Inicio El Taller del Corredor Ejercicios para aliviar el dolor de la artritis reumatoide

Ejercicios para aliviar el dolor de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria crónica que puede afectar a las articulaciones, los huesos y los órganos.  Los síntomas de la artritis reumatoide pueden variar de una persona a otra, pero suelen incluir dolor, rigidez e hinchazón de las articulaciones. En algunos casos, la artritis reumatoide también puede causar fatiga, fiebre y pérdida de peso. No hay cura, pero existen tratamientos que pueden ayudar a controlar o remitir los síntomas.

¿Qué no puede hacer una persona con artritis reumatoide?

Cuando la gente piensa en la artritis, suele imaginarse a una persona mayor con una articulación rígida y dolorosa. Sin embargo, la artritis es un grupo de enfermedades que puede afectar a personas de todas las edades, y la artritis reumatoide es una de las formas más comunes.

El dolor y rigidez que origina puede dar como resultado que una serie de actividades no se pueden realizar. Por ejemplo, es posible que no puedan correr o saltar, y que tengan dificultades para realizar tareas cotidianas como abrir una puerta o abrocharse la camisa. O bien, resulta difícil escribir o teclear durante largos períodos de tiempo. Otras personas pueden tener dificultades para caminar o transportar objetos. Así, es importante recordar que cada persona es diferente y que algunas pueden hacer cosas que otras no pueden.

Sin embargo, también hay muchas cosas que las personas con artritis reumatoide pueden hacer. Con la ayuda de la medicación y los cambios en el estilo de vida, a menudo se puede llevar una vida activa y satisfactoria.

Múltiples estudios constatan que el dolor y las molestias asociadas a la artritis reumatoide pueden reducirse haciendo ejercicio con regularidad. Esto se debe no sólo al fortalecimiento de los músculos, sino también a la mejora de la flexibilidad, que proporciona un mayor apoyo a las articulaciones durante los movimientos. Además, puede ayudar a reducir la fatiga, prevenir la diabetes y las enfermedades cardíacas, afecciones que acortan la vida y que suelen acompañar a la artritis reumatoide.

La artritis reumatoide también acelera la pérdida de masa muscular que suele producirse al envejecer. Así que si tienes artritis reumatoide, asegúrate de hacer mucho ejercicio. Puede que no sea fácil, pero sin duda merece la pena.

Ejercicios recomendados para controlar el dolor de la artritis reumatoide

Como hemos dicho, el ejercicio es una parte importante del control de la AR. Puede ayudar a reducir el dolor y la rigidez, aumentar la movilidad y mejorar la salud en general. Sin embargo, el ejercicio también puede provocar brotes y daños en las articulaciones si estas estan especialmente dañadas, como la cadera y/o rodillas, por lo que es importante saber cómo hacer ejercicio de forma segura con la AR.

En general, las personas con AR deben centrarse en actividades de bajo impacto que no ejerzan demasiada presión sobre las articulaciones. Caminar, nadar y montar en bicicleta son buenas opciones.

También es importante calentar antes del ejercicio y enfriar después para evitar lesiones. El entrenamiento de fuerza es otra forma estupenda de mantenerse activo con la AR, ya que ayuda a desarrollar la musculatura alrededor de las articulaciones y a protegerlas de mayores daños.

Con un poco de planificación cuidadosa, las personas con AR pueden disfrutar con seguridad de los muchos beneficios del ejercicio. Veamos los ejercicios recomendados para personas con artritis:

Ciclismo


El ciclismo es una forma estupenda de hacer ejercicio, y tiene algunos beneficios adicionales si se padece artritis reumatoide. La naturaleza de bajo impacto del ciclismo significa que no pondrá demasiada tensión en sus articulaciones, y el movimiento rítmico puede ayudar a reducir el dolor y la rigidez. El ciclismo es también una forma estupenda de mejorar la salud cardiovascular, lo cual es importante para las personas con artritis reumatoide, ya que tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Así que súbete a la bicicleta y disfruta de sus beneficios, tanto para su artritis como para tu salud en general.

Ejercicio acuático


El ejercicio acuático es una forma de actividad física que se realiza en el agua. Natación o aquaeróbic pueden proporcionar alivio del dolor, la mejora de la amplitud de movimiento y el aumento de la fuerza muscular.

En este estudio (1) abordan la efectividad de la hidroterapia en el tratamiento de la artritis reumatoide concluyendo que la hidroterapia tiene una función positiva en la reducción del dolor y la mejora del estado de salud de los pacientes con AR en comparación con ninguna intervención o con otras intervenciones a corto plazo.

Por estas razones, el ejercicio acuático es una excelente opción para las personas con artritis reumatoide.

Ejercicios de fuerza


El entrenamiento de fuerza ayuda a desarrollar la musculatura y a proteger las articulaciones al proporcionarles apoyo y estabilidad. También puede ayudar a mejorar la amplitud de movimiento y aumentar la flexibilidad.

Para las personas con AR, el entrenamiento de fuerza es una parte importante del mantenimiento de un estilo de vida saludable. Un entrenador puede desarrollar un programa de entrenamiento de fuerza seguro y eficaz que satisfaga tus necesidades individuales. Además, el ejercicio regular puede ayudar a reducir el dolor, mejorar el estado de ánimo y aumentar los niveles de energía. Así que si tienes AR, no dejes que te impida ponerte fuerte.

Caminar


Caminar es una forma estupenda de hacer ejercicio y tomar aire fresco, y resulta que también puede ser útil para la AR mejorando la flexibilidad de las articulaciones, aumentando la amplitud de movimiento y reduciendo el dolor. Además, caminar es una forma de ejercicio de bajo impacto, lo que significa que es suave para las articulaciones. Da una vuelta a la manzana: ¡puede que te ayude!


1-Bartels EM, Lund H, Hagen KB, Dagfinrud H, Christensen R, Danneskiold-Samsøe B. Ejercicio acuático para el tratamiento de la osteoartritis de rodilla y cadera.  Base de datos Cochrane Syst Rev. 2016;3:CD005523.

2-Hall J, Skevington SM, Maddison PJ, Chapman K. Ensayo aleatorizado y controlado de hidroterapia en la artritis reumatoide Res. para el cuidado de la artritis. 1996;9(3):206-15.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad