El Papa Francisco hizo este miércoles un llamamiento a un cambio en el enfoque de la Iglesia Católica hacia la homosexualidad y dijo que los obispos en particular deben ser acogedores y mostrar respeto.

El Papa Francisco: "La homosexualidad no es un delito, es una condición humana” (leer noticia)