INHUMANOS: Abebe Bikila, el etíope que ‘venció’ a Mussolini 25 años después

INHUMANOS: Abebe Bikila, el etíope que ‘venció’ a Mussolini 25 años después

Compartir
Abebe Bikila, un mito del atletismo mundial

Hasta ahora, en la Radio del Corredor os hemos contado historias de todos los colores. Nos trasladamos a Kenia para conocer más de cerca cómo entrenan los ‘hijos del viento’ de la mano de Marc Roig, que convive cada día con algunos de los atletas más veloces del mundo y nos explicó cosas interesantísimas de la forma de entrenar de los keniatas. Desgranamos también la historia de Dean Karnazes, el hombre al que los médicos no pueden catalogar. Ha llevado a cabo retos que ningún otro ser humano sería capaz de cumplir. El ‘trail runner’ Tòfol Castanyer nos contó de primera mano su doble ‘ultra trail’ Serra de Tramuntana para recaudar fondos en su proyecto ‘Passes per en Pau’. Y un largo etcétera. En nuestra historia del noveno programa de la Radio del Corredor, os descubrimos a uno de los atletas más influyentes de la historia. A uno de esos hombres que han cambiado el curso de las cosas. Se trata de Abebe Bikila.

Bikila, el etíope que un día de septiembre de 1960 irrumpió sin que nadie lo espera en la prueba de maratón de los Juegos Olímpicos y deslumbró a propios y extraños. Se alzó bajo el Arco de Constantino (precisamente desde donde partió el ejército italiano hacia la conquista de su país, Etiopia, 25 años antes) con el primer oro de la historia del continente africano y batió una nueva plusmarca mundial. Por si no fuera poco, Bikila repetiría cuatro años después en Tokio, siendo el primero en la historia en conseguir dos medallas de oro seguidas en la prueba de maratón (después de él solo un atleta lo ha vuelto a hacer).

Abebe Bikila, una historia llena de leyendas urbanas

Pero detrás de las hazañas de Bikila hay muchísimas anécdotas, algunas que pueden considerarse ‘leyenda’ y otras bien contrastadas y que hacen de este personaje un verdadero mito de este deporte. Bikila logró su primer oro en Roma corriendo sin zapatillas, totalmente descalzo (se dice que el elegido por Etiopía para representar al país no pudo participar por lesión y tuvieron que hacer un plan ‘exprés’ para Bikila que le provocó ampollas en los pies por las zapatillas y decidió correr sin). En esa misma carrera, el etíope mantuvo una pugna curiosa con el favorito, el marroquí Ben Abdesselam, quien dice la leyenda que lo escupió antes de rebasarlo a tres kilómetros de la meta. Bikila parece que en ese momento hizo un cambio de ritmo brutal y se impuso en la capital italiana.

En el oro de Tokio ’64 Bikila volvió a hacer historia solo seis semanas después de ser operado de apendicitis. En México ’68 el etíope mostró su única debilidad conocida. Tuvo que retirarse de su tercera maratón olímpica al sufrir mal de altura.

Abebe Bikila: Un accidente que cambiaría su vida

Un año después, Bikila sufriría un accidente en coche (un Volkswagen que el gobierno le regaló tras su oro en Tokio) que cambiaría su vida para siempre. Se estrelló intentando sortear a un grupo de estudiantes en una manifestación y quedó parapléjico. Recibió un homenaje histórico en Munich ’72, cuyo estadio olímpico vio desfilar al africano en silla de ruedas. Un año más tarde fallecería de una hemorragia cerebral producto de las secuelas de un accidente que nunca pudo superar. En su país más de 65.000 personas le brindaron un merecido homenaje capitaneado por el emperador Haile Selassie.

Escucha la historia de Abebe Bikila a partir del minuto 2:20 de los próximos enlaces:

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad