adidas Solar Boost

adidas Solar Boost

3530
0
Compartir
adidas solar Boost review

Analizamos todos los detalles y características de adidas Solar Boost, la gran novedad mundial de adidas Running del momento. Solar Boost ha llegado para sustituir a todo un icono y líder de ventas de la marca alemana como es adidas Energy Boost.

De la nueva zapatilla cabe decir, de entrada, que es muy versátil, con propiedades que nos podrían hacer englobarla en el grupo de las mejores zapatillas de entrenamiento diario. Pero es que también se comporta como una zapatilla de las que se denominan mixtas, que se pueden utilizar tanto para entrenar o competir según le interese al corredor o corredora.

La llegada de Solar Boost supone el lanzamiento más importante de adidas Running desde 2013 cuando presentó y sorprendió al mundo precisamente con Energy Boost. Hace poco nos hicimos eco de esta efeméride analizando la familia de zapatillas Boost que han comenzado este 2018 siguiendo dando guerra al iniciarse aquella franquicia. Decimos “que han comenzado”, porque como decíamos hay alguna que se va a bajar del autobús de la empresa germana. Si hay algún seguidor acérrimo de Energy Boost más vale que corra. Y no sólo los de Energy Boost, sinó también los de Supernova y Response ya que Solar Glide y Solar Drive ya están asomando las orejas…

adidas solar Boost analisis

¿Qué sorprende de adidas Solar Boost?

Pues si como decimos, con la irrupción de la familia Boost en 2013 adidas centró todo su esfuerzo en lograr la mejor mediasuela, ahora es el upper de la zapatilla el que se lleva casi todo el protagonismo.

Adidas Solar Boost cuenta con un sistema inspirado en la propia NASA y algunas de sus tecnologías aeroespaciales ha dado lugar a una nueva manera de trabajar el corte superior de una zapatilla de Running. Ahora es más eficiente y, valga la pena decirlo, más ecológica dada la reutilización de materiales que suponen un problema medioambiental como lo son las redes de pesca abandonadas en el océano.

Un dato que a mucha gente le gusta saber de entrada: el peso se queda en los 295gr en el acabado de hombre y los 244gr en el de mujer.

Muchas cosas para contar, vamos pues con los detalles de esta adidas Solar Boost.

Upper

adidas solar Boost opiniones

Comenzamos por el upper, la parte de adidas Solar Boost que realmente acapara la atención y explicando lo más importante: Tailored Fibre Placemente (TFP), o posicionamiento de fibras personalizado, para entendernos mejor.

La tecnología aeroespacial está enfocada al rendimiento y la eficiencia a todos los niveles. Con TFP, adidas pretende que cada elemento, cada zona, cada milímetro del upper realice una función: su función. TFP constituye una nueva manera de producir un upper, mucho más eficiente en todos los sentidos, desde la producción (generación de menos residuos), al rendimiento.

Este posicionamiento de fibras personalizado consiste principalmente en utilizar un material base al que se le aplican fibras de una determinada manera. Precisamente, para determinar la manera, adidas se vale de un sistema también de la NASA: ARAMIS, para un completo estudio biomecánico. Con ARAMIS se utilizan una serie de cámaras de precisión ultrarápidas que, en conjunto, son capaces de tomar miles de fotografías por segundo de las zancadas y de todas las fases de la pisada, que realizan corredores en el laboratorio. Son capaces de detectar incluso leves movimientos de la piel y permiten, en definitiva, diseñar soluciones más precisas.

A ese material base se le aplican fibras siguiendo un patrón elaborado por ordenador. Son una serie de hilos que una máquina teje sobre la base incial, aplicando un patrón donde se ha decidido la presión exacta que se va a dar en cada punto concreto en función de otorgar mayor sujeción, elasticidad o transpirabilidad. Es fácil entender que de esta manera se tiene un mayor control de la personalización durante la producción.

Otro aspecto que encontramos la tecnología TFP es que permite utilizar el material justo y necesario por lo que a nivel de peso es otra mejora. Además, a través de la fundación Parley, una organización medioambiental que lucha contra la contaminación de los plásticos en los océanos, adidas se nutre de elementos como redes de pesca recuperadas para reciclarlas en productos suyos y esta zapatilla es uno de ellos al estar presente en la construcción del TFP.

En adidas Solar Boost encontramos un diseño modular. Es decir, es diferente la parte delantera de la del mediopie. Si en la zona media ya hemos explicado que hilo y fibra son los protagonistas, en la zona delantera encontramos una malla más clásica, parecida al Tech-Fit de Energy Boost. Esta malla utiliza otra tecnología, llamada Aquatech Print, consistente en unas líneas transversales, y que aportan un soporte adicional, para evitar movimientos inestables.

Los cordones son planos y pasan por unos escasos 4+1 ojales. Decimos escasos en cuanto a número, aunque después, en la parte de test, ya veremos que la sujeción no se ve penalizada por este punto.

En el interior, encontramos una lengüeta acolchada, Está cosida al cuerpo de la zapatilla por los laterales, por lo que queda fijada sin riesgo de desplazarse. Aun así, adidas mantiene la tira por donde le pasan los cordones. Vamos, duda ninguna de que no se vaya a mover. Por el interior de la cazoleta encontramos también un acolchamiento para abrazar mejor al tobillo. La plantilla, ¡6mm de grosor!, va a proporcionar un extra de confort al pisar.

En el talón encontramos otra novedad que es un Heel Counter modificado, donde se deja más hueco libre al tendón de Aquiles. Además en ese lugar concreto la malla es 4D, es decir, que se estira arriba y abajo, derecha e izquierda, con lo que el ajuste y el confort que aporta a esa parte del cuerpo es máximo. El talón queda rematado a mucha altura en lo que representa una suerte de tirador para ayudar a calzarse.

La horma es algo importante a destacar puesto que adidas la ha hecho algo más ancha de lo que la venía realizando con otros modelos de la familia Boost.

Mediasuela

La mediasuela de adidas Solar Boost está confeccionada principalmente con material Boost.

Éste es un material termoplástico con una serie de propiedades excepcionales. Por ejemplo, es capaz de trabajar en un rango de temperaturas exteriores muy amplias. Desde los 40°C hasta los 20°C bajo cero no pierde propiedades. Eso significa que el material Boost puede trabajar bien en la mayoría de latitudes del planeta. Aunque parezca exagerado, no lo es, puesto que uno de los defectos del material EVA presente en la inmensa mayoría del calzado de correr existente en el mercado, es que a temperaturas elevadas se ablanda, mientras que a temperaturas frías es todo lo contrario: se endurece. Boost pasa por encima de todo eso sin problemas.

La durabilidad de Boost es otro de sus fuertes, por lo que cualquier persona que adquiera unas zapatillas Solar Boost sabe que va a ser capaz de llegar a la barrera de los 1000km de uso sin que pierda propiedades.

Otra característica no visible pero muy importante es la adaptabilidad. Es decir, tomando como ejemplo la primera adidas Energy Boost, en la que se utilizaban hasta 2500 cápsulas Boost en la construcción de la mediasuela, si adidas decidía confeccionar una misma mediasuela pero reforzando zonas concretas, podía, en la misma solución, introducir mayor cantidad de estas cápsulas y además concentrarlas en la zona requerida (y así se obtiene un diseño que, por ejemplo, combata la sobrepronación). La cantidad de más variará según el modelo que adidas fabrique.

Pero volviendo a Solar Boost, observamos una gran pieza que, naciendo a la altura del tobillo en ambos lados de la zapatilla, llega hasta la puntera: Se llama Propulsión Rail y su función es aportar un punto de estabilidad desde el momento en que guía la pisada en todas sus fases. Cuando se impacta contra el suelo, el pie queda contenido por esta pieza que a su vez facilita que transicione hacia delante de manera correcta. Está construida con material EVA, que aquí no participa de la amortiguación.

Hablando de estabilidad, Torsion System sigue siendo quien se encarga de aportarla. Si se gira la zapatilla para observarla desde la suela, es fácil ver esta pieza Torsion alojada a la misma altura que el arco plantar. En Solar Boost está modificada para que en su prolongación, dos palas que viajan por el borde exterior y el interior hasta la puntera, ayuden a que la zapatilla sea más reactiva.

La altura de la mediasuela con respecto al suelo es de 32mm en la zona del talón y de 22mm en la zona del metatarso, tanto en hombre como en mujer. Eso da una diferencia, o drop de 10mm.

Suela

adidas solar boost baratas

En la suela de adidas Solar Boost destacan el diseño Stretchweb y el material Continental®.

Stretchweb es un patrón en red que adidas viene utilizando últimamente en sus modelos de la familia Boost y que tiene bastante aceptación, de ahí que repita. Aunque en Solar Boost se observa una modificación importante en la zona del talón: adidas lo ha estirado hacia afuera (como hacía antaño) para favorecer a aquellos corredores y corredoras que talonean más al correr.

Stretchweb se sirve de tacos de tamaño medio, algo más gruesos en la zona metatarsiana y bastante más en el talón, para una buena tracción, agarre y durabilidad.

El material Stretchweb con el que se construye la suela lo produce el fabricante de neumáticos Continental® y en Solar Boost, como en otros es elástico cosa que favorece la flexibilidad y la adaptabilidad al terreno.

Test y sensaciones con adidas Solar Boost

Con mucha expectación me puse este modelo de adidas Solar Boost. Llevaba tanto tiempo “llegando” que las ganas por probarlas eran muchas.

Y lo primero que noté al tenerlas puestas fue el tema de la horma. Sobre todo en la zona delantera: menos agobio sobretodo en la zona del metatarso/dedos que habitualmente. adidas parece romper la tendencia de todas las marcas estos tres últimos años de ir cerrando las zapas sobre los pies dejando cada vez menos espacio “libre” para que el pie se expanda a gusto. Por otra parte, a los que tengan el pie muy delgado, más de lo mismo para ellos: la notarán más holgada. Más que Energy Boost, seguro.

Al ponérmelas no he notado ni una sola parte de la zapatilla que me apretara de más o de menos. Es un buen comienzo para cualquier modelo.

He estado muy pendiente sobre todo de una parte de la zapatilla: el upper. Lo que se nota es que el quarter panel, o medio pie, va muy bien recogido. A lo que le des con los cordones, pero el upper en esta zona se comporta de manera perfecta. A nivel de sensaciones, el antepié devuelve otro tipo de mensaje. La puntera no va tan ajustada y la malla no da la sensación de estructura del TFP, pero esto es porque adidas ha ampliado la horma, sin más. De hecho, mientras usas Solar Boost, es algo de agradecer, porque si vas bien amortiguado y bien sujeto, el punto de los agobios suele trasladarse al antepié. Pues no, ya que notas como la sujeción se trabaja de diferente manera dependiendo de si es el mediopié o el antepié.

La amortiguación es muy buena. Ya la conocía porque he utilizado o probado una veintena de zapatillas diferentes de adidas con Boost, desde que ya estuve en la presentación de Energy Boost en Madrid en 2013, y no me ha sorprendido en ese sentido. Y al probarla se ha comportado como esperaba y debía ser: amortiguada y reactiva.

A nivel de suela un poco lo mismo que con la mediasuela. Esta zapatilla gasta un patrón que tracciona muy bien en todo tipo de superficies y apenas se desgasta. Se nota que adidas lo ha ido mejorando (también por aprender de sus errores, como el fiasco de la suela de la primera adidas Ultraboost). No la he probado en asfalto mojado, porque no se ha dado, pero a tenor de otras suelas similares, ha de comportarse de lujo. La extensión del talón no la he notado. No sé si porque no se ha de notar o porque no taloneo al correr (a no ser que vaya muy lento), pero que, vaya, su función es luchar contra el desgaste y eso es difícil de apreciar en el mismo momento de correr. Y como desgaste, de estas tres semanas atrás a ahora, la suela sigue prácticamente intacta.

Conclusión

Adidas Solar Boost escenifica que adidas cierra el círculo. Si después de estos años de Boost han conseguido poner lo mejor en la mediasuela y, después también en la suela, con Continental y Stretchweb, ahora redefinen por completo el upper con lo que decíamos que se cierra el círculo abierto hace cinco años con Energy Boost y todo lo que ha venido después.

Adidas Solar Boost es una zapatilla de entrenamiento diario con trazas de mixta. Y a pesar de estar en las cercanías de los 300gr, no es la imagen que transmite.

Zapatilla versátil que vale para cualquier cosa que se le eche: entrenamiento basado en rodajes o tirada, y también fraccionados o series que no sean volando (para el caso de realizar series ultra rápidas ya sería cuestión de una mixta pura o incluso una voladora). Puede ser una muy buena compañera de entrenamiento en ritmos de todo tipo o incluso en competición, eso sí, ya en ritmos medios o más modestos donde el uso de mixtas o voladoras no es opción.

Las alturas de la mediasuela van de los 32mm en el talón a los 22mm en el antepie, por lo que el drop es de 10mm. 295gr y 244gr es el peso en el acabado masculino y el femenino, respectivamente.

El precio de adidas Solar Boost es de 160€ (ver ofertas).

Valoración adidas Solar Boost

Puntuación
Calidad/Precio
8.5
Diseño/materiales/durabilidad
9
Amortiguación
8.5
Grip
8.5
Estabilidad
8.5
Ligereza
8.5
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad