ASICS Glideride™

ASICS Glideride™

Compartir

Ya tenemos el análisis y todos los detalles de ASICS Glideride™, una zapatilla que se presenta como capaz de reducir la fatiga al correr con ella. Después de varias semanas con este nuevo modelo podemos decir que el diseño sorprendente de la marca japonesa funciona, aunque ya avanzamos que es una zapatilla exclusiva para corredores, o sea, que los fans del casual y de las zapas running para vestir, abstenerse, por favor 😉

Glideride™ se podría clasificar como zapatilla de entrenamiento diario, pero dada su vocación de devorar kilómetros, también es buena compañera para competiciones de media, larga distancia y más allá… A simple vista parece un tipo de calzado muy contundente en tamaño…, pero a pesar del gran volumen que transmite, tan sólo pesa 280gr en el acabado de hombre y 230gr en el de mujer.

Glideride™ es la segunda llegada de una nueva hornada de zapatillas concebidas en el Instituto ASICS de Ciencias del Deporte (ISS) y que se basan en el rompedor diseño y unos materiales excepcionales, la consecución de un logro, santo grial para muchos corredores: correr con menos fatiga. La primera de la saga en llegar fue la zapatilla conceptual, o House of Technology, que es ASICS Metaride™, otro modelo difícil de clasificar en el momento de su lanzamiento mundial por todo lo alto a principios de este mismo año.

¿Cómo logran ahorrar esfuerzo? El principio es sencillo: Optimizar los ciclos de la pisada desde el propio diseño de la zapatilla y sus materiales. La manera en cómo ASICS lo logra ya es algo más complejo donde Guidesole™ es la tecnología responsable. En Metaride™ vimos algo diferente e incluso revolucionario, como es una gran curvatura en el antepie. Esto por sí solo no sería nuevo, pero sí lo es todo el concepto de la zapatilla: la construcción, el vaciado de la mediasuela, la placa rígida en el antepie, la forma… todo se une para incidir en cómo el pie impacta en el suelo y como se reduce la flexión del tobillo para incidir en la impulsión reduciendo el esfuerzo necesario para ello.

Aquí, para ser cortés, toca mencionar al Sr. Hiroaki Nishimura, un poco el padre de la criatura, ya que para el diseño de Glideride™ se inspiró en el efecto rodante de una bicicleta y algo que en Japón llaman Koron-Koron, que es algo así como una onomatopeya para describir el sonido de algo que se inclina para acabar rodando por su cuenta. Así, un diseño curvado, combinado con la rigidez del antepie, proporciona un balanceo fácil de realizar sobre la marcha, de atrás hacia adelante…

Vamos a intentar explicarlo.

Análisis  técnico ASICS Glideride™

SUELA Y MEDIASUELA

Como en su día comenté con ASICS Metaride™,no es posible dividir en tres partes esta Glideride™…, o al menos aquí no es tan simple como en la inmensa mayoría de modelos del mercado. Hay que explicar más o menos relacionadas estas dos partes.

La mediasuela de ASICS Glideride™ se puede definir fácilmente con dos características: es muy voluminosa y es bastante compleja en su diseño. Que es voluminosa lo dice su aspecto y los números: En el acabado de hombre se alza 31mm desde el suelo a la base del talón y 26mm a la base de los metatarsos. Esto da un drop resultante de 5mm (efecto de la curvatura aparte). Eso en el acabado de hombre, porque en el de mujer, a pesar de tener el mismo drop de 5mm, las alturas varían en 1mm siendo éstas de 30/25mm respectivamente.

Que la mediasuela sea voluminosa ya pega con una zapa que busca ayudar a reducir la fatiga y que esto colabore en poder recorrer mayores distancias. La gran amortiguación es una característica importante en este caso y por eso el material utilizado es Flytefoam™. Presentada en sociedad como parte ASICS Metarun (otra bestia parda de la marca japonesa, otro House of Technology de 250 eurazos), la tecnología Flytefoam™ de esta Glideride™ es nada menos que el resultado de una espuma a la que se adicionan unas fibras naturales que refuerzan la estructura y reducen la fatiga del propio material (entendiendo aquí como fatiga del material una cuestión de durabilidad). El compuesto resultante proporciona amortiguación y un efecto rebote.

La mediasuela muestra dos grandes zonas diferenciadas: una superior y otra inferior a todo lo largo de la planta del pie. La de arriba, como decía, es Flytefoam™, mientras que la de abajo es Flytefoam™ Propel, una variante menos firme que la anterior, pero más suave y con más rebote. Para mejorar la amortiguación, entre medio de ambas, se inserta un disco de GEL®, el conocido sistema de amortiguación de ASICS y que aquí no es tan visible como en modelos tradicionales. Está situado en el borde exterior bajo el talón.

El drop es algo extraño de mencionar ya que normalmente se informa de él en una posición estática. El caso es que en ASICS Glideride™, en parado es una cosa y con el pie bastante basculado hacia adelante la sensación de caída es mucho mayor, por eso hay que coger este drop de 5mm como dato, pero que la sensación en carrera no se parece a nada en cuanto a drops convencionales.

Aquí ya hago asomar la nariz a la suela, ya que su diseño, con una pronunciada curvatura, comienza a separarse del suelo justo al principio de los metatarsos, cosa que provoca que la propia mediasuela haga lo mismo. De hecho, en parado, se puede decir que los dedos de los pies están al aire, ya que no se apoyan en el suelo. El grosor de la mediasuela va disminuyendo aquí hasta desaparecer, lógicamente, en la puntera.

La curvatura del antepie, es propiedad de la tecnología Guidesole™ (quizás pueda parecer cansino tanta mención a diferentes “tecnologías” pero en verdad que hay mucho desarrollo, no sólo en las zapatillas en general, sino en cada parte en particular). Cierto es que la manera cómo se despega del suelo para dispararse hasta casi apuntar al cielo con la puntera es lo más espectacular a la vista, pero no se queda ahí.

Entre los dos materiales de la mediasuela de Glideride™ ASICS ha insertado una placa más o menos rígida, para contener la rotación del tobillo buscando una eficiencia en la carrera en base a una menor flexión. Esta placa rígida es muy visible si se gira la zapatilla y se observa desde la suela, comenzando bajo el puente y llegando hasta la puntera. En paralelo, el centro de masa de la zapatilla se retrasa acercándose algo al talón y favoreciendo que sea más fácil aprovechar la curvatura para balancear el pie hacia adelante. Gracias a todo este proceso que posibilita Guidesole™, ASICS asegura que se logra reducir el trabajo que realizan algunos músculos de la cadena cinética que intervienen en la carrera.

El caucho utilizado es AHAR+™. Es la goma sólida más resistente de ASICS ya que le adiciona carbono para una mayor resistencia frente a la abrasión y el desgaste. Tiene sentido si con esta zapatilla pretendemos llegar más lejos por la vía de la reducción de la fatiga: que se utilice el compuesto más resistente y duradero.

El diseño de los tacos está basado en multitud de formas hexagonales alargadas y con muy poca altura. Esto ya nos dice que su mejor entorno va a ser el de todo tipo de superficies duras como el asfalto, el cemento o las aceras.

UPPER

El upper de ASICS Glideride™ se caracteriza por utilizar una malla de ingeniería construida de una sola pieza. Es la parte más clásica de la zapatilla (en comparación a lo rompedora de su mediasuela-suela).

Esta malla es ligera y transpirable. La parte más abierta la encontramos en la zona de los dedos, donde hay una mayor necesidad de ventilación. En cambio, por los laterales la malla no sólo es más tupida, sino que se ayuda de dos elementos para aumentar en su mayor trabajo aquí: la sujeción.

Estos dos elementos son uno visible: Crossed Stripes, o lo que es lo mismo, el logo de ASICS, que son esas tiras que pretenden dibujar el “zarpazo del tigre”. Bien, esas tiras van de lujo para sujetar esa zona. El otro elemento, el no-visible, es un refuerzo con material termosellado, ya por el interior de la zapatilla. Justo por el otro lado de esas “Crossed Stripes”. Ambos refuerzos están conectados con los ojales de la lazada por lo que, cuando nos anudamos los cordones, tira de ambos laterales dejando el pie bien sujeto.

Hablando de cordones… Son planos y están pasados por seis ojales dejando un séptimo libre al gusto de cada uno. Están pasados por una muy acolchada lengüeta, garantizando que ésta no se desplace.

Ya en el interior de la cazoleta, donde alojamos el tobillo, la espuma en la horma es Ortholite™  que se adapta de manera cómoda al contorno del pie. Ahí alojada se encuentra una plantilla fabricada en EVA™ que va ayudar a mejorar el confort de uso.

Nos vamos a la parte trasera, la del talón, que aún queda un elemento interesante a destacar. Es el contrafuerte donde, aunque por fuera se vea una estructura a modo de refuerzo, la parte del león se la lleva la que no es visible ya que se encarga de estabilizar al tobillo en el momento de impactar contra el suelo. Si se toca la malla por toda la zapatilla se aprecia lo blanda que es… excepto aquí, que es imposible hundirle los dedos, debido a su contundencia.

TEST/SENSACIONES

No sé si porque ya he corrido con ASICS Metaride™ (y el primer impacto a nivel de sensaciones ya me lo llevé entonces), pero al ponerme por primera vez esta ASICS Glideride™, me ha resultado más fácil pillarle el tranquillo.

Lo de pillarle el tranquillo no es una simple expresión. Este tipo de zapatillas, Metaride y Glideride no se parecen a nada que haya probado antes. Aprovechando las comparaciones, encuentro más amable, más fácil de acostumbrase a esta Glideride™ que a la primera de la saga Ride.

Estar parado e inclinarte hacia adelante hace que experimentes una clara caída avante. Otras he probado en el pasado, pero que sólo se limitaban a vaciar de material el antepie, y aunque también caías hacia adelante, no es lo mismo… En Glideride™ se nota que es todo un conjunto el que está enfocado a la pisada del corredor o corredora.

Lo que hay que hacer con Glideride™ es correr. No es una zapa de postureo, ni para estar de cháchara… Parado, de pie sin más, te sientes raro, mientras que corriendo… eso ya es otra cosa, porque la sensación es la buena… ¡esta zapa está hecha para correr! En la introducción ya advertía de ello: no es de postureo, es que sólo sirve para hacerla trabajar.

Y eso se hace bien. Eso sí, me cuesta decir, sólo por sensaciones, como cuánto de mejoría noto. Es un ahorro progresivo en el uso y no las he utilizado más de 1h10’-1h15’ aún (la vuelta de las vacaciones es lo que tiene). Queda pendiente utilizarlas en alguna tirada burra, comparar y pasar por aquí para verificar como cuánto de mejora le achaco en ese tipo de entrenos.

Lo que sí he notado también con respecto a Metaride™ es que ésta es menos radical en las formas que aquella.

CONCLUSIÓN

ASICS Glideride™ es una zapatilla de entrenamiento o (larga) competición que ayuda a reducir la fatiga al correr gracias a una forma característica y al uso de determinados materiales. Está indicada para pisada neutra o plantillera y quienes le sacarán más provecho será quienes busquen correr ahorrando energía mediante un uso prolongado.

Es menos radical que Metaride™, cuya curvatura es más pronunciada y su logro lo basa en una amortiguación que reduce las consecuencias de la carga en el pie producida por el impacto que se da al correr; una suela con una determinada curvatura que entra a trabajar durante la transición de la pisada y se acentúa a medida que el pie bascula hacia adelante; y una placa rígida que ayuda a ahorrar energía al reducir el movimiento de la articulación del tobillo.

Dadas sus características, incluido el diseño de la suela, el mejor lugar de uso será todo tipo de superficie dura, como el asfalto. La tierra sólo si es la de parques o alguna pista sin complicaciones.

El ritmo para ser utilizada sería el propio de una zapa de entrenamiento diario, es decir, el de los rodajes y poco más (para series o competición siempre se pueden mirar zapatillas mixtas o incluso zapatillas de competición). Y precisamente la competición para esta Glideride™ yo la recomendaría especialmente para medias maratones, maratones y más allá y que además no busquen ir al límite. Eso sí, quien quiera utilizarlas en un 5k o 10k tampoco tiene impedimento para ello, y menos con su bajo peso de 280gr en el acabado de hombre y de 230gr en el de mujer.

Precio ASICS Glideride™

ASICS Glideride™, que puede llegar a ser un caramelo para quienes les guste lo más avanzado tecnológicamente en un producto enfocado al rendimiento. Sobre todo comparando el precio, ya que Metaride™ está en 250€, mientras que el precio oficial de ASICS Glideride™ es de 160€.

Puntuación

Puntuación
Calidad/Precio
8.5
Diseño/materiales/durabilidad:
9
Amortiguación
8.5
Grip
8.5
Estabilidad
8.5
Ligereza
8
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad