A esta hora se sigue pendiente del incendio que afecta a la localidad gerundense de Castell de Aro, en plena Costa Brava. El fuego obligaba esta tarde a desalojar dos urbanizaciones, y a evacuar algunos hoteles. El incendio se ha desatado a la una de la tarde y mantiene trabajando a 85 dotaciones de bomberos. El origen de las llamas está en las montañas de Les Gavarres, en el interior, pero tan cerca de la costa que el fuego ha obligado a evacuar a 350 personas entre urbanizaciones, hoteles, masías y hasta un campo de golf que, afortunadamente, ha hecho de cortafuegos. A esta hora el fuego sigue descontrolado y preocupan varios focos secundarios que devoran cuanto encuentran por el flanco izquierdo del incendio.

Un incendio en Girona obliga a evacuar a 300 personas de un 'resort' y un hotel (leer noticia)