Cómo mejorar mi marca y prevenir lesiones con la ayuda de la...

Cómo mejorar mi marca y prevenir lesiones con la ayuda de la activación muscular

Compartir

Vamos a empezar imaginándonos en una carrera importante para nosotros, para la que llevamos mucho tiempo preparándonos, mucho esfuerzo, sudor y algún que otro sufrimiento. Llega ese día y empezamos más o menos bien, al ritmo controlado que teníamos pensado para hacer nuestra marca. Todo bien hasta que llega un amigo nuestro y nos obliga a ponernos una de esas tobilleras con peso que se usan en los gimnasios. De 2 Kg. Pero además nos da una pequeña mochila en la que llevamos algo para hidratarnos, y algo para comer. 1 kg más.

¿Qué sucede ahora?

Pues resulta que con esos lastres con los que tenemos que correr no somos tan rápidos. Ya no podemos seguir nuestro ritmo, nos cuesta más, así que nos cansamos más, y eso empeora la situación. Además, debido a esa tobillera, es posible que sin querer apoyemos mal. Y eso nos dolerá mañana seguro…. Pero lo peor de todo, adiós a la marca deseada.

Esto es lo que sucede casi siempre que nos ponemos a correr. Pero esas mochilas, tobilleras o pesas, en realidad, son nuestros músculos que se sobrecargan: esos isquios que casi se enrampan, ese dolor en el tendón de Aquiles, o en los peroneos, o en lo que creemos que es el piramidal, incluso en la zona lumbar. Sí… ese exceso de tensión en determinadas zonas se convierte en nuestro lastre, en un inconveniente para conseguir nuestro objetivo.

Pese a que tendemos a ver esas sobrecargas como el origen de nuestros  problemas, no lo son. Ese exceso de tensión muscular es una protección de nuestro cuerpo, un sistema de defensa. ¿Pero… de qué se protege? De zonas musculares que no están tan bien, y no pueden realizar sus funciones de manera óptima, así que el cuerpo envía más tensión a otras zonas, que trabajan en exceso (lo que deben hacer ellas de por sí, más lo que no pueden hacer otras), así que se inflaman, contracturan y duelen. Es lo que conocemos como compensación. Pero esto ahora podemos evitarlo.

Con la activación muscular se es capaz de detectar qué zonas musculares no trabajan de manera correcta: Atención! No estamos diciendo que tengan más o menos fuerza, sino que no se comunican de una manera óptima con el sistema nervioso, así que la capacidad de contraerse de los músculos se ve mermada.

Ahora imaginad que trabajamos en una oficina. Somos un total de 5 empleados: 3 no hacen nada, y los otros dos tienen que sacar toda la faena que hay, que es mucha, así que estos acaban muy estresados y contracturados ya que tienen que trabajar ¡más del doble! Tenemos dos opciones:

1.- Enviar a un masajista para relajar a los que están haciendo más faena de la que les toca, para que puedan seguir haciéndolo

2.- Enviar a alguien que les dé un par de…. Chillidos… a los que no hacen nada para que se espabilen, y así puedan todos trabajar de manera equilibrada, cada cual con su trabajo.

La activación muscular se encarga de esto mismo: encontrar quiénes son los que no hacen nada (o poco), y volverlos a poner en marcha, reconectando esa vía de comunicación entre el sistema muscular y el sistema nervioso, para que cuando les llegue trabajo a hacer, sean capaces de hacerlo de la mejor manera, y así cada cual cumplirá con su parte.

Así evitaremos esas sobrecargas excesivas, y ese trabajo desigual entre unas partes y otras.

Así conseguiremos correr sin esos lastres que nos hacen ser más lentos y sentir dolor.

Así alcanzaremos nuestro objetivo: mejorar nuestra marca, ya que no tendremos ningún enemigo extra.

¿Este tipo de trabajo influye en las lesiones?

Hablaremos de esto en artículos posteriores, pero…por supuesto. Una correcta distribución de las cargas de trabajo que soporta nuestra musculatura en la carrera hace que no se creen tantas inflamaciones, sobrecargas, contracturas, tendinitis e incluso roturas fibrilares, ya que cada cual hace su función. De manera que somos capaces de trabajar mejor (con mejores resultados) y sin poner en peligro nuestro cuerpo. ¿Qué más podemos pedir?

Gustavo C – Director de Activa’m



Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

6 Comentarios

  1. el articulo no explica que has de hacer.
    Es una introducción a lo que suede y porque nos lesionamos, pero no explica en que consiste esa activación muscular

      • Básicamente, la activación muscular trata de detectar de una manera muy específica cuál es la zona o zonas del cuerpo que necesitan mejorar (no es algo únicamente muscular, sino que va un poco más allá), y una vez detectados, se empieza a tratar para mejorar.

    • Abajo comentamos un poco en qué consiste. Más adelante explicaremos más sobre el tema, pero puedes informarte un poco más en nuestra web, o por internet.
      Desgraciadamente, y por suerte, no se te puede decir qué debes hacer, hasta que un profesional no te trata. Cada persona requiere de un tratamiento específico y personal. Sino, se te trataría a ti igual que a otros… Y esa es una de las ventajas y diferencias con otras técnicas o terapias. Que cada persona necesita algo diferente. Sólo hay que saber el qué.

  2. Gustavo te has lucido, nos dejas a todos con la incertidumbre de leer mas sobre el tema. Menos mal que al final del articulo nos evocas a articulos posteriores que si no…

  3. Hola chicos!
    Ciertamente el artículo no “ayuda” mucho sobre qué hacer para que no pase todo eso…
    La verdad es que es muy difícil poder explicarlo de manera concreta, pero por una razón muy simple. No se os dirá que es porque tengáis pies planos, o escoliosis, o una técnica correcta o incorrecta, o si eres pronador o supinador. No se puede generalizar. Cada uno de nosotros somos un mundo, y así debemos considerarnos. Es necesario evaluarnos para saber qué necesitamos, y qué nos falta.
    Hablaremos más adelante sobre la activación muscular, pero por mucho que expliquemos como puede ayudaros a mejorar, hasta que no os traten y empecéis a ver cómo mejoráis.
    Podéis buscar especialistas estéis donde estéis para que os ayuden. O dirigos a nosotros para que podamos redirigiros a personas de confianza en España, que, por suerte para todos, es de los primeros países en el mundo (después de EEUU, donde se originó). Nosotros estamos en Barcelona.
    @ActivamStAndreu

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad