Los mandatarios del G7, la siete democracias más industrializadas del planeta, han mostrado posturas divergentes sobre si plasmar el derecho al aborto en la declaración final de su cumbre en la región italiana de Apulia (sur) y por ahora se decantan por limitarse a defender los "derechos reproductivos".

El G7 se enreda en la defensa del aborto: Biden presiona y Macron y Meloni se enfrentan (leer noticia)