Sergio Ramos desveló su versión sobre la salida del Real Madrid, dejó claro que su adiós no se debe a razones económicas y que tras una largas negociaciones, cuando aceptó la oferta que tenía sobre la mesa por un año con rebaja salarial, el club le comunicó que había "caducado" y se debía marchar. "El club me hace una oferta de un año con bajada de salario, quiero recalcar y dejar bien claro que el dinero nunca fue un problema, el presidente de mi boca ya sabía los últimos meses que lo mío no fue económico. Era un tema de años, me ofrecían uno y yo quería dos por tranquilidad. Era lo único que he pedido", manifestó en su rueda de prensa de despedida. "Llegados a este punto, en esta situación, en las últimas conversaciones acepto la oferta con la bajada de salario y se me dice que ya no hay oferta, dentro de un plazo hasta el 30 de junio que sigo siendo jugador del Real Madrid. Se me comunica que aún habiendo dado el ok a la última oferta que había sobre la mesa, tenía una fecha de caducidad y yo no me había enterado", añadió

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil