.45.78) y se convirtió en el protagonista inesperado de una tarde de rayos, truenos y un tiempo de locos en la ciudad condal. El pupilo de Arturo Martín entrena y reside en Madrid y se caracteriza por su polivalencia, puesto que ha demostrado un gran rendimiento desde el 800 hasta el 5.000 y en el cross.

¿Te esperabas hacer la mínima en Barcelona tras el sinsabor del Europeo?

“Quizás la mínima no, pero sí que fuimos a Barcelona a ver de qué éramos capaces y de correr rápido y a ver cuán cerca podíamos quedar de ella; que saliera a la primera así no lo esperábamos, la verdad. Souleiman iba un poco por delante. Yo quería pasar sobre 51 la primera vuelta, pero luego en la práctica es diferente. Sobre eso fue el ritmo de la primera vuelta, un poco suicida, pero salió bien. Como en principio no teníamos previsto ir a Barcelona, pero tuvimos que asistir por mi compromiso con Nike, me dije “voy a salir la primera vuelta a tope y si aguanto, bien. Si acabo en 1:50, bien. El 800 no me cuesta tanto como el ‘milqui’ porque no tienes que llevar las vueltas a rajatabla”.

¿Ha cambiado tu preparación tras lograr esa mínima?

“Han cambiado las cosas en el sentido de que hasta el Absoluto quizás no esperaba abordar la mínima otra vez y ahora ya la tengo. Por lo demás todo sigue igual, estuvimos en Castellón y salió buena marca, ahora visita al pueblo, el de Federaciones no entraba en mi planificación y seguimos con el Meeting de Madrid en mente y luego el campeonato de España en La Nucía”.

¿Qué te aportan estas desconexiones en el pueblo con la familia y tu entorno?

“Ver a mi familia me da tranquilidad, esos mimos que no tienes durante el resto del año, el apoyo cuando las cosas van mal. Les decía a mis padres que les había echado mucho de menos en Suecia, un abrazo te calma mucho. Sobre todo en el pueblo tengo tranquilidad, estabilidad, los entrenos pasan a segundo plano. Tengo aquí a mi perro, a mi hermana, padres, felicidad. El atletismo queda relegado unos días”.

Qué vueltas da el atletismo (y la vida) tras el mazazo del Europeo en Suecia…

“Pienso que lo principal fue que lo del Europeo no fue tanto fracaso. Me quedé fuera de la final por cuatro centésimas. Tuve la mala suerte de que en una carrera táctica se me colase un atleta. Yo sabía que si estaba bien de forma y que mis objetivos si seguíamos esforzándonos iban a salir y se demostró solo unos días después. Pienso que nos quedamos más con el “Adri Ben no ha entrado en la final”, pero la gente no ahonda, no va más allá. Fue una carrera muy táctica y ahí puede pasar de todo y perdí un poco de fuelle al final”.

¿Cómo llevas ese cartel de promesa de futuro del atletismo?

“En esta vida no se puede agradar a todo el mundo. Tienes que acabar sabiendo para quién corres. Yo corro porque me gusta, porque soy feliz, mi sueño es correr una final olímpica. ¿Que es una presión? Sí, a veces. Yo corro para los que quiero. Mi presión es que el trabajo de tantos meses no se vaya al garete. No me importa que la gente pueda hacerse muchas ilusiones conmigo y decepcionarla”.

Menudo grupo de entrenamiento formáis a las órdenes de Arturo Martín con Carro, Sergio y compañía…

“Aquí secretos hay pocos. Entrenar, entrenar, todos los entrenamientos y todas las sesiones. El míster creo que lleva mucho tiempo haciendo las cosas bien, no es ahora con estas marcas. A mi parecer está muy infravalorado. Yo veo entrenar todos los días a Carro, a Sergio. Hay veces que por la carrera, por cualquier anomalía no salen los objetivos, pero cuando trabajas día día con esta gente sabes cómo están de enchufados y que la cosa va a salir”.

¿Cómo cambia una semana de entrenamientos de Adrián Ben de la pretemporada a la previa de una competición?

“No dista tanto una semana de pretemporada de una de calidad, tan solo la cantidad de series y la velocidad, es decir, a lo mejor una pretemporada hacemos nuestros rodajes los lunes, miércoles, viernes, así, con gimnasio, y martes y jueves subimos al bosque a hacer series más largas; luego durante la temporada seguimos con 400 o 300 más vivos los martes y los jueves series más rápidas, 1.000, 1.500, unos 400 y los sábados también, series y listo y los domingos un rodaje largo. No suele cambiar mucho, sobre todo en tema volumen y calidad por así decirlo”.

Menuda nueva generación estáis subiendo…

“Pienso que si se sacan las medallas es que las cosas se están haciendo bien. Creo que se apoya demasiado poco a los entrenadores, no a los atletas. Creo que nuestra generación tiene muchas más ganas que las de antes porque no hemos crecido con ese dinero en el atletismo, lo hacemos por pasión.  En mi caso fue mi profesor de educación física. Cada uno tendrá su motivo, pero creo que la clave es esa, la pasión”.

Adri rindes bien desde el 800 al 5.000 con grandes marcas. ¿Podríamos considerarte el atleta total?

“Sería muy exagerado considerarme el atleta total. Al míster le decía que cuánto rodaba hoy y me contestó: “¿El campeón de 800 o el subcampeón de cross?” Y le dije “qué cabron, cómo sabes buscar”. Como siempre lo he hecho desde pequeño no es algo que lo valore lo suficiente como para pensar que sea el atleta total. Al revés, me gusta el 800 porque me sale natural, luego se me va complicando un poco pero trabajándolo todos los dísas se puede conseguir”.

“Imagino que como todos al fin y al cabo con los años vas perdiendo potencia. Habrá que ir supongo subiendo distancias, pero mientras el cuerpo aguante…Mi entrenador dice que el 800 es juventud, entonces esa juventud cuando se acabe habrá que preparar de forma más específica otras. No es algo que me preocupe, sencillamente lo que él me marque y vea, confío ciegamente. Me gusta entrenar el día a día pensando que 7, 8 o 9 años puedo seguir corriendo, que es lo que me gustaría”.

“Se supone que si tu haces bien el 800 y el 5.000 harás un buen 1.500. A mí me gusta por arriba porque por abajo lo he practicado más de pequeño, entonces me gusta entrenar más por arriba para perfeccionar mi prueba, en este caso el ‘milqui’”.

¿Qué sentido le das a las redes sociales?

“Las redes son una manera de poder llegar a gente, que vean que somos gente normal y que todo el mundo puede llegar a correr mucho si se lo propone. Me gusta que vean que entrenamos todos los días, cómo es nuestra vida, que es sacrificada, que no estamos haciendo las cosas de un adolescente de 20 años ‘normal’, que mientras la gente está ahora en la playa nosotros estamos en la pista machacándonos…Luego ya en mi caso mis redes están más centradas en mi persona y mi atleta, no como algo general de atletismo, cómo hacer miles o entrenar. No intento vender ese tipo de contenido, solo quiero que vean mi día a día y acercar mi yo atleta”.

¿Ya visualizas ese Mundial de Doha?

“No le he dado muchas vueltas a mi participación en el Mundial, sería agobiarse demasiado y pueden pasar muchas cosas e incluso asegurar mi presencia porque aún varios atletas pueden lgorar mínima para el 800 y creo que lo van a hacer. Primero viene el Campeonato de España”.

¿Y Tokio?

“Hace poco quedaba un año para Tokio. He visto que mucha gente lo subía y yo pensaba que no es un año, quedan 365 días para entrenar para llegar a él. No entreno pensando en Tokio, sino en el Meeting de Madrid que es el primero que tengo, luego lo haré pensando en el de España; una vez acabe pensaré en el siguiente, no me gusta andar soñando porque te despista de los objetivos prioritarios. Me gusta ir competición a competición. Nadie va tan sobrado como para renunciar a unos Juegos. Si tengo la oportunidad de estar en unos con 22 años recién cumplidos sería increíble, los disfrutaría al máximo”.

Escucha la entrevista completa a partir del minuto 2 de las siguientes plataformas:

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad