Inicio Noticias & Blog Ana Peleteiro: ahora que ya estamos más tranquilos

Ana Peleteiro: ahora que ya estamos más tranquilos

| AFP
Hoy se cumple un mes de la medalla olímpica de Ana. Un día que resume muchos días desde que la vimos recoger el Premio Princesa de Asturias con 16 años. “La vida me puso muchos obstáculos…, pero los límites los fijé yo”.

Ahora que ya estamos más tranquilos.

Ahora que ya ha pasado un mes de la medalla de Ana Peleteiro y que aún parece que fue ayer.

Recuerdo que fue  domingo, 1 de agosto, mediodía en España.

Entre todos entendimos lo más importante.

Que Ana Peleteiro, antes de ser medallista olímpica, ya había aprendido a dominar el tiempo.

Eligió un momento único para acercarse a los 15 metros.

Resolvió su vida deportiva a los 25 años.

Pase lo que pase a partir de ahora, Ana Peleteiro ya siempre será una estrella.

Ya lo era, en realidad, antes de llegar a Tokio.

A los 16 años se proclamó campeona mundial junior de triple salto en Barcelona 2012 y el jurado la reconoció con el premio Princesa de Asturias a la mejor deportista joven.

Luego, vino un tiempo confuso (es verdad).

Recuerdo que, cuando uno escuchaba el nombre de Ana Peleteiro, se acordaba de aquella máxima del atletismo que casi nunca se equivoca: “De los medallistas junior sólo llega a triunfar un 30 o 35% en la élite”.

Pero es lo que da más mérito a todo esto.

Ana es una mujer que ha vivido varias vidas y que hizo uso de su posibilidad de reinventarse. En su antebrazo figura el tatuaje de una leona que, según ella, representa “la fuerza, la supremacía”.

Justo todo eso que entonces, en el verano de 2012, parecía propiedad de aquella niña que hasta se permitió el lujo, aun teniendo la mínima,  de rechazar ir a los Juegos de Londres.

Pero luego pasó lo que les decía.

Su nombre desapareció de la élite y nos hizo pensar y nos hizo temer por ella.

Cambió de ciudad y de entrenador con una frecuencia que, desde la distancia, no invitaba a pensar lo mejor.

Recuerdo leer el ataque de ansiedad que le entró a aquella niña prodigio en el hospital cuando se enteró de que un accidente doméstico le alejaba de ir al Mundial de Pekín 2015.

Tenía 19 años y parecía que el tiempo se escapaba sin dar explicaciones como pasa con las cosas que no tienen explicación.

Pero siempre nos queda la posibilidad de no darnos por vencidos.

Ana prefirió hacerlo así y hoy su lenguaje es una parte más de su fortaleza.

Hay una vieja frase suya en Twitter, que retrata sin cobardía lo que da de sí su vida:

“La vida me puso muchos obstáculos…, pero los límites los fijé yo”.

Ana Peleteiro encontró la llave de su destino como la niña que fue campeona del mundo a los 16.

“Una gota de agua puede romper una piedra no por su fuerza sino por su constancia”, ha escrito ella misma.

Encontró la paz necesaria en la silenciosa Guadalajara, donde tiene un entrenador Iván Pedroso, nueve veces campeón del mundo en longitud, que es un mito cubano que cada día se levanta cantando:

“Si te gusta lo que haces no tienes barreras”.

Y es un mensaje que también vale para  nosotros

“Hay días buenos y días malos en los que es mejor sentarse y pararse a pensar”, añade Pedroso.

Y yo mismo me paro a pensar mientras escribo.

Y vuelvo a entender que he escrito de lo mejor de lo mejor que existe en el atletismo (una medalla olímpica) y que todos los abrazos siguen siendo necesarios.

Ana Peleteiro ha esperado nueve años. Los ha sabido esperar hasta que ya no podía esperar más.

Ana Peleteiro es ahora una mujer de 25 años con una autoridad imponente sobre sí misma que sólo podía acabar este verano en el podio de los JJOO.

El gran Jonathan Edwards igual se  acordó de esa niña del 2012 a la que dijo:

– Sigue así, Ana, sigue así.

Y Ana siguió.

Y descubrió que seguir también es superar obstáculos.

Y nosotros entendimos que esta es una de las misiones del tiempo.

La de ayudarnos a valorar más las cosas y a reforzar el recuerdo de la gente, que nos dio un rato de felicidad tan grande.

Y en el verano de 2021 Ana Peleteiro Brion fue una de ellas.

Un mes después todavía lo estoy sintiendo como si acabase de ocurrir.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad