Inicio Noticias & Blog Andar con 62 años 17 kilometros a una media de 7’43″/km

Andar con 62 años 17 kilometros a una media de 7’43″/km

No sé para ustedes. Para mí ese ritmo andando es casi volar y con este texto pretendo compartirlo con ustedes para que me den o no la razón o para que hagan la prueba del ritmo al que hay que ir andando para bajar de 10 min. el km. 

El día amaneció así. A veces, los días amanecen a través de un grupo de Whatsapp que es como un despertador al  que hay que saber acercarse y del que hay que saber alejarse.

Esta es una historia anónima y como tal la voy a tratar. Sus personajes serán X e Y, sobre todo X que es quien hizo la machada esta mañana.

Cuando encendí el teléfono, X ya había vuelto a casa. Había empezado a andar a las 6.48 de la mañana ida y vuelta desde casa hasta la Puerta del Sol. Según el GPS le salieron 17,73 kilometros en 2h16m53seg, a 7,43/km de media: espectacular.

Y también es un madrugador impenitente los siete días de la semana. Un hombre que se ha bebido el Nilo corriendo, que ha batido todos los récords habidos y por haber y que ahora, a dos meses de cumplir los 65 años, está lesionado. La culpa no sólo es de la edad. También del confinamiento del que salió con una rueda pinchada

Pero eso no es suficiente para retenerlo en casa.

Hoy, Y empezó a caminar a las 6,15 de la mañana desde casa hasta El Retiro, donde cualquiera sabe las vueltas que dio. Sí vemos que su reloj marcó 16,40 kilometros en 3h00m01seg a una media de 10’59/km.

¿A qué viene todo esto? ¿Acaso me he vuelto loco?

Si sé explicarles lo que pretendo contarles creo que no, que escribiendo uno puede volverse loco: sería como perder los mandos del volante.

Y, en realidad, lo que pretendo contarles es que a buena parte de los integrantes de ese grupo de Whattsap les ha parecido una locura que X pudiera hacer con 62 años 17,73 km esta mañana a una media de 7,43 cada uno.

Dos cosas.

-Eso casi es correr -discrepó la mayoría.

-Tu GPS debe estar mal.

Es más, este último fue el motivo por el que Y, que defendía esa idea, colocó la fotografía de lo que hizo él esta misma mañana. No tenía nada que ver. Su reloj descubría que, en 45 minutos más andando, le salía un kilómetro menos. Y, sinceramente, Y no es un tipo sospechoso de ir despacio a ninguna parte.

Hablamos de un hombre que lleva toda la vida mirando el reloj, marcando los tiempos de paso.

Por último, yo. Soy un tipo que no pinta nada en esta historia pero ¿saben lo que ha pasado? Como desconozco realmente los ritmos que pueden salir andando, he bajado esta mañana para conocerlos.

He empleado un circuito que tengo medido al milímetro para correr de 600 metros justos. He hecho andando 5 vueltas, 3 km justos que me salieron en 26’57” a casi 9 min/km.

Después, he entendido que aquí había una historia que contar.

Me he dado cuenta de lo que significa andar a 7’43″/km durante más de 17 km.

Y con este relato lo que pretendo es invitarles a ustedes al debate entre otras cosas porque no todo es correr. También hay otras posibilidades y andar es una de ellas.

Es más, a veces estás lesionado y no puedes correr pero sí puedes andar y es una válvula de escape fabulosa frente a la inactividad.

No hay más que leer a Y o escuchar esos audios suyos en ese grupo de Whatsapp, donde se ha convertido en uno de los principales protagonistas, y eso que aún no de ha jubilado: 31 de julio.

Después de todo esto, ya sólo me falta añadir que X es un tipo que me ofrece una confianza extrema. Fue un maratoniano valiente al que un día de hace casi 10 años le dio un infarto del que se recuperó espectacularmente: ya no puede pasar de las 140 pulsaciones pero doy fe de que las amortiza espectacularmente cuando baja a entrenar.

Verle es salud.

Una prueba rotunda de disciplina a la hora de comer y de vivir. Ahora, por precaución frente a los contagios, lo mas tarde que sale a correr o a caminar es a las 7 de la mañana: ni un minuto más tarde.

Y también es un elemento de museo. Un tipo que, después de tres horas caminando, se sube a la bicicleta elíptica que tiene en casa y que se la compró para amortiguar los efectos del confinamiento: no podía ser de otra forma en su caso.

X e Y no se parecen en nada o se parecen en mucho: cualquiera sabe. A los sesenta y tantos años gastan la misma talla de pantalón que a los 18. Pero seguramente si algo les atrajo a este grupo de Whatsapp, además de vivir en el mismo barrio, fue que los dos son incapaces de vivir sin moverse.

El reloj ya es una parte más de ellos, de su vida. Y a veces origina debates espectaculares como el de esta mañana. Desde aquí, les invito a echarnos una mano y a comprobarlo por ustedes mismos, entre los que imagino que los habrá capaces de andar por debajo de 7,43/km durante 17 km

Pero ya les advierto que no es fácil.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad