ASICS Novablast

ASICS Novablast

Compartir
ASICS novablast opiniones

Análisis y características de ASICS Novablast, una sorprendente llegada al duro segmento de zapatillas de running enfocadas al entrenamiento diario, pero con una ligereza y reactividad que tienta a estrujarla en sesiones más rápidas de las habituales. Su línea, una mezcla extraña entre suave (upper) y agresiva (mediasuela), seguro que va a enamorar a más de un@.

Esta nueva creación que es ASICS Novablast, sustituye a otro modelo de la marca japonesa, DynaFlyte. Y si aquél se caracterizaba por una bajo peso que lo hacía muy ágil, éste también es muy ligero, aunque cambiando radicalmente la fórmula.

Lo más destacable de la herencia de DynaFlyte es el material Flytefoam de la mediasuela. Pero ojo, FlyteFoam Blast, una nueva fórmula que le confiera mucho más aprovechamiento de la energía lo que orienta a Novablast a entrenamientos rápidos basados en rodajes gracias a su amortiguación, pero también en los que la agilidad y el retorno de energía sean interesantes, es decir, donde se requiera fundir un poco más rápido.

Su aspecto es contundente, ya viendo que la puntera se eleva mucho respecto al suelo, muy en la línea de la nueva familia Ride de ASICS, con MetaRide, GlideRide y EvoRide como primeros y rompedores modelos llegados.

Un alto rendimiento y una sensación de energía en cada zancada bajo un diseño con el que ASICS pretende atraer diferentes tipos de corredores y corredoras, pero especialmente a los más jóvenes y que llevan una vida saludable y desenfadada atléticamente hablando.

Y es que en la fabricación han participado dos jóvenes diseñadores también, como son Seiji Yano y Yosuke Atarashi, inspirándose en un insecto y en sus movimientos, en cómo era capaz de desplazarse a una velocidad desproporcionada para su tamaño. De ahí a las geometrías de la mediasuela y a la búsqueda del rebote durante la carrera… Porque Novablast rompe un poco los esquemas, especialmente en la mediasuela, como vamos a ver a continuación.

Análisis ASICS novablast

Mediasuela

La mediasuela de ASICS Novablast es la que se lleva la atención de los ojos nada más posarlos en la zapa. Su tremenda altura de 32mm en la zona del talón y de 22mm en el antepie hace que se vea material amortiguado a destajo. Pero además, esa altura de material está ensanchada más que el cuerpo de la zapatilla, sobresaliendo tanto por los laterales, como por el talón, dejando una buena base de apoyo. A pesar de tanto material, el drop es de 10mm, un estándar en la actualidad para su perfil.

¿Qué ha hecho ASICS con respecto a la zapatilla DynaFlyte…? Pues meterle a Novablast un tercio más de material en la mediasuela, con lo que se gana mucha más amortiguación, garantizando un mayor uso por sesión, tanto en tiempo, como en kilómetros, sin dejar de ir cómodos.

Pero la cantidad no es suficiente, y aquí es donde entra la calidad, ya que el material no es FlyteFoam, sino FlyteFoam Blast, que mejora a aquél en cuanto a ligereza y reactividad, por un mejor aprovechamiento del rebote, de la energía liberada al correr.

Por tanto, si ganamos en esos aspectos básicos, ASICS no ha sustituido a DynaFlyte, sino que lo ha discontinuado, a la par que ha creado otro producto donde lo que sí se mantiene intacto del compuesto FlyteFoam original, son las fibras orgánicas que permiten al material conectar mejor entre sí mejorando la durabilidad al resistirse más a la compactación.

En ASICS comparan la sensación de aprovechamiento de la energía que aporta la espuma FlyteFoam Blast con una cama elástica. No en vano la tendencia cada vez más de ASICS son mediasuelas mullidas y muy digeribles en cuanto a confort, haciendo un guiño si se quieren utilizar para larga distancia.

En cualquier caso, la mediasuela de esta Novablast está construida de una sola pieza, sin elementos ajenos al material que sale del molde (dígase GEL u otro elemento clásico como Trusstic) y busca claramente un retorno de energía alto mediante un rebote y una reactividad alta.

Suela

La suela de ASICS Novablast utiliza AHAR® Plus, que es un 50% más resistente que el ya de por sí férreo AHAR (ASICS High Abrasion Rubber) original. Ambos compuestos, sólo utilizados en zapas de alta gama.

AHAR® Plus es un caucho de una resistencia y durabilidad frente al desgaste muy alta. El agarre es importante también y esa faceta la cubre con creces. Ahora bien, tanta fortaleza, tanta resistencia tiene su precio: el peso. Pero como ASICS Novablast nace con la voluntad de ser ligera, la marca nipona ha efectuado un vaciado en partes estratégicas de la suela para mantener un equilibrio entre rendimiento y ligereza.

Las superficie con ese caucho resistente es poca respecto al total de la suela, pero en las zonas donde sí está, ASICS las ha rematado con unos tacos pequeños y bastante lisos, dando muestras de su perfil preferentemente asfaltero. Una única franja transversal dan fe de otro de los elementos importantes de Novablast: un efecto palanca y una elevación curvada desde la base de los metatarsos hasta la punta de los dedos de ni más ni menos que… ¡ocho centímetros en vertical!.

Así, si giramos la zapatilla vemos que los lugares donde se ha producido ese vaciado no están escogidos al azar: La doble línea longitudinal que va a guiar la pisada es aquí más ancha de lo habitual (unos gramillos menos), y por otro lado, desde debajo del talón hasta el medio pie, se ensancha sobre manera, provocando que sobre esa parte vaciada, la zapatilla se hunda en el momento de recibir el máximo de presión tras impactar contra el suelo y que, por efecto rebote (esta vez del material al volver a su posición), favorece el rebote mismo del material por la compresión. Un doble rebote, vamos.

Upper

Por arriba, el upper de ASICS Novablast está diseñado con una malla Jacquard sin costuras que combina dos grandes zonas muy diferenciadas entre ellas: la delantera y la trasera.

La primera de ellas, la delantera, se caracteriza por  estar libre de refuerzos y el único que hay es muy discreto, no visible, en la zona de los dedos. Hay que introducir la mano hasta la puntera para notar ese mínimo y ligero refuerzo. ¿Qué se gana a cambio? Una superficie limpia y llena de agujeros amplios para una libertad de movimiento de los dedos y sobre todo, una muy alta transpirabilidad.

Cuando se llega al medio pie, esos agujeros van reduciéndose, mientras entra el “zarpazo” que representa el logo a modo de gran refuerzo de esa zona. Al comenzar la parte trasera de la zapatilla, ya no hay más agujeros porque aquí el esfuerzo se centra en sujetar bien al pie y contener y proteger al tobillo desde el impacto contra el suelo hasta el movimiento de rotación al correr. En Novablast se logra con un contrafuerte nada recio, protegido ya de por sí por la anchura voladiza de la mediasuela. Ese contrafuerte está rematado con dos piezas estampadas que engañan, ya que son altamente reflectantes, a pesar de no tener el típico color plateado de esos reflectantes, sino un estampado de formas geométricas.

Los cordones son planos y están pasados por tan sólo cinco ojales dejando un sexto para quienes quieran ceñir más al tobillo. Los ojales tienen aquí su intríngulis, ya que los dos más próximos a los dedos, están ligeramente más separados del resto para ayudar a flexar mejor en ese punto.

Por debajo de ellos, una lengüeta acolchada, pero más fina que gruesa, da entrada a un interior que utiliza Ortholite y a una muy bien acabada cazoleta. La plantilla, de 5,5mm, se puede retirar para introducir una plantilla propia.

RESUMEN

ASICS Novablast es un nuevo modelo de la marca japonesa concebido para quienes busquen una zapatilla de entrenamiento para pisada neutra o plantillera, con mucha, mucha amortiguación y que ésta sea reactiva dando sensación de impulso al correr.

La altura de la mediasuela, construida con Flyte Foam Blast, no deja lugar a dudas al respecto de la capacidad de amortiguación en base a sus 32mm de altura en el talón y de 22mm en la zona de los metatarsos. Esta espuma con un alto rebote va a permitir utilizarla a ritmos alegres, tanto en entrenamientos como si se lleva a alguna competición. Allí, quizás una horquilla entre 3’40” y 4:30” en un 10k sea una parcela donde se sienta cómoda, pero su gran amortiguación hace que a ritmos más suaves o carreras más largas, sean también agradecidas.

El lugar ideal donde utilizarla sería el asfalto, o tierra de parques o caminos sin complicaciones en cuanto a los apoyos. Otro elemento clave es que, a pesar de su gran volumen, el peso se queda en 275gr en el acabado de hombre y 225gr en el de mujer.

Diferentes hasta dentro de la propia ASICS, no se parecen en nada, a nada fabricado antes por los de Kobe. Aunque ya nos están acostumbrando, porque MetaRide hizo lo mismo el año pasado, o Metarun, cuando se presentó. Le están cogiendo el gustillo a esto de innovar rompiendo con lo anterior, muy poco en sintonía con la costumbre habitual de antaño en las marcas japonesas en general y en ASICS en particular.

El precio oficial de ASICS Novablast es de 140€.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad