La consejera de Bienestar Social de Castilla-Mancha, Bárbara García Torijano, ha manifestado la voluntad de la Comunidad Autónoma de secundar la modificación de la ley de extranjería para el reparto de los menores migrantes, unos 6.000 en estos momentos en Canarias. La representante del Gobierno regional presidido por el socialista Emiliano García-Page ha puntualizado, eso sí, que debe intentarse implicar en mayor medida a las autoridades europeas.

Castilla-La Mancha secunda la modificación de la ley de extranjería y pide implicar a Europa (leer noticia)