La Fiscalía marroquí da por cerrada la investigación que abrió tras la tragedia que se vivió hace dos años en su frontera con la ciudad de Melilla. Un intento de salto en el que participaron más de mil personas y que terminó con 23 víctimas mortales, según cifras oficiales, y unos setenta desaparecidos, según las organizaciones en defensa de los derechos humanos. El ministerio público ha archivado su investigación ante "la ausencia de indicios de delito" y que hubo un "uso proporcional de la fuerza" por parte de los agentes marroquíes, según informa EFE.

La Fiscalía marroquí archiva la investigación sobre la tragedia de Melilla (leer noticia)