El modelo de financiación de Cataluña se ha convertido ya en la principal cuestión encima de la mesa de negociación para la investidura del socialista Salvador Illa. Sin embargo, está por ver hasta qué punto se pueden poner de acuerdo ERC y PSC, que de momento mantienen posiciones dispares respecto la cuestión. ERC ha bautizado su demanda como una financiación singular, aunque su planteamiento es el mismo que el concierto económico que opera en el País Vasco y Navarra, y que implica que el Govern de la Generalitat pase a recaudar todos los impuestos. Los socialistas, por su parte, han empezado ya a hacerse suyo el término "singular", pero con matices.

Illa sostiene que el Gobierno responderá a la "singularidad" de Cataluña en financiación (leer noticia)