Inicio Asics ASICS Metaspeed Sky+

ASICS Metaspeed Sky+

ASICS Metaspeed Sky+ review

Analizamos ASICS Metaspeed Sky+, la revisión de ASICS de uno de sus mejores modelos de competición. No se puede decir otra cosa que “uno de los mejores” porque también existe ASICS Metaspeed Edge+… y el primero no puede explicarse sin el otro… y viceversa.

Antes de ir al trapo con Metaspeed Sky+ hay que aclarar que desde la marca japonesa, y en concreto, en su ASICS Institut of Sport Science (ISS) se ha trabajado en crear y evolucionar dos modelos de zapatillas de competición de alto nivel (para ganar campeonatos o batir récords del mundo, por ejemplo) teniendo en cuenta el estilo de correr de quien las use.

Para decirlo de manera muy sintetizada: El modelo que analizamos hoy es Metaspeed Sky+ y está dirigido a un tipo de atletas que priorizan una zancada larga y poderosa a medida que aumentan la velocidad (o el ritmo en carrera). En cambio, Metaspeed Edge+ está enfocado a quienes aumentan la frecuencia de sus zancadas a medida que aumentan, también, su velocidad (o ritmo en carrera).

A simple vista pueden parecer hasta iguales, pero son diferentes a nivel estructural, comenzando por la forma, la ubicación y la posición de la placa de fibra de carbono interna que llevan ambas.

Dicho esto, ASICS Metaspeed Sky+ es una zapa de competición con suela maximalista, que cumple con las medidas legales de World Athletics y con un aspecto y prestaciones bárbaros. Los de Kobe se han devanado los sesos para aprovechar el más mínimo milímetro de la zapa para ayudar a rendir más al corredor o corredora que la escoja para su “Día D”.

Que es excepcional ya da pistas su peso, ya que al ver su volumen y la cantidad de material que incorpora piensas que quizás vaya a ser pesada… y en realidad es un peso pluma: tan sólo 205g en el único acabado que existe. Spoiler: Metaspeed Edge+ no se va muy lejos y queda en apenas 210g. Por cierto sólo existe un acabado porque… de Metaspeed Sky, ASICS sí sacó una versión para hombre y otra para mujer, con diferentes pesos y drops, por ejemplo… Pero para la nueva Metaspeed Sky+, no: la zapatilla es unisex.

Sin más preámbulos… ¡vamos a por ella!

Análisis técnico ASICS Metaspeed Sky+

MEDIASUELA


La mediasuela de ASICS Metaspeed Sky+ es impresionante a la vista. Casi abulta más que el upper y en parte es por la adición de un 4% más de material FlyteFoam que en su predecesora Metaspeed Sky. Vamos, se junta una mediasuela maximalista con un corte superior de competición, (o lo que es lo mismo: reducido a la mínima expresión). El caso es que tanta mediasuela se debe a unos grosores de 39mm en la zona del talón y 34mm en la del antepie. Teniendo en cuenta que el límite legal para homologar resultados de manera oficial es de 40mm, es evidente que, aunque sea por solo un milímetro, está dentro de lo legal.

Y si la altura del talón es de 39mm y del antepie de 34mm, tenemos entonces el drop de la zapatilla: 5mm.

Sobre la mediasuela de Metaspeed Sky+ hay que explicar varias cosas: material, geometría y placa de fibra de carbono.

El material con el que está fabricada la mediasuela es FlyteFoam Blast Turbo. Son tres palabras que obedecen a la personalización del FlyteFoam original, una espuma que conocimos por primera vez en un zapatillón como es Metarun, un House of Technology que está marcando el camino (porque todavía lo sigue haciendo) de la marca nipona.

FlyteFoam es una espuma amortiguada que es muy ligera y reactiva (para quien le guste la precisión: es un compuesto que combina un tipo de poliéster termoplástico –PET- y el Polímero Kevlar). También contiene unas fibras orgánicas anidadas que conectan el material entre sí y favorecen su durabilidad.

El sufijo “Blast” fue una mejora del material FlyteFoam en cuanto a aumentarle el aprovechamiento de la energía producida por el impacto, al correr… Y entonces es cuando llegamos a “Turbo”, el nombre que le ha dado ASICS a potenciar que a la presión recibida por el material en el momento en que el corredor o corredora caen con todo su peso sobre él, éste genere un rápido retorno a su posición inicial.

El tema de la geometría es algo más complejo porque por un lado está la curvatura que es muy visible, pero por otro asoma las orejas la placa de fibra de carbono… y dónde está ubicada.

Empecemos por lo primero que quizás será lo más fácil de explicar. De hecho, nos podríamos ir a otro House of Technology de ASICS como es MetaRide, para decir que es un diseño donde la mediasuela y suela, especialmente en el antepie, tienen una curvatura pronunciada para que ayude a facilitar la salida del corredor o corredora hacia adelante. Esto es principalmente para ayudar en la economía de carrera. Es decir, que ese diseño curvo sirve para ahorrar en energía y que ayude a correr más rápido, o más lejos, con el mismo esfuerzo.

Ahora nos vamos a la placa de fibra de carbono. En concreto a su colocación dentro de la mediasuela, porque será diferente en Metaspeed Sky+ que en Metaspeed Edge+. En esta Sky+ está situada más alta y en posición más horizontal que la de aquella, para precisamente permitir una mayor compresión del material por debajo de la misma y que se beneficie más del efecto rebote (recordemos que Metaspeed Sky+ está dirigida a atletas de alto nivel con una zancada creciente en vuelo a medida que aumentan la velocidad).

Ahora ya sólo queda explicar la propia placa de fibra de carbono. Pues eso. Esta zapa no se está de utilizar este valioso recurso para que ayude a lanzar todas y cada una de las zancadas sirviéndose de su capacidad para estabilizar, guiar al pie e impulsar el cuerpo del corredor o corredora hacia adelante. La placa de fibra de carbono aquí es de longitud completa y es un material rígido y extremadamente ligero.

SUELA


La suela de ASICS Metaspeed Sky+ se caracteriza por utilizar poca goma sólida y tener la forma curvada que necesita la mediasuela para rendir al máximo.

Lo primero es como consecuencia de buscar reducir el peso a la mínima expresión. Esto es típico en las zapatillas de competición, donde cada gramo cuenta. Así, vemos caucho sólo en las áreas de máximo desgaste (poco en el talón, ya que no se espera taloneo aquí, y si mayor cantidad en el antepie, justo en la zona de presión bajo los metatarsos y donde se necesita mucha tracción y adherencia.

Hay poca superficie con goma sólida ASICSGRIP (bastante menos que en Metaspeed Sky) y, además, es muy fina. Tiene apenas 1,5mm de grosor para una suela donde el taqueado se reduce a una combinación entre perforaciones en el propio caucho (¡seguimos restando peso!) y multitud de estrías que de forma ondulada, atraviesan la suela transversalmente.

Son entre cincuenta y sesenta estrías que atraviesan el 100% de la suela, aunque realmente trabajarán duro las más o menos treinta que van a coincidir con todo el antepie: bajo los metatarsos que decíamos antes y hasta la puntera.

El resto de la suela es el propio material FlyteFoam de la mediasuela al que ASICS también le ha añadido estrías siguiendo el mismo patrón que las del caucho. Así, en los momentos en que sea el material FlyteFoam el que toque el suelo, que no se pierda grip.

UPPER


Acostumbrados a que el upper sea lo que siempre cambia de un acabado al siguiente, se puede decir que el corte superior de Metaspeed Sky+ es lo que menos cambia respecto a su predecesora.

Sigue utilizando una malla tan extraordinariamente fina que si metes los dedos se ven del otro lado. Esto facilita que además sea muy ligera, justo algo que se necesita. Incluso la parte reforzada de la puntera es algo más baja por lo que ya no ha hecho falta practicarle ningún agujero para aumentar la ventilación en una malla que a nivel de transpirabilidad se asemeja mucho a no llevar nada.

Los agujeros que sí repiten son los raros, los poco frecuentes: los del talón. Al no existir un contrafuerte al uso, la marca japonesa se puede permitir perforar ambos lados del tobillo, por el talón, para dar una ventilación impensable en una zapatilla de entrenamiento, por ejemplo. Eso sí, los ha reducido ya que han pasado de 9/12 anteriores a los 3/9 actuales.

Si saltamos a los cordones nos llama rápido la atención la vuelta en el tejido que le ha hecho ASICS. Siguen siendo planos, pero cada lateral del cordón tiene unas vueltas de hilo que le hacen tener un aspecto dentado. Esto es así para garantizar que no se van a deslizar y, por tanto, aflojar, mientras se corre. Esta pasados por seis de siete ojales. El que queda libre sólo es para quienes quieren apretarse más la zapatilla a la altura del tobillo.

Por debajo descubrimos una muy fina lengüeta que está aún más perforada que la de la entrega anterior, por lo que otra vez la transpirabilidad es aquí protagonista. El resto del interior muestra una cazoleta acolchada y bastante suave al tacto. Sólo hasta media altura, para ahorrar en material (peso). Al menos lo que han puesto es de agradecer al tacto.

Y la plantilla. Como en muchas zapas de competición no está muy pensada para ser retirada. De hecho, va encolada al footbed para, ya que no se ha de sacar, asegurarse que no se mueva. Y es que aun hacen daño en la retina las imágenes de Eliud Kipchoge ganando en Berlín 2015 pero corriendo con las plantillas de sus  zapatillas (de otra marca, eso sí) totalmente fuera de la zapa, zarandeándose al ritmo del atleta keniano. Bueno, que la plantilla esté encolada no significa que no se pueda sacar porque le han puesto poca cola, precisamente porque si a pesar de todo, alguien quiere poner las suyas personalizadas, no le resulte imposible.

Resumen ASICS Metaspeed Sky+

ASICS Metaspeed Sky+ se mantiene, junto a Metaspeed Edge+ en lo más alto en cuanto a zapatillas de competición de la marca japonesa y, por supuesto, entre las selectas mejores voladoras del mundo (sin pretender ofender a otros zapatillones de la propia ASICS como Metaracer o por ejemplo Magic Speed). Metaspeed Sky+ va a ser una gran herramienta para competir a cualquier corredor o corredora que pretenda hacerlo al máximo nivel, pero especialmente a quienes tengan una zancada larga y poderosa.

Esto es debido a su estructura, a su diseño, pero también al uso de materiales de última generación. A nivel de materiales hablamos principalmente de FlyteFoam Blast Turbo, un compuesto que ha sido optimizado para ser amortiguado, ligero, con mucha respuesta y aprovechamiento de la energía. Se combina con una placa de fibra de carbono de longitud completa que habita en el interior de la mediasuela, y en una posición que favorece ese tipo de zancada. Aún hay más elementos como la curvatura de la mediasuela, que ayuda principalmente a la economía de carrera.

Una suela y un upper minimalistas van a hacer bien su trabajo, pero utilizando el mínimo en cuanto a materiales, para colaborar en el bajísimo peso final de la zapatilla que es de  205g (para hombre y mujer, ya que la zapa es unisex).

Los ritmos a los que utilizarlos son los propios de la competición, de la alta competición, de la élite y más allá… Para sacarles el 100% no tendría sentido utilizarlas a ritmos más lentos de 3’50”-4’00”. De hecho, cuanto más rápido y más lejos de esos ritmos, mejor.

No significa que a más lentos de esos ritmos no se puedan utilizar…, claro que sí, pero se pierde algo del potencial de ASICS Metaspeed Sky+, una zapatilla que tiene un precio oficial de 250€.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad