14 claves de una dieta equilibrada

14 claves de una dieta equilibrada

Compartir
pautas de una dieta equilibrada

Volvemos con dos palabras que dan mucho de qué hablar y que hay mil opiniones distintas. En este artículo os voy a dar la mía,  desde el punto de vista de una profesional de la nutrición, por supuesto sin afirmar que es el mejor punto de vista o el correcto, tan solo es mi opinión al respecto. Espero que os ayude a crear vuestra idea propia sobre el tema y os aclare dudas que nos pueden surgir cuando hablamos de dieta equilibrada.

Empezamos por el principio, seguramente si buscamos la definición de dieta podemos encontrar dos definiciones. En la primera, encontraremos que dieta es el control o regulación de la cantidad y tipo de alimentos que toma una persona o un animal, generalmente con un fin específico y también podemos encontrar dieta como conjunto de sustancias alimenticias que un ser vivo toma habitualmente. Es decir, podemos llamar dieta a todo que como seres humanos ingerimos durante nuestro día a día para obtener energía y que nuestro organismo funcione de manera correcta. Hasta aquí es un concepto muy sencillo, ahora bien, lo que no es tan sencillo es saber qué es una dieta equilibrada y como aplicarla a nuestra vida y a nuestro gasto calórico. Aquí ya viene la parte en la que tiene que intervenir un profesional del tema para aclarar lo que es correcto y lo que no, y lo que se puede considerar una dieta equilibrada.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta,  es que el organismo de cada persona es diferente, por lo tanto, cada persona tendrá unas necesidades específicas que deberá de cubrir con su dieta diaria, dependiendo de su metabolismo y de su gasto calórico diario. Lo que puede considerarse una dieta equilibrada para una persona puede que aplicado a otra persona no se considere una dieta equilibrada.

Vamos con un ejemplo para que quede más claro, una chica de 23 años, estudiante, que trabaja los fines de semana, que es activa pero que no practica deporte de manera diaria no necesitará el mismo aporte nutricional que un chico de 23 años que trabaja en la obra y practica triatlones, por lo tanto tiene una actividad física intensa diaria. Son dos personas de la misma edad, pero de sexo diferente y con necesidades diarias completamente distintas por el tipo de actividad que tienen al día. Con esto quiero dejar claro la siguiente idea, no hay una única dieta equilibrada universal que sirva a todo el mundo, si bien existen unas pautas básicas que conforman una dieta equilibrada adaptables a las necesidades concretas:

  1. Beber mínimo dos litros de agua al día.
  2. Reducir al máximo las bebidas con azúcares añadidos, gas y/o alcohol.
  3. Comer fruta y verduras de manera diaria (sin son frescas y de temporada mucho mejor).
  4. Consumir proteínas de alta calidad en las tres comidas más importantes del día (desayuno, comida y cena), como puede ser el pollo, el pavo, el conejo, la ternera, los huevos, pescado blanco, pescado azul, tofu, tempeh y seitán (para aquellas personas que son vegetarianas).
  5. Consumir aquellos hidratos de carbono más beneficiosos para nuestro organismo dependiendo de nuestras necesidades diarias, como pueden ser el arroz basmati, la quínoa, el cuscús, la avena, la pasta integral o  de espelta, el pan de cereales…
  6. Consumir de manera semanal (mínimo una vez a la semana) legumbres: azukis, garbanzos, lentejas y judías blancas.
  7. Utilizar aquellos tipos de cocción que no van a reducir o eliminar las propiedades de los alimentos, como por ejemplo al vapor, al horno, a la brasa o hervido. Evitando así todo lo que es frito o rebozado.
  8. Reducir el consumo de sal, ya que lo que conseguimos es tapar el sabor del alimento y no podemos disfrutar de todos los sabores que nos aportan el gran abanico de alimentos que disponemos.
  9. Evitar las salsas y utilizar más las especies, ya que nos van aportar muchos beneficios a nuestro organismo.
  10. Hacer 5 comidas al día (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena), no dejando entre cada comida más de tres horas de diferencia.
  11. Ser capaces de llevar un orden a lo que nuestra alimentación ser refiere, programar los menús y plantear bien las listas de la compra.
  12.  Buscar información de fuentes fiables o si se tiene una duda acudir a un profesional y no acudir a internet o a las RRSS sociales para solucionarlas.
  13. Evitar todos aquellos alimentos que son congelados, o que viene precocinados y/o envasados, como las patatas fritas, pizzas/verduras congeladas, todos aquellos platos que tan solo hay que meter al horno o al microondas y ya están listos para servir, bollería industrial, etc…
  14.  Tener paciencia y conocer nuestro organismo, porque no hay nadie ni nada mejor que nosotros mismos para saber que nos sienta bien, que nos sienta mal y que necesita nuestro organismo.

Si partimos de todas estas bases para nuestra dieta y las adaptamos a nuestras necesidades,  podremos decir que tenemos una dieta equilibrada. Y lo que siempre digo, lo mejor,  es acudir a un especialista para que te aconseje y te diga la dieta equilibrada que necesita tu organismo adaptada a tu día a día y a tus necesidades.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

2 Comentarios

  1. Para llevar una dieta equilibrada lo mejor es una combinación de alimentos adecuados, tanto carnes, vegetales, pescados y demás… Para Llevar a cabo una dieta equilibrada con exito se debe tener una información adecuada para lograrlo, recomiendo documentarse para hacerla de forma adecuada. espero que mi opinión sea de ayuda.

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad