adidas ultraboost 19 vs adidas ultraboost

adidas ultraboost 19 vs adidas ultraboost

Compartir

Actualmente hay dos zapatillas con el nombre Ultraboost en el mercado. Ambas de adidas, por supuesto, y tienen algún matiz entre ellas. Vamos a intentar destacarlos por si estás pensando en adquirir alguna y no tienes claro qué las diferencia. Por si no las has visto antes, decirte que Ultraboost 19 es la blanca en las fotos y Ultraboost, la roja.

Para empezar la última en llegar ha sido Ultraboost 19. La hemos explicado con detalle en adidas Ultraboost 19, análisis completo. La otra, más veterana y con mayor recorrido es adidas Ultraboost, a la que también dedicamos una revisión a fondo.

Ultraboost 19

En ambas el material estrella es Boost™, un compuesto que permite recuperar parte de la energía liberada al impactar contra el suelo al correr, aprovechando su alta capacidad de rebote. La primera zapatilla de adidas en incorporar Boost™ en la mediasuela fue Energy Boost, algo que supuso un punto de inflexión importantísimo en la marca alemana y vía de entrada para posteriores modelos dado su brutal éxito entre la comunidad runner.

adidas ultraboot

En ambas se utiliza en la suela un caucho especial fabricado por Continental®, la prestigiosa marca alemana de neumáticos. Hay más modelos que utilicen goma sólida procedente de marcas de fabricantes de ruedas, especialistas en materiales resistentes y muy adherentes, dos cualidades imprescindibles en modelos de alta gama. Lo que hace especial el utilizado en ambos acabados de Ultraboost es que es éste caucho es del tipo Stretchweb, que es mucho más flexible y adaptable, permitiendo hacer su trabajo pero devolviendo una mejor sensación de contacto con el suelo al correr.

¿Y si comparten tanto dónde está la diferencia? Pues en la construcción general, en el diseño.

Aunque a simple vista tienen bastante parecido, hay que reconocer el mérito de los diseñadores de adidas por lograr un producto con matices diferentes, en Ultraboost 19, respecto a Ultraboost sin que externamente se aprecie.

Para empezar, en adidas Ultraboost 19, la marca alemana ha querido remarcar que ha recodificado la zapatilla. De hecho ha pasado de tener 17 elementos o piezas para la construcción de la Ultraboost previa a menos de 10 en Ultraboost 19. Pero los matices en la construcción son los que han hecho que quienes la hemos probado nos haya sorprendido gratamente por el resultado obtenido.

Así como adidas Ultraboost la hemos definido como una zapatilla de entrenamiento diario versátil (que la puedes utilizar tanto para entrenar normal, como si quieres hacer algún día algo más nervioso con ella, e incluso llevarla a alguna competición), la versatilidad la logra sin ser una clara especialista en nada de ello. De ahí que entre los corredores y corredoras hubiera tantos a quien le gustaba mucho, como a quien se le quedaba corta si realizaba mucho una actividad concreta.

En Ultraboost 19 esto no pasa. Adidas le ha conferido un perfil mucho más claramente ubicable dentro de las zapatillas de entrenamiento diario, con clara vocación de acumular kilómetros con todas las garantías. El Boost utilizado está mejorado (el aspecto puede ser el mismo, pero el manejo de las cápsulas de Infinergy ha evolucionado) y además se ha añadido un 20% más de material.

Aquí está, pues, una de las diferencias, la mayor bajo mi opinión, entre ambos modelos: Yo utilizaría Ultraboost para cualquier cosa, y más tirando a ocasional, sin una voluntad de estrujarlas durante mucho tiempo o intensidad (un corredor urbano, de salidas o quedadas esporádicas, para ir bien calzado) y utilizaría Ultraboost 19 para un tipo de entrenamiento más continuado, con mucho volumen en tiempo o en distancia y con todas las garantías de ser ése su gran cometido.

Otra de las diferencias la encuentro en el upper. En ambas la sujeción existe, teniendo la sensación de comodidad como quien viste sólo con un calcetín. Esto a nivel de comodidad es bueno, pero a un uso intensivo, donde fuerzas más la zapatilla, encuentro que la construcción de Ultraboost 19 sujeta de manera más contundente el pie, cosa que me vuelve a hacer pensar que si mi uso de las zapas va a ser menor que mayor, me voy a decantar por Ultraboost y, en cambio, si mi uso va a ser mayor que menor, me voy a decantar por Ultraboost 19. Quizás por la nueva configuración del contrafuerte que sujeta el tobillo, ahora en 3D, pero es cierto que el pie se nota más protegido para realizar cualquier sesión.

Otra gran diferencia la encuentro en la suela. Utilizan el mismo compuesto, pero el diseño y distribución de los tacos creo que está más orientado a la durabilidad en Ultraboost 19 con respecto a Ultraboost. Y tiene lógica, si se ha logrado un producto capaz de acompañarte durante muchos kilómetros con garantías.

Ninguna de las dos es trotona, ni un tocho. En ambas el feeling es bueno en cuanto a mover la zapatilla. A veces se relaciona a zapatilla de entrenamiento diario con una zapatilla más robusta y/o pesada. Esto no es así en la familia Ultraboost, y lo demuestra el hecho de que en esta comparación de zapatillas que devuelven diferente feeling ambas pesan prácticamente lo mismo, tanto en hombre como en mujer.

Yo creo que escogería Ultraboost, la “clásica”, sólo en caso de necesitar una zapatilla cómoda, con muy buena amortiguación, con un buen aspecto gracias a su diseño y que me valiera un poco para todo, sin que me importara que no sea especialista de ninguna disciplina en concreto.

En cambio, escogería Ultraboost 19, también si busco una zapatilla cómoda, también con buena amortiguación y también con un buen aspecto exterior, pero que tengo claro que la quiero porque la voy a exprimir en todo tipo de sesiones y con la garantía de saber que me va a responder positivamente, independientemente del volumen del entrenamiento o de la distancia que quiera recorrer con ellas, ya sea corta, larga… o muy larga.

Creo que Ultraboost 19 realmente ha mejorado la familia Ultraboost claramente al ser la primera de esta serie que es fácilmente reconocible por su cometido principal: entrenamiento diario y todo tipo de distancias, incluso las más largas y, ¿por qué no? también en carrera.

Finalmente voy a matizar que, al inicio del artículo me refería a adidas Ultraboost y Ultraboost 19 como si fueran las únicas Ultraboost. Son dos zapatillas hermanas y muy parecidas entre sí, las principales, pero adidas ha fabricado más modelos Ultraboost diferentes, para otros tipos de perfiles, como Ultraboost Parley (sensible ecológicamente hablando), Ultraboost All Terrain (para correr por la montaña) o Ultraboost Laceless (sin cordones). Y para amantes de Juego de Tronos, de Ultraboost (la clásica, una de las que comparamos, hoy) existe una colección especial con diferentes acabados que representan a las diferentes familias que aparecen en esta exitosa serie. Lo puedes ver en Así son las zapatillas adidas de Juego de Tronos

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad