adidas Ultraboost

adidas Ultraboost

5775
0
Compartir
adidas ultraboost review y opiniones

Tenemos el análisis de la nueva adidas Ultraboost, la última entrega de esta zapatilla que sorprendió a propios y extraños en su lanzamiento en Nueva York por todo lo alto, hace ahora justo 3 años. En este tiempo adidas Ultraboost se ha consolidado como una zapatilla principalmente de entrenamiento, pero con un diseño muy logrado y la versatilidad suficiente para ser utilizada en diferentes situaciones. Entre muchas ventajas, una suela que se desgastaba demasiado pronto ha sido la única pega en este camino iniciado en 2015. Pero eso fue algo a lo que adidas puso rápido remedio con un raspado de aquellos diminutos tacos del acabado original. En eso consiste la evolución a mejor de cualquier modelo.

Además, adidas no se ha cortado un pelo con Ultraboost para construirla a utilizando ARAMIS, el sistema de análisis de movimiento en 3D también utilizado, entre otros, por la propia NASA. Con ARAMIS adidas analiza el movimiento de los atletas y en el caso que nos ocupa, el movimiento del pie con tanto detalle que registra incluso variaciones en la piel. Del análisis de esos movimientos nacen zapatillas que se ajustan a la perfección al pie en cualquier fase de la pisada.

De hecho, Ultraboost da nombre a toda una gama. También existe Ultraboost ST y su acabado con control de estabilidad para corredores y corredoras con problemas con la pronación. También otros perfiles que permiten modelos como adidas Uncaged, con un aspecto más urbano, adidas Ultraboost Laceless (sin cordones) o adidas Ultraboost All Terrain, para trail running, por poner algunos ejemplos.

Ahora upper, mediasuela y suela se combinan para una zapatilla cuyo aspecto es elegante, vestible incluso, y que esconde toda una retahíla de las mejores tecnologías de la marca alemana. Comenzando por el compuesto Boost™, presente en la mediasuela, y que le permite participar con una Edición Limitada de Ultraboost en el Pack de Celebración. Lo hace junto con Energy Boost y Energy Boost OG, con que adidas celebra la efeméride de 5 años de la creación de Boost™ como uno de los mejores compuestos para mediasuela de siempre.

Análisis adidas Ultraboost

Mediasuela

La mediasuela de adidas Ultraboost está construida 100% con Boost™. Como definición rápida tenemos que explicar que Boost™ es un compuesto que permite amortiguar la pisada, y por tanto, que las articulaciones y musculatura sufran menos por el impacto provocado al contactar contra el suelo al correr. Pero Boost™ no se queda ahí, además permite que parte de la energía liberada por ese gran impacto retorne, en forma de rebote, facilitando así lanzar la siguiente zancada, y la siguiente, y la siguiente…

Para explicar cómo logra adidas esto, hay que decir que Boost™ lo desarrolla junto con la empresa química alemana BASF. Dicha empresa utiliza un compuesto llamado Infinergy que es un poliuretano termoplástico expandido. La presentación a la vista es granulada, en una especie de bolas de unos 5mm de diámetro unidas entre ellas y que encierran diminutas burbujas de gas que son unas de las responsables de la alta capacidad de rebote.

En el acabado masculino, la altura de la mediasuela es de 29mm en la zona del talón y de 19mm en el antepie. Esto da como resultado un drop de 10mm (la diferencia entre ambas alturas). En cambio, en el acabado femenino, la altura es de 27,5mm y 17,5mm respectivamente. El drop, eso sí, es el mismo en la zapatilla de mujer que en de hombre: 10mm.

Al girar la zapatilla, podemos observar Torsion System®, que es una tecnología que, trabajando la transición de la pisada del talón hacia la parte delantera del pie, colabora en la estabilidad y flexibilidad de ese movimiento.

Suela

La suela de la nueva Ultraboost está construida en su totalidad por Continental AG, la marca alemana de neumáticos. La configuración de la misma se realiza tomando de base un taqueado formado por multitud de unidades de tamaño medio o pequeño que se van a encargar que Ultraboost se agarre al firme proporcionando la tracción necesaria.

adidas ultraboost baratas

El tipo de caucho utilizado es del tipo Stretchweb, sólo utilizado en modelos de gama alta y que se caracteriza por no solo su durabilidad, sino por su gran elasticidad y adaptabilidad al terreno. Su elasticidad ayuda a Ultraboost a ser más flexible. También, por ende, a que la amortiguación tenga un pelo más de suavidad.

adidas deja enormes huecos vacíos entre tacos. De esta manera potencia la elasticidad mencionada antes, y también la ligereza, pues Ultraboost se desprende de material que no va a utilizar porque apenas va a tocar el suelo ya que los tacos serán quienes realicen esa función.

Este tipo de suela está pensado para trabajar de manera eficiente en superficies duras como el asfalto. No significa que no vaya a trabajar bien por superficies de tierra como un camino o sendero, pero sin duda va a durar siempre más por el asfalto, o cemento o aceras, que por la tierra.

Upper

Lo que más distingue al upper de adidas Ultraboost es la renovación de la malla Primeknit. adidas ha buscado en la nueva construcción mejorar la comodidad, pero también todo el ajuste en conjunto. La malla es ajustada, pero también elástica, envolviendo al pie de manera cómoda pero eficiente. Para contener al pie, adidas vuelve a utilizar las tres tiras imagen de la marca que bajan por ambos lados de la zapatilla. El recurso en simple pero efectivo: cuando se cierra la lazada, los cordones tiran de las tres barras-logo adidas de cada lado y se cierran sobre el pie sujetándolo con contundencia.

Se han recuperado los orificios de ventilación originales ya que vuelven a la parte superior y delantera de la zapa. Son fácilmente visibles pues tienen forma cuadriculada entre el resto del tejido. Aunque no sea visible, pero sí apreciable al tacto si introduces la mano hasta la puntera de la zapa, existe un refuerzo sintético por el interior que va a permitir mejorar la durabilidad justo donde los dedos pudieran llegar a contactar con el tejido.

En la zona del talón destaca Fit Counter. Todas las marcas desarrollan esta pieza (cada una le pone su nombre) que, al final, se encarga de estabilizar el tobillo, especialmente en el momento de impactar contra el suelo. La gracia del Fit Counter de Ultraboost es que tiene un rebaje, o hueco, en la zona central del talón dejando completamente al descubierto el talón de Aquiles. Éste es exactamente el objetivo de adidas: liberar de presión el Aquiles, cosa que es muy agradecida por esta parte del pie, especialmente por quienes suelen sufrir dolencias aquí. El interior de Ultraboost destaca por tener el interior de la cazoleta rematado con una combinación de espuma y tejido muy, pero que muy, confortable. Del mediopie en adelante, el interior es el propio tejido PrimeKnit, sin ningún tipo de forro, excepto la protección interior de la puntera que comentábamos antes.

Lengüeta como tal no existe ya que Ultraboost tiene una estructura tipo botín. Eso sí, lo que debería ser la parte más alta de la lengüeta, sobresale tanto o más que una convencional. Lo mismo pasa en el talón. Esto es así porque funcionan a modo de tirador cuando introducimos el pie en la zapatilla.

La plantilla es muy fina, apenas 2,5mm, pero efectiva.

Un dato ecológicamente interesante es que el upper de la versión Parley de Ultraboost está fabricado a partir de una mezcla de plástico recuperado del océano y poliéster reciclado, también de botellas de plástico.

TEST/SENSACIONES

Al ponerte las nuevas adidas Ultraboost 2018 la sensación es de comodidad extrema. Creo que si te las pusieras con los ojos cerrados pensarías que es otro tipo de calzado, no de correr. Es sencillamente espectacular: el upper se coje a la forma del pie sin presión ninguna y el boost de la mediasuela hace que sea muy mullido ese primer contacto. Si juegas a presionar para abajo, notas el boost cómo se deforma y recupera la posición de manera muy suave.

Pues corriendo lo mismo. Como si llevaras unas zapatillas de estar por casa (hablando en términos de comodidad, claro). Vas bien dando igual si vas lento, como si vas algo más rápido, como si vas rápido de verdad. Se comporta de lujo. Esa amortiguación mullida que puede parecer que te vas a hundir con ella, no es así y notas como la zapa va respondiendo en todo momento.

Si las piernas te lo permiten, es decir, si estas entrenado, por las zapas no va a ser en cuanto a tirada larga, porque no se hacen pesadas, ni en el uso, ni en el impacto contra el suelo al correr. Al contrario.

La suela va bien. Mejor en asfalto que en tierra, pero se comporta de manera más que correcta en todas las superficies por donde las he utilizado.

Lo único donde tengo la sensación que le falte contundencia es en parte del upper. Tanta comodidad se basa en una malla que que se adapta al contorno del pie y que es especialmente fuerte en cuanto a sujeción por el medio pie. Pero que en la zona del metatarso, lo que me transmite es que si hago algo el cabra (salirme un día del camino y meterme por algún lugar complicado, donde hay más fuerzas que tiran del pie lateralmente) o alguna prueba con giros cerradísimos (estoy pensando en una milla urbana, por ejemplo, donde pueden haber giros de dirección muy bruscos), quizás se eche en falta esa zona más reforzada.

Pero rodando, lo que es rodando, la verdad es que adidas Ultraboost se comporta de lujo en todos los aspectos.

Conclusión

Adidas Ultraboost es una muy buena opción para entrenamientos de todo tipo por parte de corredores y corredoras de todo el arco de pesos y ritmos. Dada su gran comodidad y amortiguación, es una excelente opción en entrenamientos basados en rodajes. Su peso contenido de 310gr en el acabado de hombre y 268gr en el acabado de mujer, sus 10mm de drop y, sobre todo, su alta capacidad de rebote, la hacen también válida en entrenamientos ágiles o incluso en competición. Si no estamos hablando de ritmos estratosféricos donde quizás sí recomendaríamos otro perfil de zapatilla como adidas adizero Boston, una mixta de lujo, o incluso adidas Adizero Adios, en caso de pretender volar en competición.

El upper es cómodo y permite que el pie quede contenido pero dejándole expandirse en caso necesitarlo, mientras que la suela es perfecta para superficies duras como el asfalto (por tierra va a ser eficiente, pero se desgastará algo antes que por asfalto).

El precio oficial que da adidas a la nueva Ultraboost es de 180€.

Valoración

Puntuación
Calidad/Precio
7.5
Diseño/materiales/durabilidad
8
Amortiguación
9
Grip
8
Estabilidad
7.5
Ligereza
8
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad